Hace más de dos décadas, en los Juegos Olímpicos de Atlanta, Nigeria se convirtió contra todo pronóstico en la primera nación africana en ganar el oro futbolístico. Todos hemos soñado alguna vez con ser la Nigeria de 1996, aquel combinado nacional entrenado por Jo Bonfrere y liderado por Nwankwo Kanu que hizo saltar la sorpresa al otro lado del charco colgándose una de las medallas más canallas y poéticas de todo el siglo XX.

Hungría, Japón, México, Brasil y Argentina vieron como les aplastaba la magia de un conjunto del que, semanas antes, cuando los deportistas se instalaban en la villa olímpica, nadie esperaba nada. Especialmente emblemático fue el cruce en semifinales contra los brasileños, con los que los nigerianos ya se habían enfrentado en la fase de grupos, perdiendo por 1-0 en el Orange Bowl. Al siguiente envite, sin embargo, se cobrarían la venganza para acceder al partido definitivo, y todo gracias a un Gol de Oro de Kanu, por aquel entonces todavía jugador del Ajax (el Inter lo ficharía al acabar el verano por 350 millones de pesetas), que a la postre se proclamaría máximo anotador del torneo gracias a sus 4 dianas.

Qué jugador. Y qué equipo.

 

LA PREVIA DE NIGERIA

EL DATO DE NIGERIA

EL PERFIL DE NIGERIA

ESTE 2018, NIGERIA HA SIDO NOTICIA POR…