CÓMPRALO EN LA TIENDA PANENKA SUSCRÍBETE NÚMEROS ANTERIORES

Ya está a la venta el Panenka correspondiente al mes de diciembre, es decir, el último número de este 2020. Nos despedimos del año dedicándole un dossier a esos ‘Trinches’ sin los que el fútbol no nos parecería un universo tan maravilloso, en el que el balón y la palabra, el talento y la exageración, se mezclan para dar lugar a mitos extraordinarios. Y precisamente habiéndonos dejado recientemente el más famoso de esa estirpe, nos preguntamos: ¿cómo se llegó a construir una leyenda tan apasionante como la de Carlovich? ¿cómo se puede entender que jugadores que jamás alcanzaron el primer nivel profesional permanezcan en nuestra memoria como genios inigualables? Además, también charlamos con Jaime Mata, visitamos el lugar en el que se empezó a fraguar la magia del joven Pedri o le preguntamos a Celso Borges, internacional con Costa Rica, qué le llevó a regresar al Deportivo para ayudar a rescatarlo del pozo de Segunda B. Entre muchas otras cosas. Un número que cerramos con la triste noticia de la muerte del más grande de todos, Diego Armando Maradona, al que homenajeamos con un detalle especial: una lámina dedicada al ‘Pelusa’ que encontraréis dentro de la revista. En definitiva: un recuerdo al ’10’ y 116 páginas dedicadas a la cultura futbolística.

Advertisement

Revisamos el mito de Tomás Felipe Carlovich para entender cómo se forjan las leyendas balompédicas. ¿Dónde acaba el fútbol y empieza la literatura, si es que existe tal frontera?

Obsesionado con Maradona desde los cuatro años, José Antonio Piñero, ‘Pelusa’, jugó hasta los 41 en Segunda B y Tercera sin que nadie supiera explicar del todo por qué semejante talento nunca llegó al fútbol profesional.

Antes de convertirse en la joya maldita del fútbol rumano, Danuţ Lupu lo tuvo todo para triunfar.

Debutó en Primera a las puertas de los 30. Pero lo que vino después dejó en anécdota el estreno en la élite. Para Jaime Mata (Madrid, 1988), que ha peleado en todas las categorías del fútbol español, más que un regalo, aquello fue una recompensa.

Viajamos hasta Tegueste, en la isla de Tenerife, para recorrer los pasos que dio Pedri hasta convertirse en la última gran sensación del fútbol español.

Una lámina especial, incluida en el número, dedicada a Maradona. Porque el Diego, después de todo, fue más grande que el propio fútbol.