Los tres últimos países que han conquistado la Copa del Mundo no brillaban por su juego en las alturas. Ni a Italia, ni a España, ni a Alemania les hizo falta ser excesivamente dominantes en este apartado del juego. Tocaban raso y excelentemente. Pero los balones aéreos pueden ser una gran baza y no solo cuando los partidos se atascan. En la fase de clasificación, Serbia fue la selección cuyos jugadores más envergadura promediaban, según un estudio del CIES Football Observatory y la FIFA.

En su camino a Rusia, en los partidos hasta llegar a la cita mundialista, los futbolistas empleados por el conjunto serbio promediaron 185,6 centímetros. Presumiblemente, la selección balcánica tendrá un muro difícil de superar en la retaguardia, compuesta por el arquero Vladimir Stojković (1,94 centímetros) o los zagueros Branislav Ivanović (1,85) y Miloš Veljković (1,87), entre otros. También, presumiblemente, estos últimos serán una amenaza cuando se incorporen en los saques de esquina que lancen los balcánicos.

En la medular, continúan los centímetros. Luka Milivojević y Nemanja Matić, pieza angular del Manchester United de José Mourinho, miden 1,86 y 1,94, respectivamente. Y la excepción que confirma la regla de este combinado es el joven del Benfica Andrija Živković, quien mide 1,69. Pero el jugador de la liga portuguesa tendrá que ganarse un puesto frente a dos torres: Aleksandar Prijović y Aleksandar Mitrović. Con estas alturas, no sería de extrañar que los serbios intentaran encestar en la portería contraria.

 

LA PREVIA DE SERBIA

EL PERFIL DE SERBIA

EL RECUERDO DE SERBIA

ESTE 2018, SERBIA HA SIDO NOTICIA POR…