Hasta hace solo cuatro meses, Franco Armani era un desconocido para la mayoría de los aficionados al fútbol. Pero desde que firmó por River Plate, procedente del Atlético Nacional de Medellín, su nivel de exposición ha aumentado varios peldaños de golpe. El buen rendimiento mostrado en uno de los conjuntos con más historia del fútbol argentino, primero, le abrió las puertas de la lista de Jorge Sanpaoli y la oportunidad de poder vivir un Mundial desde dentro; y ahora, tras la lesión de Sergio Romero, el que iba a ser el arquero titular de la Albiceleste durante el campeonato, todo apunta a que será el primer nombre de la alineación de un combinado que no tiene otro objetivo que el de acabar levantado la Copa del Mundo en Rusia.

Nacido en Casilda, un municipio de 35.000 habitantes de la provincia de Santa Fe, Armani ha contado en alguna ocasión que en su infancia ya sabía que no le quedaba otra opción que no fuera la de acabar protegiendo la portería con las manos, debido a que su hermano mayor, Leandro, soñaba con ser un goleador.

En River, todos asumen que este tipo de 31 años es una de las grandes figuras del equipo de Marcelo Gallardo. Ha mantenido la puerta a cero en doce de veinte partidos, llegando a permanecer 619 minutos sin encajar un solo gol. Por si fuera poco, fue protagonista en la Supercopa Argentina que los Millonarios le ganaron a Boca e incluso suena para sustituir a Gianluigi Buffon en la Juventus.

Como exponía recientemente en un artículo para esta revista Javier S. Soria, “las paradas de Armani han llamado la atención de todos, incluido de los periodistas, y la presión mediática también ha surtido efecto”. Este es su momento. Y quiere aprovecharlo.

 

 

LA PREVIA DE ARGENTINA

EL DATO DE ARGENTINA

EL RECUERDO DE ARGENTINA

ESTE 2018, ARGENTINA HA SIDO NOTICIA POR…