13 minutos; 13 minutos que Munir El Haddadi recordará eternamente. El día 8 de setiembre de 2014, supusieron cumplir el sueño de cualquier niño nacido en San Lorenzo del Escorial (Madrid) de debutar con la selección española absoluta; hoy, representan la losa que le impide defender la elástica de Marruecos, la del país natal de sus padres, en el Mundial de Rusia.

“Munir viajó al futuro y ahora quiere volver al pasado. En 2014 tenía una carrera tan halagüeña que decidió vivirla en el presente. Era una promesa, pero él quería cumplirse ya. Trece minutos ante Macedonia que nos aseguraban Munir para rato con La Roja. Pero al final lo del rato fue literal y Munir quedó condenado al ostracismo internacional”, escribía hace unas semanas Sergio Vázquez.

Y es que, después de aparecer por sorpresa en el panorama futbolístico en un mágico inicio de temporada en el que Luis Enrique le dio galones de titular en el Futbol Club Barcelona (14-15), después de estrenarse con la selección española de la mano de Vicente del Bosque al sustituir a Koke en el minuto 77 de un partido clasificatorio para la Eurocopa contra Macedonia (5-1); la estrella de Munir El Haddadi se fue apagando lentamente. Tras una cesión decepcionante en el Valencia (16-17), esta temporada el delantero recuperó la sonrisa en el Alavés, con 14 tantos y siete asistencias en 37 encuentros, e hizo que Hervé Renard le considerara como una opción a tener en cuenta para la Copa del Mundo; pero ni la FIFA, primero, ni el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), después, le han permitido volver a abrir una puerta que quedó tristemente cerrada para siempre cuando Munir tan solo tenía 19 años y siete días.

 

LA PREVIA DE MARRUECOS

EL DATO DE MARRUECOS

EL PERFIL DE MARRUECOS

ESTE 2018, MARRUECOS HA SIDO NOTICIA POR…