PUBLICIDAD

La Checklist de 2022

Se cierra un año atípico en lo futbolístico. Estas son algunas de las cosas que parecían realmente imposible que ocurrieran hace doce meses

No, este no es el clásico ejercicio de buenos propósitos para el año que viene. Esto es un resumen de aquello que, muy probablemente, no estaba en las quinielas de ningún aficionado al fútbol hace exactamente 365 días. Porque sí, uno podía pensar que Messi acabaría ganando el Mundial; o que la FIFA seguiría dando vergüenza ajena con su censura a la carta; incluso muchos habrían jurado que el Madrid se llevaría la Champions por aplastamiento.

¿Pero acaso alguien habría adivinado a finales de 2021 que…

…Mourinho volvería a reinar en Europa?

El técnico portugués, menos agrio y más divertido que nunca, conquistó con la Roma la primera edición de la Conference League, la tercera competición de clubes de la UEFA. No es la Liga de Campeones, vale, pero con este título, ‘Mou’ completó el triplete de trofeos europeos. Dos Orejonas (Porto e Inter), dos Europa League (Oporto y Manchester United) y, casi sin quererlo, la Conference. ‘The Special One, Two and Three’ está más vivo que nunca.

…el Eintracht de Frankfurt colonizaría el Camp Nou?

Para pronosticar que el Eintracht de Frankfurt, subcampeón de la Copa de Europa en 1960 y a la postre campeón de la Europa League 21-22, convertiría la sagrada casa del Barça en su cortijo, antes habría habido que adivinar que el conjunto de Xavi se impondría al Nápoles en la previa para acceder a los octavos de final de la segunda competición de clubes de Europa. Y no, por aquel entonces, no era nada plausible que esto ocurriera. La marea ‘blanquinegra’ que inundó el Camp Nou fue la antesala de la tragedia. El Barça cayó eliminado y la afición visitante, a la que 25.000 ruidosos alemanes convirtieron en local, celebró hasta tres goles. El coliseo ‘culé’ fue, durante 90 minutos, un estadio de la Bundesliga.

 

…Marruecos conquistaría la península ibérica?

Primero España y luego Portugal. Y así fueron pasando, una a una, por el matadero marroquí dos de las aspirantes en el Mundial de Catar. Marruecos noqueó en octavos al conjunto de Luis Enrique tras un encomiable ejercicio de resistencia que acabó en los penaltis. Y en los cuartos doblegó a Portugal con la misma receta, aunque esta vez sin necesidad de llegar a la prórroga. Aunque cayó en semis ante Francia, Marruecos se convirtió en la selección africana que ha llegado más lejos en una Copa del Mundo. Hace un año, con toda probabilidad, no lo habría soñado ninguno de sus internacionales.

…la selección inglesa ganaría un título?

Opciones había, claro. Pero también las había en 2021 y la final de la Eurocopa se la acabaría llevando Italia en los penaltis. Esta vez fue distinto. Aunque el escenario era el mismo: Wembley. Pero en lugar de Harry Kane y compañía, en el césped corrían Beth Mead, Keira Walsh, Lucy Bronze o Fran Kirby. La Eurocopa femenina, más allá de caer del lado de la anfitriona, fue un éxito a todos los niveles, tanto de audiencia televisiva como de asistencia en los estadios. Y sin imágenes bochornosas de hinchas ingleses borrachos: esto sí que nadie en su sano juicio lo habría pronosticado.

…Mbappé no ficharía por el Real Madrid?

Estaba hecho. Apalabrado. Rubricado. Cerrado. Prometido. Filtrado. Anunciado. Era un secreto a voces, una certeza absoluta. Solo había que adivinar el día del anuncio oficial. Un anuncio que nunca llegó, porque la estrella del PSG renovó su contrato con el club francés en un giro de guion absolutamente insospechado. Lo cual nos deja una lección para el año que viene, aplíquensela a modo de recordatorio cada vez que el propio Mbappé insinúe su malestar o desde Barcelona se especule con el regreso de Messi: los jeques nunca, nunca pierden.

…el Deportivo viviría en sus propias carnes el ‘Centenariazo’?

Que el fútbol es perro y se encarniza con los clubes que tocan la gloria no admite discusión. Si te crees por encima del resto, te cae una colleja. Si ganas, ya estás más cerca de perder. El favorito, en cuanto se siente favorito, deja de serlo. Todo parecía indicar que el 2022 sería el año del resurgir del Deportivo de La Coruña, un histórico en el tercer escalón del fútbol nacional dispuesto a reparar el accidente con un ascenso a Segunda. Se las prometía muy felices cuando se supo que el choque definitivo se disputaría en Riazor. Pero nadie contaba con una prórroga, ni con el gol del Albacete en el 113′. Si en marzo el deportivismo celebraba el 20 aniversario del ‘Centenariazo’, en junio sufría algo parecido en sus carnes. No lo olvides, querido/a hincha: el ‘efecto bumerán’ del fútbol es indestructible.

…asistiríamos al derrumbe deportivo e institucional de la Juventus?

A finales de 2021 muchos pensamos que, con Vlahovic a puntito de caramelo y emparejada con el Villarreal en los octavos de la Champions, la Juve volvería a encauzar el rumbo. Lo que no sospechábamos es que, además de caer ante el cuadro ‘groguet’ y terminar la liga italiana a 16 puntos del campeón, la ‘Vecchia Signora’ cerraría el año con el presidente, Andrea Angelli, y toda la directiva dimitiendo en bloque tras una investigación por supuestas maniobras financieras fraudulentas. Mucho deberá remar la Juve para recuperar la competitividad perdida ante los conjuntos de Milán; desde la poco estimulante Europa League, sin dinero y en una seria crisis institucional, su pronóstico para 2023 no es muy alentador.

 


SUSCRÍBETE A LA REVISTA PANENKA


Fotografías de Getty Images.