Cuando Gianni De Biasi fue escogido entrenador de la selección albanesa en 2011, su prioridad no solo era reconstruir al equipo después de la marcha de varios jugadores clave, sino apuntalar una defensa demasiado débil. La fase de clasificación para el Mundial 2014 le sirvió de prueba al italiano, que encontró mucho en lo que fijarse. Como resultado, no tuvo reparos en apartar a jugadores de calidad pero que no trabajaban lo suficientemente duro para el equipo.

LISTA23(M)En la fase de clasificación para la Eurocopa, Albania ha pasado de un 4-4-2 tradicional a un 4-3-3. El sistema muta a un 4-5-1 cuando Albania no tiene la posesión, con el objetivo de entorpecer el juego rival y lanzar rápidos contraataques.  Además de la tripleta de centrocampistas defensivos -Burim Kukeli, Amir Abrashi y Taulant Xhaka- que han jugado de forma regular durante la temporada, De Biasi también ha optado por situar a hombres de corte defensivo como carrileros. Ermir Lenjani, que se ha empleado principalmente en la izquierda, es un defensa natural.  Aunque ha demostrado ser perfectamente capaz de atacar con carreras rápidas que van de un lado a otro del campo, su principal tarea es la de dar cobertura a la defensa. Lo mismo podríamos decir de Andi Lila, que empezó jugando como lateral derecho antes de pasar a ser centrocampista.

 

Cuando Gianni De Biasi fue escogido entrenador de la selección albanesa en 2011, su prioridad no solo era reconstruir al equipo después de la marcha de varios jugadores clave, sino apuntalar una defensa demasiado débil

 

De Biasi exige a todos los futbolistas que se sacrifiquen y ayuden defensivamente, así que es común ver extremos con vocación ofensiva como Odise Roshi o Shkëlken Gashi retrasando su posición para cubrir espacios o recuperando balones. Su compromiso, visible a la hora de atosigar sin descanso a los rivales, convierte a Albania en un equipo muy difícil de batir.

ALBperfilMEn la zaga, el equipo cuenta con una línea de cuatro de garantías, con Hysaj, Lorik Cana, Mërgim Mavraj y Ansi Agolli, además de Arlind Ajeti y Berat Djimsiti como suplentes de lujo. Ceñirse al plan y esperar el momento para atacar ha funcionado perfectamente en la fase de clasificación. Salieron imbatidos de Portugal, Serbia, Dinamarca y Armenia. Y de los cinco goles que recibieron en casa, tres llegaron en el tiempo de prolongación, con los futbolistas desconcentrados, desoyendo las instrucciones del entrenador.

Este sistema defensivo férreo ha contribuido en gran medida a llevar a Albania a la Eurocopa, pero sería injusto sentenciar que no son capaces de generar fútbol ofensivo. Los ‘Kuqezinjte’ practican una presión asfixiante para recuperar el balón en el centro del campo y, luego, con un juego de pase rápido, buscan el centro o las bandas, donde esperan los jugadores mejor dotados técnicamente, perfectamente encajados dentro del sistema de De Biasi. A Ledian Memushaj, Migjen Basha y Ergys Kaçe les sobra poder ofensivo, mientras que el solitario punta Sokol Çikalleshi ha demostrado que puede poner en apuros a cualquier defensa. A De Biasi también le gusta la variedad en las jugadas a balón parado para sorprender a los rivales; es otra arma que usará en Francia.

ONCE PROBABLE_

Irlanda

LA SORPRESA_

Ha llegado el momento de que Taulant Xhaka enseñe toda su calidad. El ‘chico para todo’ del equipo ha sido la sombra de su hermano en los últimos años, pero se ha ganado su reputación por méritos propios -Granit incluso dice que es el mejor de los dos-. Taulant se ha apuntado grandes actuaciones en el Basilea en las últimas dos temporadas y le encantaría llegar a lo más alto, junto a su hermano, en Francia.

LA DECEPCIÓN_

Todo el mundo espera mucho de Lorik Cana en un torneo que se disputará en su ‘segundo país’, algo que puede resultar una carga para el capitán de la selección. Se pone excesiva presión sobre sí mismo y asume mucha responsabilidad, pese a no estar en la cima de su carrera. Su experiencia lo convierte en uno de los jugadores clave de De Biasi, algo que ha hecho olvidar ciertos errores puntuales. Pero la Eurocopa es un territorio inexplorado y un acontecimiento histórico para Albania, así que los fallos de bulto podrían repercutir negativamente en la percepción que se tendrá de él cuando se retire.

LAS EXPECTATIVAS_

El equipo llega a Francia sin ningún tipo de presión, algo que puede jugar en su favor a la hora de alcanzar su objetivo, que no es otro que pasar de la fase de grupos. Si el equipo es capaz de repetir las buenas actuaciones de la clasificación, es viable sumar cuatro puntos y alcanzar la tercera plaza. Las victorias contra Portugal y Francia -aunque esta última llegó en un amistoso- demuestran que Albania no teme a nadie y que tiene opciones de rascar un punto contra Francia y Suiza. La oportunidad de llegar a octavos parece que vendrá marcada, sin embargo, por el encuentro ante el teórico rival directo de Albania, Rumanía, en el último partido de la fase de grupos.

Ermal Kuka | | Panorama Sport

 


Este artículo forma parte de la red de medios que ha coordinado el diario inglés The Guardian de cara a la Euro2016. Se trata de una cooperación entre 24 de los mejores diarios y revistas de los países presentes este verano en Francia. Panenka es la cabecera escogida como representante de esa asociación en España.
mockup_portada_home_Panenka#53 copia

logo euro16 panenkapq