El combinado español no ha perdido ni un solo encuentro desde el 1 de setiembre de 2016, el día en el que la selección superó a Bélgica por un meritorio 0-2 en el Estadio Rey Balduino en el que fue el partido del debut de Julen Lopetegui en el banquillo. Desde entonces, 13 victorias (algunas de enorme prestigio, como el 3-0 contra Italia, el 0-2 contra Francia o el 6-1 contra Argentina) y cinco empates (entre ellos, un 1-1 contra Italia y un 2-2 contra Inglaterra); hasta 59 goles a favor y tan solo 12 en contra. De hecho, el conjunto nacional, que había vuelto a carburar tras ser rediseñado por el ya exseleccionador, es el único de los 32 que competirán en la Copa del Mundo de Rusia que no ha perdido ni un solo duelo en los últimos 22 meses.

Durante todo este tiempo, han brillado por encima del resto dos excelentes futbolistas como Isco o David Silva. Entre ambos, han anotado cerca del 35% de los 59 goles de España: nueve para el ’22’ del Real Madrid, entre los que hay que destacar un hat-trick contra la Albiceleste y un doblete contra la Azzurra; y once para el de Arguineguín, el elegante centrocampista que, a caballo entre la realidad y el ilusionismo, se ha erigido en la brújula del Manchester City de Pep Guardiola que ha pulverizado un sinfín de récords en la Premier League.

Justo por detrás de Silva e Isco, el tercer máximo goleador español en estos últimos 22 meses ha sido un Álvaro Morata (7) que ha acabado cediendo su billete para Rusia en beneficio del colchonero Diego Costa (6), del celtiña Iago Aspas (4) y del valencianista Rodrigo Moreno (2), uno de los siete futbolistas que, en 2013, ganaron el Campeonato de Europa sub-21 bajo las órdenes de Julen Lopetegui y que ahora representarán a España en el Mundial.

 

LA PREVIA DE ESPAÑA

EL PERFIL DE ESPAÑA

EL RECUERDO DE ESPAÑA

ESTE 2018, ESPAÑA HA SIDO NOTICIA POR…