Que Aron Gunnarsson sea todavía el capitán de Islandia demuestra la estima que le tienen sus técnicos Lars Lagerback y Heimir Hallgrímsson. Poco después de recibir el brazalete, en octubre de 2012, Gunnarsson comentó a los jugadores islandeses que no salieran del hotel antes de un partido de clasificación en Tirana porque la mayoría de albaneses eran “unos criminales”. Después de aquello, el centrocampista del Cardiff City podría haber perdido fácilmente la capitanía, pero, quizás la rápida disculpa o a la sospecha que la traducción de su frase no le jugó una buena pasada, convenció a Lagerback y Hallgrímsson para que no le retiraran su apoyo.

LISTA23(M)Casi cuatro años después, y tras haber guiado a Islandia a la primera Eurocopa de su historia, la decisión de los técnicos parece que fue la más acertada -Gunanrsson ha tenido un impresionante rendimiento con la selección desde que se produjo aquel incidente-. “Lo manejó muy, muy bien. Cometió un error, lo admitió y pidió disculpas a todos. Estuvo bien”, comentó recientemente Lagerbäck en una rueda de prensa.

Nombrado capitán cuando solo tenía 23 años, Gunnarsson asumió el desafío y maduró para hacer frente a sus responsabilidades. Es claramente el líder del equipo, es ambicioso, pasional y su espíritu combativo simboliza a la perfección el sistema de juego islandés. Incansable luchador de balones, el equipo es más vulnerable en la zaga cuando Gunnarsson no forma parte del once. Y también ha aportado cosas en ataque: marcó dos goles en la fase de clasificación, incluyendo el vital tanto del empate en la victoria sobre la República Checa (2-1) del pasado mes de junio.

 

Nombrado capitán cuando solo tenía 23 años, Gunnarsson asumió el desafío. Es claramente el líder del equipo: ambicioso, pasional y con un gran espíritu combativo

 

No es precisamente un goleador, aunque anotó en su primer partido de Premier League con la camiseta del Cardiff, en agosto de 2013; su seña de identidad en la capital de Gales -y en el Coventry, su primer club en Inglaterra- son sus saques de banda largos a lo Rory Delap. A los que han seguido su carrera desde sus inicios, no les sorprende esta cualidad de Gunnarsson, dado que en su juventud fue un excelente jugador de balonmano que también podría haber hecho carrera en ese deporte, como su hermano Arnór. De hecho, se convirtió en uno de los jugadores más jóvenes en debutar en un partido de balonmano en Islandia, a los 15 años, pero al cumplir los 17 decidió optar definitivamente por el fútbol, fichando por el AZ holandés.

Arnór, que también representa a Islandia en su disciplina, y que juega en la Bundesliga alemana de balonmano, declaró al diario islandés Morgunblaðið: “Cuando no competíamos el uno contra el otro en fútbol o balonmano, encontrábamos la manera de seguir compitiendo en terrenos que no tenían nada que ver con el deporte. Cosas como ser el primero que se acaba el tazón de cereales, el primero en finiquitar el pescado durante la cena o el primero en llegar al coche cuando íbamos a algún sitio.

ISLtacticaMProvisto de un espíritu competitivo enorme, Gunnarsson debutó como internacional a los 18 años y forma parte de la generación dorada que se clasificó para la Eurocopa sub-21 de 2011, junto con Gylfi Sigurdsson, Kolbeinn, Sigtórsson, Alfred Finnbogason, Jóhann Berg Gudmundsson, Mirkir Bjarnason y Rúrik Gïslason. Gunnarsson fue el primero de todos ellos que destacó también en la absoluta, y desde entonces se ido convirtiendo en inamovible.

En los años recientes, ha dado grandes resultados la sintonía que mantiene con Sigurdsson, formando ambos un pilar vital en el centro del campo y sirviendo como enlace entre la defensa y el resto del equipo. Su posicionamiento ha ido mejorando durante los años: al llegar a la selección, Gunnarsson tendía a perder la posición y a correr, anárquico, alrededor del campo, pero hoy mantiene su rol defensivo con solvencia, permitiendo a Sigurdsson más libertad de movimientos.

“Aron ha jugado muy bien durante la fase de clasificación, le da equilibro al equipo. Hay que jugar muchos partidos para asumir ese rol, jugar para mejorar al equipo y leer las situaciones en el campo. Por supuesto, no es fácil”, comentó Lagerbäck hace unos meses.

Quizás la mayor prueba para entender el peso de Gunnarsson en el equipo la tuvimos cuando se lesionó en el hombro en un partido de clasificación para el Mundial de 2014 contra Eslovenia, en 2013 -una baja que coincidió con la eliminación de Islandia a manos de Croacia en las eliminatorias de acceso a la fase final de Brasil-. Por suerte, los largos saques de banda no se vieron afectados y el capitán de Islandia tiene ahora la oportunidad de liderar a su equipo en una gran competición.

Kristján Jónsson | | Morgunbladid

 


Este artículo forma parte de la red de medios que ha coordinado el diario inglés The Guardian de cara a la Euro2016. Se trata de una cooperación entre 24 de los mejores diarios y revistas de los países presentes este verano en Francia. Panenka es la cabecera escogida como representante de esa asociación en España.
mockup_portada_home_Panenka#53 copia

logo euro16 panenkapq