No ha sido un mercado excesivamente revuelto en Italia, que hasta los últimos días de verano ha permanecido prácticamente inmóvil. En todo caso, siendo pocas las operaciones realizadas, la capacidad de adaptación de la mayoría de los jugadores involucrados es alta. Estos son, así pues, los diez fichajes más estimulantes de la presente temporada en Italia:

1. Manuel Locatelli a la Juventus

El de Locatelli era un perfil más que necesario para la actual Juventus. Moldeadas sus virtudes con Roberto De Zerbi y exhibiendo un nivel altísimo tanto con el Sassuolo como en la ‘Azzurra‘, el centrocampista italiano llega para darle cierto significado a las construcciones de su nuevo equipo. En la pasada temporada del Calcio, ningún otro jugador del campeonato tocó más balones o dio más pases en campo contrario. Sin tener un cartel de estrella mundial, la notable influencia que logra sobre los ataques posicionales de sus equipos podría provocar que ‘La Vecchia Signora‘ volviera a carburar como antaño.

2. Joaquín Correa al Inter de Milán

Pese a las salidas de Romelu Lukaku y Achraf Hakimi, el verano del Inter de Milán invita al optimismo. Las llegadas de Dzeko, Calhanoglu, Dumfries o el propio Correa reafirman la idea de que, pese a no contar ya con Antonio Conte, el ilusionante proyecto ‘nerazzurri‘ sigue más que vigente. En el caso del argentino, que ya trabajó con Simone Inzaghi en la Lazio, su capacidad para flotar entre líneas, caer a banda y ofrecer rupturas supone un entero valioso para un Inter que, sin Lukaku pero con Lautaro, necesitaba un futbolista de condiciones similares (no tanto por el perfil, sino por el rendimiento que pudiera ofrecer).

3. Teun Koopmeiners a la Atalanta

Centrocampista organizador, de primera altura, muy relacionado con la base, aunque con cierto vuelo en momentos específicos. Su llegada a la frontal del área rival llega a ser productiva, pero es desde atrás y viendo el fútbol de cara donde exhibe todas sus virtudes. Con el neerlandés, Gian Piero Gasperini gana un futbolista lleno de lectura a la hora de participar en las circulaciones del equipo, con un notable envío largo y capacidad para filtrar, pudiendo cargar a sus espaldas el peso de toda la estructura en ataque posicional. Será interesante el rol que pueda desarrollar Koopmeiners en Italia y cómo afectará esto a la estructura de su nuevo equipo.

4. Zambo Anguissa al Napoli

En el último día de mercado, Spalletti se topó con la cesión de un Zambo Anguissa al que la Championship se le quedaba muy pequeña. Pese a su poderío físico, la agilidad en sus controles y, en general, su técnica para influir positivamente en las circulaciones a cualquier altura lo convierte en un centrocampista diferente al resto. Jugador vertical, lógico y atrevido. Sus gestos corporales son divertidos desde el primer momento en que contacta con la pelota hasta el último en que sorprende en campo rival. En el Villarreal, donde estuvo cedido en la campaña 2019-20, se le guarda todavía un recuerdo muy especial.

5. Nicolás González a la Fiorentina

La contratación de Nicolás González, junto a la continuidad de Dusan Vlahovic, son las dos noticias más positivas para la Fiorentina este verano. La capacidad del argentino para ser eléctrico desde su primer control, para encarar en cada recepción y para leer y ejecutar el movimiento más doloroso para su rival apunta a fundamental en el sistema de Vincenzo Italiano esta temporada. De hecho, el extremo ha caído de pie en Italia: no solo por sus cifras, que le llevan a sumar dos goles y una asistencia en sus tres primeros partidos como ‘viola‘, sino por las dulces sensaciones que transmite su juego dentro de lo que propone su equipo.

6. Eldor Shomurodov a la Roma

La salida de Edin Dzeko hacia Milán provocó que Shomurodov pusiera rumbo hacia la capital italiana, habiendo pasado en un solo un año de jugar en el Rostov ruso a reemplazar al bosnio en la Roma. En todo caso, el punta uzbeco es un fichaje que encaja como anillo al dedo en el fútbol que trata de practicar el cuadro de José Mourinho, y que no está para nada mal tirado como sustituto natural de Dzeko. Su capacidad para retener balones de espaldas, su técnica en apoyo y su velocidad espacial para incordiar también en carrera son puntos elementales de su juego.

7. Franck Ribéry a la Salernitana

Después de dos años en Florencia, el histórico futbolista francés ha firmado este mismo verano, a sus 38 años, por la recién ascendida Salernitana. A pesar de sus múltiples lesiones, el último año del extremo como jugador ‘viola‘ es más que positivo. Viene a sumar en un equipo que ya ilusionaba, no solo por el aroma a fútbol puro que desprende sino también por el fichaje de Simy, quien anotara 20 tantos la pasada temporada con el Crotone. Lo suyo, en todo caso, no es una cuestión de dinero: para seguir jugando se recortó el salario cerca de un 60%, recalando en el equipo más modesto de la presente Serie A. Amor al fútbol.

8. Dennis Praet al Torino

Otra enorme incorporación que se terminó gestando en los minutos finales de mercado. El centrocampista belga, que gozó de poca regularidad en el Leicester City, vuelve al país donde maravilló a Europa. Esta vez lo hará en el Torino, que en el último día firmó también a Brekalo procedente del Wolfsburgo. En todo caso, con Praet, el Torino gana un medio con capacidad para influir en los primeros pases del equipo y crecer posicionalmente después, fluyendo con la jugada y pisando área cuando lo considera necesario. En este sentido, su olfato para tomar decisiones positivas dependiendo del contexto en que se encuentre el juego sigue intacta.

9. Francesco Caputo a la Sampdoria

El rendimiento de Caputo en el Sassuolo de De Zerbi elevó su rendimiento al máximo nivel, partiendo de un juego de espaldas que ponía de cara a cualquier jugador que pululase por su zona. Sus movimientos en apoyo sirvieron siempre para crear líneas de pase al hombre con balón, para activar terceros hombres, para darle una continuidad amenazante a cada jugada ofensiva. Ahora recala en la Sampdoria de Roberto D’Aversa, con compañeros como Damsgaard, Ihattaren o Quagliarella. Será interesante ver cómo funciona la relación entre ambos puntas italianos.

10. Marko Arnautovic al Bologna

La vuelta de Marko Arnautovic a Europa ha de celebrarse por todo lo alto, y eso fue lo que hicieron los aficionados del Bologna al anunciarse su fichaje. El austriaco es un futbolista particular, agresivo sobre el campo y también en su propia esencia, que viene de impresionar en la Eurocopa exhibiendo, sin más, aquello que siempre formó parte de él: su poderío físico, su talento para jugar en apoyo, su técnica individual, una influencia notabilísima en el frente de ataque. Un talento extravagante al que perdimos la pista y que recuperamos en el Calcio.

 


SUSCRÍBETE A LA REVISTA PANENKA


Fotografía de Imago.