A falta de un minuto para las 18.30 horas de la tarde del pasado domingo, raro tenía que ser el hogar que no reuniera a unos cuantos locos en el salón a punto de ver a su equipo alcanzar la gloria europea, ganarse un billete para permanecer en la categoría o caer por el precipicio del descenso. La multipantalla con los diez estadios en los que se disputaba la jornada no daba al abasto, cada gol cambiaba el guión de la película, y los aficionados tenían un ojo en su equipo y el otro en las notificaciones del móvil.


 

Tras una hora y medio de sufrimiento, chillidos, estrés y algún que otro desfogue de adrenalina al celebrar un gol, las aficiones deberán esperar a la última jornada para saber si el año que viene traspasarán fronteras para visitar Anfield o si Mbappé y Neymar pisarán su césped. Y es que los nervios para esta última jornada van a estar a flor de piel, por suerte para los aficionados Marcadores.com ha creado El Pronosticador. Un increíble algoritmo que analiza todos los datos y estadísticas para ofrecer los mejores pronósticos para esta jornada de La Liga y así los aficionados más cardiacos pueden ir mentalizándose de las posibilidades reales de su equipo.

El equipo que más cerca está de escuchar esas notas que nos ponen la piel de gallina es el Valencia. Cumplió con lo que debía y dio una última alegría a su afición en el último encuentro en Mestalla en una temporada, nuevamente, de altibajos pero que puede acabar en un pico muy elevado. Los tantos de Carlos Soler, Santi Mina y Kevin Gameiro remontaron al inicial de Ximo Navarro dejando al Alavés sin opciones de clasificarse para la Europa League. De esta manera, lo de Marcelino afrontarán la trigésimo octava jornada con todo a favor para repetir la cuarta posición lograda la temporada anterior, lo que parecía una locura cuando Dani Parejo, capitán y buque insignia, el 13 de enero lanzó un mensaje muy claro:  “Me niego a dar por perdida una temporada en enero… Eso no va conmigo ni con el espíritu de este equipo. Hay tiempo y muchas ganas de lograr los objetivos. Aquí no se rinde nadie. Yo creo en este equipo”. Meses después, el Valencia depende de sí mismo para clasificarse para la próxima edición de la Champions League y la materializará si gana en el campo del Valladolid, que ya no se juega nada. Además, el empate a puntos con sus perseguidores lo beneficia. Redondearía una gran temporada del Centenario para los ches, que se convertiría en histórica si se completase con una victoria en la final de la Copa del Rey frente al Barça.

La otra cara de la moneda es el Getafe. Esta vez no salió cara la jugada de Bordalás desde una cabina del Camp Nou, y los ‘azulones’ sucumbieron ante un Barça que, más por orgullo ante su público que por necesidad, venció por 2-0 a un Getafe que perdió la cuarta plaza que han defendido durante buena parte de la temporada. En la última jornada recibirán al Villarreal, ya salvado, con la obligación de ganar y esperar un tropiezo del Valencia. De sonreírle el destino, el Coliseum Alfonso Pérez escucharía por primera vez el himno de la Champions y el Getafe se estrenaría en la competición, uniéndose con una participación a Málaga, Osasuna, Celta y Betis.

El tercero en discordia es el Sevilla, con la clasificación a la Europa League en su mano, todavía tiene alguna que otra opción para obtener el billete para la máxima competición continental. Eso sí, debe contar con las derrotas de Valencia y Getafe, cosa prácticamente imposible para meterse en el cuarto puesto. Claro está que, además, debe vencer en su duelo, que le enfrentará al Athletic, otro de los protagonista de la última fecha de liga.

Los leones, con 50 puntos, desde la llegada de Garitano, han alejado los fantasmas del descenso y de qué manera. Lograron superar a un equipo que necesitaba sumar como el Celta –aunque se salvó matemáticamente- en San Mamés con solvencia (3-1) y dieron un paso de gigante de cara a sus aspiraciones. Solo necesitan un empate para estar virtualmente clasificados para la próxima edición de la Europa League.

Por detrás, a tres puntos, acechan dos de los equipos que mejor están terminando la campaña y que, de no clasificarse, maldecirán no haber reaccionado antes. Espanyol y Real Sociedad vienen en una dinámica más que positiva. Los ‘pericos’, con ocho jornadas consecutivas sin conocer la derrota; el equipo ‘txuri-urdin’, con tres victorias seguidas. Ambos se verán las caras en el RCDE Stadium con el objetivo de arrebatarle la séptima posición al Athletic. Solo les vale la victoria –además de la necesidad de derrota de los vascos en Sevilla-, por lo que se presenta como uno de los choques más vibrantes de la jornada, con los dos equipos lanzados a por la victoria obligados a desplegarse en ataque.

Mucho por decidirse todavía en la zona noble de la clasificación de la liga española en esta última jornada. De nuevo a sentarse al sofá acompañados de palomitas los que no se juegan nada y de sus uñas los que sí para vivir uno de los desenlaces más vibrantes de los últimos años.