Gales cambió su  formación durante la fase de clasificación, pero su sistema fetiche es el 3-4-2-1, el mismo que les ayudó a sembrar victorias en partidos clave, sobre todo en las salidas a Chipre e Israel y también en casa contra Bélgica. Chris Coleman siempre trató de alejarse del 4-3-3 de los primero partidos del combinado y decidió pasar a utilizar tres defensas centrales, táctica que también se adapta a los jugadores que el galés tiene a su disposición. Si bien el equipo volvió a usar la defensa de cuatro durante un par de partidos al principio de la campaña, todo se vio mucho más claro cuando se derrotó ampliamente a Israel en Haifa por 3-0.

LISTA23(M)Ese día, Coleman no solo dispuso una defensa de tres en cal campo, sino que también por tener dos números ‘10 ‘ sobre el verde (Gareth Bale y Aaron Ramsey) y la fórmula le funcionó espectacularmente bien. La anchura de campo la proporcionaron los extremos de ataque, con dos centrocampistas de contención –Joe Allen y Joe Ledley- dando a la defensa de tres seguridad y ofreciendo salida de pelota cuando gales tenía la posesión. Hal Robson-Kanu, ubicado en punta, estiró la defensa y generó el espacio suficiente para que Bale y Ramsey pudieran explotar. A la vista queda la estadística del duelo ante Israel: el segundo abrió el marcador y Bale anotó dos veces más en la que fue una de las actuaciones más completas del equipo en los últimos meses.

 

La importancia que tiene Bale para Gales es imposible negarla. Al delantero del Real Madrid le encanta jugar con su país y se deleita con la libertad de movimientos que Coleman le cede

 

Parece probable que Gales jugará exactamente de la misma manera en Francia. El sistema hace que el equipo sea difícil de romper – solo han encajado cuatro goles durante la clasificación- y proporciona a sus jugadores más influyentes, Bale y Ramsey, el escenario para atacar sin quedar aislados. Menos probable parece que Coleman llegue a Francia jugando con Bale de delantero. Lo intentó en noviembre de 2014 en Bélgica y, aunque Gales consiguió un valioso punto, Bale se pasó ese partido esperando balones que nunca le llegaban. De hecho, solo tocó el balón 18 veces en toda la noche. La importancia de Bale para Gales es imposible negarla. Al delantero del Real Madrid le encanta jugar para su país y se deleita con la libertad de movimientos que Coleman le cede. Anotó siete de los 11 goles de Gales durante la clasificación y fabricó otros dos. Por ello, el conjunto galés debe conseguir que Bale esté en contacto con el balón tanto como sea posible.

perfilMLa debilidad evidente de la selección de Gales es la ausencia de un delantero con calidad contrastada en la Premier League, por ejemplo. Simon Church, Sam Vokes y Robson-Kanu han postulado para el papel de delantero en el país pero ninguno de ellos ha resultado prolífico. Es casi seguro que Robson-Kanu será el que reciba el visto bueno dadas las circunstancias pero Gales no puede confiar mucho en él en materia de tantos.

Las decisiones clave giran entorno a si Chris Gunter jugará en la defensa central de tres hombres o como lateral. Lo más probable es que sea le veamos en el primer registro comentado, acompañado a Ashley Williams y a Ben Davies, firmes candidatos a jugar con Gunter en la defensa, dejando como carrilero derecho al jugador del Fulham Ashley Richards, quien estuvo impresionante durante la clasificación. El del Swansea Neil Taylor hará lo propio por el lado izquierdo. La otra única cosa que le queda pendiente a Coleman es la forma físcia de Ledley, que puede abrirle una puerta a Andy King, un mediocentro con gol que acaba de ganar la Premier League con el Leicester.

Una de las preocupaciones defensivas de Gales es su vulnerabilidad a balón parado. Los goles que encajaron contra Irlanda del Norte y Ucrania en los amistosos de marzo fueron ambos a balón parado, así como los dos goles que encajaron ante Bosnia en el único partido que Gales perdió durante la clasificación. Coleman es muy consciente de este problema y será interesante ver si considera la posibilidad de colocar a James Collins, del West Ham en el centro de la defensa para dar al conjunto más presencia física y aérea en su propia defensa.

ONCE PROBABLE_

Gales

LA SORPRESA_

A menos que Hal Robson-Kanu se convierta de la noche a la mañana en una estrella mundial y marque un montón de goles, será difícil ver a alguien emerger dentro de la escuadra galesa. Si Joe Ledley fallara a causa de una lesión, Andy King tiene el potencial adecuado para ser un suplente más que capaz de asumir el centro del campo. King tuvo muy mala suerte de acabar cruzando su trayectoria con la del excelente con las de N’Golo Kante y Danny Drinkwater en el Leicester, pese a que cada vez que tuvo la oportunidad de jugar estuvo excelente. El centrocampista es uno de esos jugadores al que se le subestima fuera de su club y de su país, peroque al mismo tiempo es muy apreciado por aquellos que juegan junto a él.

LA DECEPCIÓN_

Hay mucha expectación puesta sobre los hombros de Gareth Bale, y lo cierto es que casi pudieron oírse los jadeos en Gales cuando el jugador cayó por un calambre sobre el césped en la final de la Champions. Parece que Bale sabe sobrellevar la presión de jugar para su país y que, en gran medida, la nación dependerá de él para presenciar jugadas decisivas, pero para ello Bale puede contar con Aaron Ramsey, quien ha resistido a una temporada decepcionante en el Arsenal. Ramsey es a día de hoy un jugador de clase mundial y Gales le necesita para sacar lo mejor del conjunto británico en Francia.

LAS EXPECTATIVAS_

Bale mencionó el hecho de tratar de ganar la Eurocopa justo después de la final de la Champions League y precisamente ahora estamos viviendo una era en la que todo parece posible después de lo que ha logrado el Leicester. Siendo realistas, Gales buscará llegar a octavos de final. La eliminación en la fase de grupos sería una gran decepción pero, sin embargo, lograr el billete para octavos no parece tarea tan sencilla y mucho se determinará con lo que pase en los dos primeros partido del campeonato, contra Eslovaquia e Inglaterra. La apuesta es que la absoluta de Coleman acabe entre los 16 mejores, pero si Bale muestra su versión más fenomal, Gales podría ir más allá.

Stuart James | The Guardian

 


Este artículo forma parte de la red de medios que ha coordinado el diario inglés The Guardian de cara a la Euro2016. Se trata de una cooperación entre 24 de los mejores diarios y revistas de los países presentes este verano en Francia. Panenka es la cabecera escogida como representante de esa asociación en España.
mockup_portada_home_Panenka#53 copia

logo euro16 panenkapq