Enumerando los fichajes del Paris Saint-Germain esta temporada podríamos completar el artículo sin mucha dificultad, y todos ellos tendrían cabida en el mismo, pero la liga francesa ha decidido apostar por el talento joven y regalarnos una competición con muchos focos distintos. A continuación, Leo Messi y otros nueve fichajes interesantes de la presente Ligue 1:

1. Leo Messi al Paris Saint-Germain

Un fichaje histórico, por el cómo y sobre todo el quién, que llega para elevar el nivel medio de la competición con su simple presencia. También llega para desigualarla. Un equipo con Leo Messi, Neymar y Mbappé en el frente de ataque, ni en las mejores partidas del FIFA. Será interesante su adaptación al sistema que idee Pochettino para dar cabida a sus estrellas, pues el Neymar actual no es el mismo de antes. Necesita más balón. Lo exige. El brasileño lleva varias temporadas en trance, siendo construcción y ataque de su equipo. En todo caso, el talento está para juntarse. Noches de diversión se esconden tras los cimientos del Parque de los Príncipes.

2. Myron Boadu al Mónaco

Las condiciones técnicas y físicas del joven punta neerlandés pueden ser un gran complemento para las múltiples virtudes de Claudio Pizarro o Wissam Ben Yedder. Su tendencia a la ruptura, que emplea para aplastar a los centrales rivales con su amenaza al espacio, tiende a limpiar de presión a un hipotético segundo punta o atacante que pulule por la zona entre líneas. Además, su capacidad para encarar puntualmente desde izquierda y sus notables registros goleadores le convierten en un futbolista que llega al combinado de Nico Kovac para sumar sí o también a nivel ofensivo.

3. Kamaldeen Sulemana al Rennes

El verano del Stade Rennais, pese a la salida de Eduardo Camavinga, es fantástico. Línea por línea, las contrataciones de Meling (Nimes), Lovro Majer (Dinamo Zagreb), Baptiste Santamaria (Friburgo), Gaëtan Laborde (Montpellier), Loïc Badé (Lens) y el propio Kamaldeen Sulemana (Nordsjaelland) le dan un impulso extraordinario al proyecto de Bruno Genésio. En el ghanés encontrará un torbellino por izquierda, veloz, ágil, eléctrico y vertical, repleto de desborde. Con Doku en la otra banda, el Rennes apunta a ser difícil de domar contra defensas a campo abierto.

4. Justin Kluivert al OGC Niza

Durante su etapa en Roma y en su año de cesión al Leipzig no rozó el pico de nivel que alcanzó en el Ajax, y romper con ello es su principal ‘debe’ ahora en Francia. Extremo izquierdo a pierna cambiada con técnica de desborde y tendencia a buscar este tipo de situaciones desde la banda. Sus condiciones físicas también son poderosas, pues en velocidad es difícil de frenar y sus cambios de ritmo son eléctricos, aunque no es exclusivamente dependiente de estos. El verano del Niza es otro de los muy interesantes en Europa, también con mucho talento joven de por medio.

5. Xherdan Shaqiri al Olympique de Lyon

Sin apenas oportunidades en el Liverpool de Jürgen Klopp, Shaqiri recala en el Olympique de Lyon de Peter Bosz con la tarea (y necesidad) de reencontrarse con el jugador que lució en etapas anteriores. Para eso, en todo caso, hacen falta minutos de fútbol. Su físico, poderoso a pesar de su estatura, representa cierto hándicap en momentos de desborde o que precisan de agilidad corporal (uno contra uno, giro en espacios reducidos…), aunque el talento sigue atesorándolo. Será interesante ver qué planes guarda el técnico neerlandés para el suizo en un equipo con futbolistas como Paquetá o Cherki.

6. Gabriel Gudmundsson al Lille

No ha sido un mercado excesivamente movido para el vigente campeón de Francia, pero sí le ha servido para hacerse con los servicios de uno de los mejores laterales izquierdos de la pasada temporada en la Eredivisie neerlandesa. Jugador vertical, que inició su carrera como extremo y terminó reconvertido a lateral, con facilidad para incorporarse al ataque en conducción y ser productivo en el último tercio. Puede llegar a ser algo ansioso en momentos puntuales, pero sus incursiones ofensivas son veloces y agresivas de principio a fin.

7. Konrad de la Fuente al Olympique Marsella

Otro grandísimo mercado en Francia es el que ha llevado a cabo Pablo Longoria en el Olympique de Marsella. Las cesiones de nombres propios como William Saliba, Amine Harit, Cengiz Ünder y Mattéo Guendouzi se suman a contrataciones de nivel como las de Gerson, Balerdi, Milik, Lirola o Konrad. En el caso del estadounidense, su marcha del FC Barcelona le sirve para seguir creciendo a base de oportunidades y acompañado por un técnico como Jorge Sampaoli. Extremo izquierdo a pierna cambiada con capacidad para jugar enfocado al desborde, pues sus virtudes a nivel de uno contra uno son más que notables.

8. Calvin Stengs al OGC Niza

Al fichaje de Justin Kluivert por el Niza se une el de otro atacante prometedor, este más relacionado con la banda derecha, pero también procedente de la Eredivisie. Calvin Stengs también goza de mucho desparpajo en el uno contra uno, aunque es distinto porque dispone de mucha más calma en momentos de presión, es menos dependiente de la banda, algo más imaginativo que su compañero y rebosa lectura en el tercio final. El proyecto de Christophe Galtier en Niza, después de levantar el título de liga con el Lille, es muy ambicioso.

9. Lovro Majer al Rennes

Pese a realizar un europeo sub-21 más que discreto, el talento de Lovro Majer está fuera de toda duda. La liga croata se le venía quedando corta. Pudiendo jugar como extremo derecho a pierna cambiada, como mediapunta o interior largo, sus condiciones técnicas e interpretativas son sobresalientes. Capacidad para girar entre líneas, para desbordar en diagonal, para cambiar el juego y activar a los compañeros del lado opuesto, para poner centros cerrados al área medidos al milímetro. Además, en un contexto favorable como el que le ofrecerá el Rennes con Sulemana y Doku en las bandas, el croata tendría que disfrutar (y hacer disfrutar al resto) en su etapa por Francia.

10. Kévin Gameiro al Estrasburgo

El ariete francés vuelve a la Ligue 1 tras sus períodos en Sevilla, Atlético de Madrid y Valencia. Lo hace en el Estrasburgo, a sus 34 años, como compañero de Ludovic Ajorque en el 3-5-2 de Julien Stéphan. En este sentido, su contratación representa un salto de calidad altísimo para el ataque de su nuevo club. Su capacidad para desarrollarse en apoyo, oliendo el espacio entre líneas y atacándolo para arrastrar y dar continuidad a las construcciones de su equipo, son muy prácticas teniendo en cuenta la envergadura y las condiciones de su compañero en punta. Apunta a ser una de las parejas más interesantes de la temporada en Francia.


SUSCRÍBETE A LA REVISTA PANENKA


Fotografías de Imago.