Tras estirar más de lo esperado su carrera como internacional, Darijo Srna anunció al término de la pasada Eurocopa que ya no volvería a enfundarse la camiseta de la selección croata. Parecía que ese momento no llegaría nunca. Pero llegó. Un día después de la eliminación de los balcánicos a manos de Portugal, el capitán puso el punto y final a la aventura. Y lo cierto es que la despedida no fue para nada sencilla. No, no es una frase hecha. Srna dijo adiós al combinado nacional tras vivir uno de los torneos más duros de toda su carrera.

Durante el partido de la fase de grupos contra Turquía, su padre falleció. El carrilero se enteró pocos minutos después de acabar el encuentro, en el vestuario. Tuvo que abandonar la concentración en Francia para acudir al funeral. Aunque luego volvió, y fue titular en los siguientes tres partidos del equipo, que dijo dedicar a su progenitor.

Fue una de las notas más tristes de una Euro en la que Croacia, una vez más, cometió el error de ir de más a menos. Tras un gran arranque de campeonato, en el que sorprendió al resto del continente por su descaro y verticalidad, se quedó sin energía en los octavos (ni un solo remate a portería en 90 minutos), y un gol de Quaresma en la prórroga la apeó del cuadro.

 

LA PREVIA DE CROACIA

EL DATO DE CROACIA

EL PERFIL DE CROACIA

ESTE 2018, CROACIA HA SIDO NOTICIA POR…