Nacido en Turquía en 1961, emigrado con sus padres a la áspera RFA de los 70, y criado en una Bundesliga que entonces recibía a los escasos futbolistas foráneos con gritos de “Ausländer raus” (inmigrantes fuera): Erdal Keser dibuja una trayectoria cruzada entre Alemania y Turquía, entre Borussia y Galatasaray. Por eso charlamos con él sobre los rivales de Málaga y Real Madrid, y sobre las relaciones futbolísticas entre sus dos países. No en vano, hasta el pasado septiembre dirigió la Oficina de Captación de la Federación Turca en Alemania: que los Altintop o Sahin jueguen con la media luna en el pecho es cosa suya. En cambio, Özil se le escapó.

– Usted, como ex de ambos equipos, soñará con una semifinal entre Borussia y Galatasaray.

En realidad, con lo que sueño es con una final, aunque parece bastante complicado con el marcador que sacó el Galatasaray en el Bernabéu.

– Comencemos por Dortmund. ¿Qué le espera al Málaga esta noche?
El Borussia es favorito, tiene un equipo muy joven pero acostumbrado a jugar juntos. Saben a lo que juegan. El Málaga tiene buenos futbolistas pero no intuyo un espíritu colectivo similar. Por eso creo que el Dortmund tiene más opciones, aunque no será fácil.

– ¿Qué debilidades tiene el Borussia?
A pesar de esa experiencia como conjunto, les falta fuerza para darle la vuelta a los partidos. Y en los últimos encuentros estoy detectando un cierto problema con el gol: necesitan muchas ocasiones para marcar un tanto.

– ¿A qué jugador del Málaga temen en Alemania?
Isco, desde luego, es un gran jugador. Suena para el Bayern con Pep Guardiola y no desentonaría. Y en jugadas a balón parado quizá Demichelis, por aquello de que jugó en la Bundesliga, es el más conocido.

“Gündogan elige cuándo parar el juego y cuándo lanzarlo con velocidad. Sahin ha jugado poco en Madrid y en Liverpool y, en este tiempo Gündogan, le ha adelantado”

– ¿Qué importancia tiene Gündogan en el BVB?
Es el corazón del centro del campo, cumple el papel de Sahin, elige cuándo ha de tranquilizar el juego y cuándo ha de lanzarlo con velocidad. Sahin ha jugado poco en Madrid y en Liverpool y, en este tiempo Gündogan, le ha adelantado. Por eso Klopp no contempla la pertinencia de hacer ningún cambio. En Dortmund el doble pivote es cosa de Gündogan y algún otro compañero más defensivo: Kehl o Bender.

– Y por delante Reus, Götze y Lewandowski, un triplete que intimida. ¿Se quedarán en Dortmund?
Reus y Götze tienen contratos largos y creo que se quedarán pero es verdad que tienen muchos ojos puestos en sus actuaciones, especialmente en esta Champions. Lewandowski es otra historia: intuyo que se marchará al acabar esta temporada con rumbo a otro país.

– Hablemos ahora del encuentro de Estambul. ¿Lo tiene hecho el Real Madrid?
Es complicadísimo para el Galatasaray, pero si consigue un gol tempranero el ambiente le puede dar alas. Está claro que la ausencia de Burat Yilmaz pesará mucho, pero para eso se fichó a Drogba en invierno.

– ¿Cómo es Fatih Terim en las distancias cortas?
Lo conozco bien porque jugamos juntos en la selección: compartíamos habitación. Y te puedo decir que entonces ya era muy emocional, siempre metiendo presión y tratando de que todos estuviéramos enchufados los 90 minutos. Luego, como entrenador, no ha hecho más que continuar con esa forma de entender el fútbol.

– Hablando de emotividad. ¿Puede pasarle factura a Mesut Özil la presión de jugar en Turquía?
Le pitará todo el mundo, tendrá que estar muy tranquilo. Aunque es joven y ciertamente en la final de la Copa de la UEFA que se disputó en Estambul [Werder-Shakthar, 2009] tuvo un papel muy discreto, creo que en estas temporadas en España ha ganado fortaleza mental.

– Para Altintop también será un partido intenso. Un futbolista al que usted ‘reclutó’ para la selección turca.
Es verdad, el no jugó demasiado en el Madrid y eso seguro que le incentiva. Pero decir que lo recluté es demasiado: simplemente él se sentía más turco que alemán. En estos casos siempre digo que han de mandar las razones del corazón.

– Bueno, pero usted como director de la oficina de la Federación Turca en Alemania alguna vez se toparía con algún jugador que habrá decidido por conveniencia.
Si te refieres a ese cálculo de “Opto por jugar con Turquía porque con Alemania no tendré opciones”, no. A mí, el jugador que realiza ese tipo de planteamiento no me interesa. Los Altintop y Özil nacieron en la misma ciudad [Gelsenkirchen], comenzaron en el mismo club [el Schalke] y, sin embargo, unos eligieron representar a Turquía y el otro a Alemania. Perfecto: es respetable. Supone una elección muy personal, en función del tipo de educación que te hayan dado en casa, el tipo de amistades que tuvieras…

“La federación germana necesita organizadores de corte creativo, de los que abundan en Turquía. Y nosotros buscamos ese perfil que la Bundesliga siempre ha generado en abundancia: centrales, centrocampistas defensivos”

– ¿Qué tipo de futbolistas busca preferentemente la Federación Turca en las canteras alemanas?
A nosotros, el perfil de Özil nos sobra. Hace unas temporadas no tanto, por eso convencí a los Altintop, a Bastürk o a Sahin de aceptar la llamada de la media luna. Pero ahora, en cambio, tenemos algún defícit a la hora de sacar futbolistas defensivos. Por eso no competimos con la DFB [Federación Alemana], en realidad casi colaboramos con ellos. La DFB necesita Spielmacher, organizadores de corte creativo, de los que abundan en Turquía. Y nosotros buscamos ese perfil que Alemania ha generado históricamente en abundancia: centrales, centrocampistas defensivos, futbolistas duros en el uno contra uno. En contra de lo que algunos piensan, Alemania y Turquía no se molestan ni colisionan a la hora de captar internacionales en las categorías inferiores.

Foto: Kai Griepenkerl