No habían pasado ni 20 minutos de la primera semifinal de la FA Cup, disputada el sábado, entre el Reading y el Arsenal cuando a Pavel Pogrebnyak ya se le notaban los achaques: recibía de espaldas, lejos del área y con sus movimientos lentos buscaba ser el faro para iniciar los ataques del equipo de Championship.

El que fuera máximo goleador de la Copa de la UEFA 2007/08, pese a perderse la final por sanción, y no estar en la Euro 2008 por una lesión el mismo día que daba comienzo el torneo, es un tipo lento, muy lento, pero tiene oficio. Cumple su tercera temporada en The Royals y acumula 28 goles en 105 partidos. Ante el Arsenal tuvo que fajarse, no concretar balones que le cayeron y disparar sin fortuna.

Por zona mixta salió de la misma forma que se movió en Wembley. Sin cambiar el rictus, con un paso tranquilo, el que utilizó en el centro que supuso el empate. Ganó un balón en la banda, se dirigió a línea de fondo y cuando parecía que el esférico se iba a perder más allá de la cal metió la bota para que el jamaicano Garath McCleary estableciese las tablas.

También siguió el mismo protocolo cuando Steve Clarke decidió dar entrada a Yakubu en su lugar. Trote tranquilo pese a ir perdiendo a falta de nueve minutos para concluir la prórroga, pero esta vez hubo banda sonora. Los aficionados del Reading que abarrotaban un Wembley casi a pleno rendimiento (84.081 espectadores sobre 90.000) dejaron sus uñas a un lado para dar acción a las palmas.

El desenlace se había producido menos de diez minutos antes. Un chut sin demasiado peligro de Alexis Sánchez se coló entre las piernas del australiano Adam Federici, que empañó un examen que iba para nota. Salió llorando, mientras los seguidores del Arsenal se iban coreando la banda sonora que amenizaba la salida de unos y otros de Wembley. Federici, que estaba llevando sobre su espalda el intento de milagro de Reading se disparó en el pie.

Las balas perdidas de Pogrebnyak acabaron en el corazón de los seguidores del Reading tras atravesar a Federici. ‘Concluye’ una temporada para el Reading en la que va a acabar en la parte baja de la Championship tras haberse dejado llevar en el torneo de la regularidad en el último tramo del mismo. Descenso evitado, pero la gloria le fue esquiva en la FA Cup. ¿Volverán a Wembley algún día? Cayeron en el penúltimo paso de su ansiado primer título.