Si volvemos la vista atrás tenemos que acordarnos de la década de los 70. Fue la época dorada de Perú de la mano del mejor futbolista de su historia: Teófilo Juan Cubillas Arizaga. El Nene fue el máximo goleador y artífice de aquella selección histórica que ganó la Copa América y que llegó a cuartos de final en los Mundiales de México’70 y Argentina’78. Teófilo Cubillas era un centrocampista ofensivo de técnica exquisita, potencia, cambio de ritmo, habilidad para el regate y gran capacidad anotadora. Y, sobre todo, era un virtuoso en el lanzamiento de faltas directas.

Emergiendo desde el fútbol más humilde, debutó con la selección en 1968 y, ya en México’70, saltó a la fama a nivel mundial marcando cinco goles y conduciendo a Perú hasta cuartos de final. Tras la victoria de Brasil, Pelé declaró: “No se preocupen si no juego otro Mundial, ya tengo un sucesor y es Teófilo Cubillas”. Después de no clasificarse para la Copa del Mundo de 1974, un año después lo compensaría levantando la Copa América tras vencer en la final a Colombia. Cubillas fue el mejor de aquel torneo y entre sus tantos se recuerda el golazo por la escuadra de falta directa en la victoria contra Brasil, por 3-1.

En Argentina’78, antes de caer en segunda fase, anotó otros cinco goles en la fase de grupos. Uno de ellos, un tiro libre marcado contra Escocia, se considera aún hoy uno de los más bonitos de la historia de los Mundiales. Finalmente, participó en España’82, ya con 33 años, sin mucha fortuna. Tras la eliminación en la primera fase, Cubillas cerró su ciclo con la camiseta blanquirroja. Tal fue la dimensión del genial jugador peruano que está presente la lista de los 50 mejores jugadores del siglo XX elaborada por la FIFA; es el octavo goleador histórico de la Copa del Mundo y es también el máximo goleador de todos los centrocampistas en los Mundiales, superando a Maradona, Cruyff, Zico, Zidane y Platini. Uno de los más grandes.

 

LA PREVIA DE PERÚ

EL DATO DE PERÚ

EL PERFIL DE PERÚ

ESTE 2018, PERÚ HA SIDO NOTICIA POR…