Nigeria es el único de los cinco equipos africanos clasificados para Rusia’18 que también estuvo presente en el último Mundial. Un dato que deja en buen lugar a la selección que actualmente dirige Gernot Rohr, pues su regularidad es una excepción en un continente que se caracteriza por los constantes altibajos que sufren todos sus conjuntos.

De hecho, las Súper Águilas han llegado a encarrilar 36 encuentros sin perder en partidos clasificatorios para la Copa del Mundo. Un dominio salvaje que, si bien no se refleja tan claramente en el palmarés reciente de la Copa de África (los nigerianos no la levantan desde 2013, mientras que las dos últimas se las han llevado Costa de Marfil y Camerún), sí habla bien del compromiso y la calidad de una generación de futbolistas que han vuelto a proyectar el fútbol del país al mundo, siguiendo el ejemplo de lo que ya hicieron en su momento los Kanu, Okocha, Babayaro y compañía, con un oro olímpico en Atlanta incluido.

Esta nueva hornada de jugadores, como ya pasara en los 90, tiene una estrecha relación con la Premier, que le ha abierto las puertas de par en par a sus principales exponentes para exprimir su talento. Victor Moses, llamado a ser el estandarte del bloque, se ha ganado la titularidad estas últimas temporadas en el carril derecho del Chelsea; Kelechi Ilehanacho, el hombre gol del conjunto, dio el salto al profesionalismo desde la academia del Manchester City y hoy el Leicester disfruta de sus servicios después de haber pagado a los Citizens por él 28 millones de euros; Ahmed Musa, atacante velocísimo, también es propiedad del club del King Power Stadium (aunque este último curso ha jugado cedido en el CSKA de Moscú); y no hace falta recordar que Obi Mikel, su centrocampista más contrastado, defendió durante más de una década la camiseta de los Blues antes de poner rumbo a China el año pasado.

 

 

EL DATO DE NIGERIA

EL PERFIL DE NIGERIA

EL RECUERDO DE NIGERIA

ESTE 2018, NIGERIA HA SIDO NOTICIA POR…