Advertisement

BORRACHERA DE HIMNOS_

En mayo el año 2015 Olga Rakitskaya organizó un concierto, al que asistieron los compañeros de su marido en el Shakhtar y sus familias. El punto más destacado de la noche fue el vídeo de su canción, “Hola, mi ciudad” una melodía sentimental que expresaba el deseo de volver a casa tras un largo tiempo fuera. La esposa embarazada de Darijo Srna incluso lloró; la trágica historia que rodea Donetsk es muy conocida y el lateral croata se ha convertido en un auténtico ‘Donchanin’. En cuanto al propio Yaroslav, muchos aficionados de la selección nacional se han irritado por el hecho de que no cante el himno nacional antes de los partidos. Olga explica que “Yaroslav está muy concentrado en el partido. Yo canto por él, viéndolo por televisión “También hay otra razón muy trivial: Rakitskiy dice, simplemente, que él no puede cantar a menos que esté borracho.

LA PIEL MÁS CRÍPTICA_

El segundo portero de Ucrania es un museo andante del tatuaje, un reconocido experto en la materia dentro del fútbol ucraniano. El jugador del Besiktas se hizo su primer tatuaje a los 17 años, y ahora tiene tantos que casi podría cobrar dinero por los interesados en verlos. Los significados de los dibujos no están siempre muy claros, y Boyko no se esfuerza por explicarlos, pero los nombres de sus padres – Alexander e Irina – se pueden ver junto con el signo del zodíaco Acuario y, por cualquier razón, Drácula. La vida de Boyko ha estado llena de aventuras, por lo que su manía de los tatuajes es muy apropiada.

LA PIEL MÁS CRÍPTICA_

Gusev, de 33 años, es un líder con mucha experiencia tanto en el Dinamo Kiev como en Ucrania, aunque los años han comenzado gradualmente a pesar. Llegó al máximo nivel partiendo de la nada, empezando por el club ya extinto de tercera división, Frenzenets League 99, de la ciudad de Sumy. Fue el ex entrenador de Arsenal Kiev Viacheslav Grozni quien vio por primera vez su talento, abriendo su camino para llegar a la cima en el Dinamo.Su evolución es, de hecho, una especie de milagro: Gusev sufrió problemas de salud cuando era un niño y, por lo tanto, no fue llamado al servicio militar, una circunstancia conocida como “conseguir el boleto blanco” en Ucrania y otros estados de la ex Unión Soviética. Afortunadamente, no paró de jugar al fútbol, y, de hecho, la mayor amenaza para su vida procedió de un jugador rival. Ese hombre fue Boyko, cuya rodilla golpeó a Gusev en la cabeza cuando ambos pugnaban por un balón aéreo en el partido entre el Dinamo y el Dnipro en 2014. Gusev cayó y no mostraba signos de vida; resultó que se había tragado la lengua y fue salvado por el jugador georgiano del Dnipro Jaba Kankava, quien liberó sus vías respiratorias y le practicó el ‘boca a boca’. Esa rápida reacción le ayudó a recobrar el sentido y se pudo marchar con apenas un golpe.

LA LEY ES LA LEY_

Denis Garmash, centrocampista del Dinamo de Kiev, es un jugador extraordinario, conocido no sólo por sus cualidades futbolísticas sino por un temperamento explosivo que puede llevar tanto a él como a su equipo en problemas. Este es un pequeño secreto para aquellos que están familiarizados con el fútbol de Ucrania; menos conocida es la historia de su lugar de nacimiento, Melovoye. Su ubicación trae a la mente la película franco-italiana de 1958, “La ley es la ley”, cuya acción se desarrolla en un pueblo que se encuentra directamente en la frontera entre Francia e Italia, con un montón de situaciones tragicómicas. Melovoye se encuentra en mitad de la frontera entre Ucrania y Rusia, y el límite atraviesa los parques locales, calles e incluso un salón de belleza, dos tercios del cual se ubican en Ucrania.

Artem Frankov | | Football.ua

 


Este artículo forma parte de la red de medios que ha coordinado el diario inglés The Guardian de cara a la Euro2016. Se trata de una cooperación entre 24 de los mejores diarios y revistas de los países presentes este verano en Francia. Panenka es la cabecera escogida como representante de esa asociación en España.
mockup_portada_home_Panenka#53 copia

logo euro16 panenkapq