Incluso para los más entregados, no es una tarea fácil ser seguidor del Hammarby: este popular club situado en el barrio de Södermalm de Estocolmo hace años que viene compitiendo en la segunda división del fútbol sueco, los valores que lo han regido desde su fundación se están viendo erosionados, y han tenido que abandonar el Söderstadion, su hogar de toda la vida, para compartir terreno de juego con su más acérrimo rival, el Djurgårdens. A través de la mirada de Kajsa y Magnus, dos de los más entrañables aficionados del Hammarby, en Vi är bäst andå (Esto es Söderstadion), título seleccionado en la sección oficial de la próxima edición del OffsideFest, descubrimos un documental de fútbol, pero, sobre todo, de pasión, compañerismo y comunidad. Andeás Bjunér, director del largometraje, le descubre a Jaume Abella qué significa ser un ‘Bajen’.

– ¿Qué significa para ti el fútbol?
El fútbol siempre ha sido una parte importante de mi vida. Cuando era más joven veía tantos partidos como podía, de todas las ligas posibles. Me encantaba seguir los resultados y las clasificaciones. En cada una de las ligas tenía un equipo favorito. Actualmente no veo tantos partidos, exceptuando, evidentemente, los de mi equipo, el Hammarby.  Otra cosa que me gusta del fútbol es que es un lenguaje internacional, allá donde vaya siempre encontraré a alguien que sienta esta misma pasión. No hay frontera que no pueda cruzar el fútbol.

– Como la música, el cine o la literatura… ¿el fútbol también es cultura?
Tal vez no, si nos limitamos exclusivamente a la parcela deportiva. Pero si incluimos todo lo que le rodea, no tengo la menor duda. Es más, diría que el fútbol es una mezcla de cultura y religión.

– ¿Nos podrías hablar un poco sobre la historia del Hammarby IF?
El Hammarby, o Bajen, el apodo con el que se nos conoce, fue fundado en Estocolmo en 1889 bajo el nombre Hammarby Roddförening (Asociación de Remo Hammarby). Fue en 1897, cuando ya se habían creado diferentes secciones deportivas, pasó a llamarse Hammarby IF. Históricamente, el Hammarby ha sido considerado el club de la clase trabajadora, especialmente por tener su sede en un barrio de carácter obrero como Södermalm. En 2001 ganamos nuestra primera y única liga hasta el momento.

– Supongo que ese debe ser el mejor recuerdo que guardas como seguidor del Hammarby.
Indudablemente. Todos los expertos predecían que acabaríamos los últimos, pero ganamos el campeonato, algo que jamás pensé que experimentaría. Por aquel entonces tenía 23 años y me sentí como si el mundo se postrara a mis pies.

väbä6

– Y de esta pasión por el Hammarby ha nacido el documental Vi är bäst ändå.
Exacto. Nuestro campo, el Söderstadion, ha sido como mi segunda casa desde que tengo 9 o 10 años, con la diferencia que, mientras yo me he mudado en diversas ocasiones a lo largo del tiempo, el Söderstadion siempre ha seguido ahí. En las épocas más complicadas de mi vida, ir al Söderstadion era como entrar un rayo de luz en medio de la oscuridad. Pero de repente alguien decidió que debía ser demolido. Muchos de nosotros nos sentimos fatal cuando lo supimos, fue entonces cuando decidí inmortalizar el estadio y todo lo que significaba a través de un documental. Vi är bäst ändå ha sido mi manera de paliar el dolor por la desaparición del Söderstadion.

– ¿Te inspiraste en algún otro documental sobre fútbol para rodar Vi ärbäst ändå?
A esta pregunta tendría que responder con un sí y un no. Hallé inspiración en documentales de todo tipo, pero el que más me influenció fue Football is God, un documental danés sobre tres seguidores enfermizos de Boca Juniors.

– Ciertamente, Magnus y Kajsa, los dos personajes principales de tu documental, comparten esa pasión casi enfermiza por unos colores de la que sufren los protagonistas de la película de Ole Bendtzen [documental, por cierto, que el OffsideFest proyectó en su presentación en Madrid].
A Magnus lo conocía de mucho antes de empezar a rodar el documental. En lo referente a Kajsa, unos amigos me hablaron de ella. Quería dar con dos seguidores que sintieran auténtica pasión por el Hammarby pero que procedieran de ambientes diferentes, y creo que no podría haber encontrado a dos personajes mejores que ellos. Se complementan a la perfección.

– Tengo la sensación que Vi är bäst ändå es un documental sobre un club de fútbol pero en su esencia es una película sobre un barrio y su gente, sobre una comunidad.
Definitivamente. Yo diría que Vi är bäst ändå trata, principalmente, de nuestra búsqueda por pertenecer a un colectivo, a esa comunidad a la que te refieres, y cuan fuerte puede ser ese sentimiento de unión cuando surgen problemas o tienes que enfrentarte a grandes cambios.

“Todos los expertos predecían que acabaríamos los últimos, pero ganamos el campeonato, algo que jamás pensé que experimentaría”

Vi är bäst ändå es tu debut como director de un largometraje. En lo personal, ¿qué te ha reportado la experiencia?
La principal conclusión con la que me quedo es que puedes hacer una película siguiendo tus propias directrices aun disponiendo de un presupuesto irrisorio.

– Y en marzo bajarás a Bacelona, acompañado de unos cuantos seguidores del Hammarby, para presentar Vi är bäst ändå en el OffsideFest.
Me gustan todo tipo de festivales de cine, pero cuando descubres que existe uno dedicado exclusivamente a documentales de fútbol, refuerzas esa idea del fútbol como elemento cultural. Algo del todo necesario en tiempos como los actuales en los que el fútbol ha devenido un negocio multimillonario. Del resto de documentales que participarán en la sección oficial del OffsideFest, tengo muchas ganas de ver Democracia em Preto e Branco y Sons of Ben.

– Pese a tu pasión por el Hammarby, ¿te tienta la idea de rodar otro documental centrado en algún otro club o futbolista?
Por un lado, debo decir que me gustaría ver más documentales sobre fútbol femenino. A veces tengo la sensación que el fútbol es un mundo dominado en exceso por los hombres. En un plano más personal, tengo diversas ideas rondándome la cabeza, pero por el momento me lo voy a tomar con calma y no empezaré a trabajar hasta que no esté realmente preparado. No descartó volver a rodar un documental centrado en el mundo del fútbol, pero ahora mismo tampoco es mi principal prioridad.