El ‘Chucky’ Lozano, que sepamos, nunca ha matado a nadie. Tampoco ha sido poseído con magia vudú por parte de Charles Lee Ray ni ha protagonizado siete películas horrorizando al espectador y cargándose a todo el que sale por su paso. Eso sí, el apodo del joven futbolista mexicano guarda relación con este personaje ficticio.

Con solo once años recaló en las categorías inferiores de Pachuca, donde, aparte de ganarse una fama precoz por su facilidad para ver portería, también eran conocidas sus bromas a los compañeros de equipo. Por las noches, cuando todos los jóvenes canteranos iban a dormir, Hirving Lozano aprovechaba la ocasión para darles sustos. Se ponía debajo de la cama, al estilo Chucky, y cuando sus ‘víctimas’ se tumbaban para conciliar el sueño, el actual jugador del PSV Eindhoven aparecía por sorpresa para cagarles de miedo. A raíz de ello, los otros chavales de Pachuca le comenzaron a llamar así y él aceptó sin molestia. “En ese tiempo hubo dos compañeros que me dijeron: ‘¿Te gustaría que te dijéramos Chucky?’ Y yo dije que sí, que no había ningún problema. No me molesta y bueno, ahí surgió el apodo de Chucky, desde ahí hasta ahorita me dicen así”, explicó desde las redes sociales de la iniciativa ‘Yo soy mexicano’, impulsada por el gobierno azteca. 

 

LA PREVIA DE MÉXICO

EL DATO DE MÉXICO

EL RECUERDO DE MÉXICO

ESTE 2018, MÉXICO HA SIDO NOTICIA POR…