Primero fue Munir El Haddadi. Luego le tocó a Sandro Ramírez. Y ahora le ha llegado el turno a Sergi Samper. Los primeros compases de la ‘época Luis Enrique’ en Barcelona están dejando, entre otros síntomas refrescantes, un rastro de nombres y apellidos de corta edad que, en apenas días, han multiplicado sus resultados de búsqueda en Google. Una nueva oleada mediática, la enésima, se ha lanzado sobre sus prometedoras figuras con tal de desnudar y dar a conocer hasta el más ínfimo detalle de sus trayectorias. Ocupan portadas, páginas dobles e incluso columnas de opinión. Son los nuevos héroes de la corte azulgrana. Necesitamos saberlo todo de ellos. Cómo visten, qué voz tienen, cuál es su entorno, qué anécdotas han marcado su infancia o hasta que número de calzado gastan. Ah, y como le dan al balón, por supuesto. Todo. Y de mientras, esos muchachos, todavía incrédulos ante el ajetreo de flashes y aplausos que les están cayendo encima, buscan el mejor consejo para digerirlo todo de un solo trago.

El último de la lista, Samper (Barcelona, 1995), justo ahora tiene edad para empezar a sacarse el carné de conducir. En su caso, el interés que ha generado es doble: con su debut oficial y titularidad el miércoles pasado ante el Apoel, relegando al banquillo a Busquets, culminó una efeméride que le ha costado 13 años de su vida. Desde los seis en el club culé, este mediocentro de piernas flacuchas y toque finísimo es el primer jugador en la historia de la entidad que realiza el proceso de aprendizaje completo por sus canteras, de la Escuela al primer equipo, y sin cesiones a otros equipos de por medio. “Un jugador cien por cien Barça”, no han tardado en titular algunas cabeceras del país. Lo cierto es que el chico lleva un par de días estando en boca de todos. Y nosotros, sabiendo que ya está casi dicho todo sobre él, tratamos ahora de recopilar los comentarios que ha levantado el ‘boom’ del chico en el mundo del fútbol recientemente. Sean entrenadores, compañeros de vestuario, periodistas u otros elementos del entorno. Todos le señalan.

Eduardo López (su entrenador de tenis): “El primer deporte que practicó Sergi fue el tenis. Tenía buenas cualidades con la raqueta pero hubo un momento, en edad infantil, en el que tuvo que decidirse entre eso y el futbol. Su abuelo fue quién le consiguió una prueba para la FCBEscola. Está claro que tomó la decisión correcta”.

Andrés Carrasco (su entrenador en benjamines): “Cuando le vi por primera vez siendo un chico ya me recordó a Schuster. Un jugador rubio y muy vistoso. Aunque su sitio natural es el de mediocentro, en algunos equipos le probamos también como interior. Samper es un ejemplo clarísimo del jugador típico de la Masia: solo hace falta ver como protege el balón cada vez que lo tiene”.

Mike Puig (Director FCBEscola 2004-2010): “Que Sergi Samper sea el primer jugador de la Escola, que tiene más de veinte años de historia, en debutar con el primer equipo, explica lo complicada que es esta proeza para cualquier chico. Mantenerse tantos años en un club como el Barça es complicadísimo, deben protegerte y tener un nivel único. Sergi lo ha conseguido porque como jugador es extraordinario, y porque tiene la cabeza más amueblada que muchos otros jóvenes”.

“La primera vez que le vi me recordó a Schuster. Era rubio y muy vistoso. Sergi es el claro ejemplo del típico jugador de la Masia: solo hace falta verle proteger el balón” ANDRÉS CARRASCO (su entrenador en benjamines)

Luis Enrique (su entrenador actual): “Ya lo conocía perfectamente, de haberlo seguido en las inferiores de club. Ya habéis visto que tiene la personalidad para debutar en un partido de Champions, jugar noventa minutos y tan sólo cometer un error, y además en un pase sin importancia. Tiene la personalidad correcta para ayudar al equipo y nos va a servir seguro para este viaje”.

Marc Bartra (su compañero de vestuario): “Sergi es un jugador que tiene perfil Barça. Estoy contento por él porque es un buen chico y porque llevaba muchísimos años en la casa esperando este momento. Me acuerdo cuando casi no levantaba un palmo del suelo y yo ya le veía jugar con los benjamines. Ha ido de categoría en categoría, y si sigue trabajando y mejorando a este ritmo, puede estar muchos años más aquí”.

‘Lobo’ Carrasco (ex –jugador del club): “Tiene mucha pluma y personalidad, y está capacitado para coger al equipo y conducirlo. No se achica nunca. En su debut leyó cada acción perfectamente y quiso poner en más problemas a Luis Enrique, que es lo más importante”.

Aritz Gabilondo (AS):“Resulta complicado de pensar por lo joven que aún es Busquets, pero jugadores como Sergi Samper o Rubén Pardo deberían ser los substitutos del de Badía y de Xabi Alonso en la selección española del futuro. Son mediocentros con función de motor pero con estilo para iniciar y dominar el juego”.

Carlos Canyadas (Perarnau Magazine): “A pesar de que tiene 18 años, juega con la veteranía de uno de 30. Es calidad pura, es fútbol por las ramas, es diferente a todo y todos. Siempre bien perfilado, con un giro a lo Xavi, con un buen giro de cintura y un buen tobillo para poder jugar a un lado y a otro, no necesita tiempo, tampoco espacio, él es creador de las dos cosas de por sí, por su colocación y por su calidad, por su tranquilidad y su velocidad, por su interpretación de todo lo que hace y el conocimiento de todo lo que tiene que hacer”.

Pete Jenson (‘Daily Mail): “Su toque de balón y su manera de pasárselo al compañero –trabajados durante mucho tiempo en el club- son lo que realmente le hace destacar sobre el resto. Huele el peligro, se anticipa a los contrarios y demuestra que no te hace falta estar mucho más desarrollado físicamente que el oponente, sino ser más inteligente que él, para dominar tu zona. Ante el Apoel conocimos al nuevo Sergio Busquets”.