La clasificación de Corea del Sur para estar entre las participantes del Mundial de Rusia ha sido de todo menos sencilla. Inició el camino hacia tierras rusas con Uli Stielike a los mandos, pero cuando las posibilidades de verse en la Copa del Mundo se torcieron, el técnico alemán fue reemplazado por Shin Tae-Yong -con Toni Grande como segundo entrenador-, exseleccionador de las categorías inferiores surcoreanas. Con él, la cosa tampoco cambió mucho y sufrió más de lo que se presuponía para conseguir su billete hacia el Mundial después de complicarse la vida en los duelos contra China y Catar, en los que perdió por la mínima.

Con apuro llegaron a una cita en la que, a priori, parten como la selección de su grupo con menos números de acceder a octavos de final. Por experiencia, conjunto y calidad, Corea del Sur se encuentra muy lejos de sus rivales -Alemania, México y Suecia-. Si quieren pelear por la clasificación, deberán pulir su orden y rigor defensivo para conceder menos ocasiones y encomendarse a la magia de Heung-Min Son, al liderazgo de Ki Sung-Yueng y esperar a que Hwang-Hee Chan sorprenda del mismo modo que lo ha hecho en el RB Salzburgo.

 

 

EL DATO DE COREA DEL SUR

EL PERFIL DE COREA DEL SUR

EL RECUERDO DE COREA DEL SUR

ESTE 2018, COREA DEL SUR HA SIDO NOTICIA POR…