Hace un año escribimos un texto sobre la generación del 2007 que se juntó en el Standard de Lieja, fue todo un equipazo que logró juntar a Mbokani, Axel Witsel, Fellaini, Dante, Benteke, Defour o Mangala. Evidentemente poco le duró aquella plantilla al conjunto de Lieja, pero tuvo la oportunidad de reunirlos en el mismo espacio de tiempo. Algo que no pudo hacer el Genk. El club, que apenas cuenta con 30 años de vida, ha logrado tres ligas belgas y cuatro copas durante este tiempo. Si hubieran coincidido varios de sus prometedores futbolistas posiblemente las vitrinas estarían más llenas, incluso en Europa podrían haber dado algún susto importante. No era fácil adivinar que años después estos jugadores, de edad parecida, iban a mover tanto dinero y estarían en los grandes clubes del continente. Vamos a repasar la lista de futbolistas que pudieron coincidir y hacer del Genk un club dinástico en Bélgica.

Thibaut Courtois (26 años; 2009-2011)

Pese a que en 2009 debutara con el primer equipo del Genk, Courtois llegó al club con apenas siete años. Con tan solo 16 debutó en la portería y poco después ya había sido campeón de liga y elegido mejor portero de la temporada, estos hechos llamaron la atención de varios clubes de Europa. El Chelsea fue el más rápido de todos y logró llevarse al prometedor portero en el verano de 2011 por nueve millones, una apuesta que con el paso del tiempo podemos comprobar que les salió perfecta. Una gran temporada en la élite le sirvió a Courtois como trampolín, después ya sabéis todos los títulos que ha conquistado con el Chelsea y Atlético de Madrid. El mejor portero del Mundial de Rusia ha movido 44 millones de euros en traspasos. El Real Madrid, sin duda, ha firmado a un seguro de vida.

Kevin De Bruyne (27 años; 2008-2012)

Courtois y De Bruyne sí pudieron coincidir en el Genk, ambos fueron campeones en la segunda liga del club. De hecho, las carreras de ambos fueron idénticas en sus inicios: entraron jóvenes en su cantera, debutaron a la vez y ambos se fueron casi a la vez al Chelsea. Cinco goles anotó De Bruyne el año del campeonato, ya un curso atrás lo había jugado prácticamente todo en liga. Si Courtois había salido el verano de 2011, el jugador nacido en Gante lo hizo en enero de 2012. El club londinense pagó cifras similares, en este caso soltó ocho millones por el prometedor futbolista ofensivo. En el Chelsea no llegó a contar con los minutos necesarios y en la Bundesliga sí demostró lo que se esperaba de él, tanto Werder Bremen como Wolfsburg pudieron disfrutar de un talento único. Ahora en el Manchester City todos lo conocemos. 106 millones de euros ha movido el bueno de Kevin De Bruyne, no está nada mal.

Christian Benteke (27 años; 2007-2009 y 2011-2013)

El delantero nacido Kinshasa tuvo dos tramos de su carrera en el Genk, entre una y otra logró el título de liga con el Standard de Lieja. Benteke no coincidió con Courtois pero sí lo hizo durante un breve espacio de tiempo con De Bruyne, antes de que este se fuera en enero al Chelsea. De hecho esa temporada, la 2011-2012, es en la que logró anotar 16 goles en liga y llamó la atención del Aston Villa. Nunca antes había logrado unas cifras así, cuando era futbolista del Standard lo cedieron al Kortrijk y allí sí anotó 14 goles. Poco duró Benteke en el Genk, sumó tres goles en los primeros cinco partidos de liga y el Villa pagó 9 millones por él en el verano de 2012. Sus tres temporadas en Birmingham fueron buenas, sobre todo la del debut con 19 goles en la Premier. Jamás ha vuelto a repetir esas cifras. Sus números fueron bajando pero esto no evitó que el Liverpool pagara 46 millones por él y un año después el Crystal Palace invirtiera otros 31. A sus 27 años ha movido 87 millones de euros.

