Junto al delantero del AZ Alkmaar Alireza Jahanbakhsh (pichichi de esta última Eredivisie con hasta 21 tantos en 33 encuentros), el ’33’ del Rubin Kazan, la gran estrella del combinado persa, es el futbolista en el que descansan las ilusiones de los ambiciosos aficionados iranís de superar la primera ronda de un Mundial por primera vez en su historia.

Sardar Azmoun, un espigado ariete (1,86 centímetros) que idolatra a Zlatan Ibrahimovic y que, en su juventud, regateó un futuro ligado al voleibol para dedicarse al balompié, debutó en el fútbol europeo recién cumplida la mayoría de edad, con diez años menos que Ali Daei. Ahora, casi cinco años después de aterrizar en el viejo continente y tras superar la desilusión de ser descartado por Carlos Queiroz para la Copa del Mundo de Brasil por ser demasiado joven, El Messi iraní (un apodo que le fue concedido por su importancia en la selección y al que hizo honor el 23 de noviembre de 2016, cuando, emulando al ’10’ de la Albiceleste, sentó a Jérôme Boateng antes de dejar su sello en uno de los goles más bonitos de aquella edición de la Champions League) aspira a liderar a su selección en el Mundial en Rusia.

“Tiene todas las cualidades para tener éxito al más alto nivel, pero tiene que mantener los pies en el suelo, trabajar duro y tomar las decisiones correctas. Si lo hace, podría ser una verdadera estrella del fútbol asiático en los próximos años”, remarcaba el seleccionador iraní en 2015 al ser preguntado por un jugador que en los últimos meses ha sido relacionado con equipos como el Everton, el Leicester o el Wolverhampton (“Quiero fichar por un gran club para crecer como jugador, pero voy a estudiar el momento de hacerlo con gran precisión. Estoy seguro de que pronto estaré jugando por un equipo top”, aseguró hace un año, cuando descartó una oferta del Liverpool porque sintió que “no era el momento adecuado para marcharme”); y que, el día 20 de junio, recibirá a España en su estadio, el Kazán Arena.

 

LA PREVIA DE IRÁN

EL DATO DE IRÁN

EL RECUERDO DE IRÁN

ESTE 2018, IRÁN HA SIDO NOTICIA POR…