Cristiano Ronaldo suma ya la friolera de 81 tantos con Portugal, pero aún tiene que superar a dos nombres históricos para convertirse en el máximo goleador internacional a nivel de selecciones: el húngaro Ferenc Puskás (84) y el iraní Ali Daei, el mejor futbolista de la historia en esta estadística con un total de 109 goles en 149 encuentros.

Tras destacar en el fútbol de su país natal y en el Al-Sadd catarí, el delantero persa recaló en el Arminia Bielefeld junto a su compatriota Karim Bagherim (1997). Tan solo un año después, Ali Daei firmó por el Bayern de Múnich por deseo expreso de Franz Beckenbauer, que vio en él un delantero alto e imponente físicamente con un gran olfato goleador, un excelente complemento para Carsten Jancker, Alexander Zickler, Mario Basler y Giovane Élber. Con la Bundesliga y la Copa de Alemania debajo del brazo, el que fue el primer futbolista asiático en disputar un encuentro de la Champions League se despidió del conjunto bávaro en 1999 para destacar en el Hertha de Berlín, primero, y para regresar a Irán, después.

Convertido en una auténtica leyenda del balompié persa, el Asian Player of the Year de 1999, el futbolista que lideró a la selección asiática en el Mundial de 1998 y en el de 2006, se retiró en 2007, dejando un récord que parece realmente inalcanzable. Con todo, el joven Sardar Azmoun, que, a pesar de tener tan solo 23 años, ya es el quinto máximo goleador histórico del conjunto persa con 23 tantos en 31 partidos, se ha presentado como un serio opositor a ocupar el enorme vacío que provocó Ali Daei al colgar las botas.

 

LA PREVIA DE IRÁN

EL PERFIL DE IRÁN

EL RECUERDO DE IRÁN

ESTE 2018, IRÁN HA SIDO NOTICIA POR…