Kalidou Koulibaly (27 años; 2012-2014)

Durante apenas cinco partidos coincidieron Benteke y Koulibaly, ya veis que conforme un notable futbolista llega al Genk otro lo abandona. El senegalés fue fichado el verano de 2012 procedente del Metz a cambio de poco más de un millón. Su ascensión desde entonces fue meteórica, disputó dos temporadas completas, jugando todo, antes de que el Napoli le llamara a su puerta. Koulibaly era tan solo un proyecto de buen central, rápido, de gran envergadura y físicamente una bestia. Apenas ocho millones pagó el club italiano por sus servicios, posiblemente esta haya sido una de las mejores compras que hayan realizado. Desde que llegó a Nápoles su valor se ha triplicado, el presidente De Laurentiis ha confirmado que ha llegado a rechazar hasta más de 50 millones del Chelsea por el central senegalés. De momento no ha decidido cambiar de club, se siente importante y muy querido por una afición que lo adoran. Koulibaly se ha convertido en la imagen en contra del racismo.

Sergej Milinkovic-Savic (23 años; 2014-2015)

De toda esta lista, el que menos duró en Gante fue el serbio nacido en Lleida. El verano en el que Koulibaly abandona Bélgica, llegó procedente de la Vojvodina el joven talento serbio. Todo en la carrera del talentoso mediocentro ha ido a gran velocidad. Cuando tan solo había disputado su primera temporada como profesional, y logrado la copa serbia, el Genk se lo llevó por un millón de euros. La dirección deportiva belga no dudó del talento que ahí se escondía, en 2013 ya había sido campeón de Europa sub-19 y dos años después sería campeón del mundo sub-20, siendo el gran protagonista del torneo. De hecho, su gran actuación en el Mundial hizo que le fuera imposible al Genk poder retener al joven serbio, la Lazio pagó 18 millones. Una cifra que en 2015 podía parecer una locura, pero que a día de hoy, teniendo en cuenta su valor actual, nos parece un negocio redondo. Estamos convencidos de que su siguiente traspaso oscilará los 100 millones. Milinkovic-Savic anotó cinco goles en sus únicos 24 encuentros de liga belga.

Wilfred Ndidi (21 años; 2015-2017)

Ndidi comenzó a jugar en Nigeria pero en 2014 el Genk lo firmó tras un periodo de prueba, un año después debutaría como profesional. Llegó a la vez que Milinkovic-Savic, pero mientras el serbio acumuló más de 20 encuentros, el nigeriano tan solo sumó seis. Ya en la 2015-2016 se convierte en pieza fundamental del Genk, su ascensión en tan solo un año fue meteórica. Comenzó a demostrar que era un medio que ocupaba prácticamente todas las zonas del campo, esto sumado a su gran proyección hizo que varios equipos se fijaran en él. En enero de 2017 el Leicester pagó 17 millones por él, llegó con gran presión ya que muchos veían en Ndidi el relevo de Kanté, siendo ambos futbolistas muy distintos. Sus primero meses no fueron sencillos, pero ya la pasada temporada se mostró más sólido. Terminará en uno de los mejores clubes de Europa.

Leon Bailey (21 años; 2015-2017)

El jamaicano llegó tras la salida de Milinkovic-Savic y tras coincidir con Ndidi, ambos salieron en el mismo mercado de invierno en 2017. Bailey comenzó su carrera en Jamaica antes de llegar a Europa, su talento era incuestionable pero varios clubes no pudieron ficharle debido a que entonces era menor de edad. Lo explicamos en el artículo sobre su figura. Tan solo un año completo estuvo en el Genk, tiempo suficiente para observar en el jamaicano un talento enorme. Su magnífica Europa League le puso en el escaparate y así es como el Bayer Leverkusen soltó 13 millones. Sus primeros meses en Alemania fueron duros, no se terminó de adaptar y apenas dispuso de minutos. Ya la temporada pasada, la primera completa, se salió, anotó nueve goles y fue uno de los futbolistas de los que más se habló en la Bundesliga. Debido a su juventud y su gran proyección, que no os extrañe ver a Bailey en uno de los mejores equipos del mundo de aquí a no muchos años.