A la espera de que el Mundial aclare si por fin está preparada para codearse con los más grandes, Bélgica ha calentado motores durante los meses previos completando una fase de clasificación casi perfecta, cediendo solo un empate en diez encuentros. Gran parte de la culpa la tiene Roberto Martínez, que ha sabido afilar el instinto ofensivo de una selección con muchísimos recursos en ataque (con 43 tantos a favor, ha empatado con Alemania como máxima realizadora).

Para ello, el entrenador nacido en Sabadell ha contado con la inestimable ayuda de uno de los dos mejores rematadores de cabeza del clasificatorio europeo (Romelu Lukaku, cuatro tantos con la testa, empatado con el sueco Marcus Berg) y del jugón más filigranero con diferencia (Carrasco, 33 regates completados). Sobre este segundo, sin embargo, planean ciertas dudas. La decisión que tomó Yannick el pasado mes de febrero de cambiar la liga española por la china (el Dalian Yifang dejó 30 millones de euros en las arcas del Atlético para culminar la operación) ha despertado la inquietud entre los que piensan que ese nuevo contexto que rodea al extremo, mucho menos competitivo, podría afectarle en Rusia.

 

LA PREVIA DE BÉLGICA

EL PERFIL DE BÉLGICA

EL RECUERDO DE BÉLGICA

ESTE 2018, BÉLGICA HA SIDO NOTICIA POR…