De Barranquilla al mundo podría ser el título de una de las canciones de Shakira, originaria de esta ciudad colombiana. Sin embargo es la descripción de lo que está dando de sí la carrera de Luis Fernando Díaz. ‘El Guajiro’, el alias que hace referencia a su lugar de nacimiento, el departamento colombiano de La Guajira, ha brillado con luz propia en esta edición de la Copa América. Quién se lo iba a decir teniendo en cuenta de dónde viene. El cafetero debutó como profesional en el Barranquilla FC, de la Primera B colombiana, y no fue hasta el 14 de mayo del 2016 que anotó su primer gol. Además también formó parte de la selección colombiana indígena, donde dejó destellos de su calidad que le valieron para fichar por el Junior de Barranquilla, uno de los equipos punteros del país. De 2017 a 2019 defendió los colores de los rojiblancos y se ganó enseguida el corazón de los aficionados. Ganó cuatro títulos en Colombia y su fútbol estaba preparado para dar un salto de nivel. Fue el Porto quien se lo llevó y en poco tiempo maravilló a Portugal y, poco después, a Europa entera.

Pero si algún momento de su carrera va a recordar ‘Lucho’, este será su irrupción en la Copa América de 2021. Y eso que no jugó ninguno de los tres primeros partidos del torneo como titular. El seleccionador Reinaldo Rueda decidió dar descanso a varios de los integrantes de la convocatoria tras el desgaste de la Eliminatoria Sudamericana, donde Díaz anotó un gol. Después de una buena actuación en tan sólo 28 minutos contra Venezuela donde revolucionó el partido, salió como titular en el cuarto partido frente Brasil y ya no dejó su puesto en la alineación.

Suelta el listón de tu pelo

El regate y gambeteo de Luís Díaz es pegadizo. Así como lo son muchas de las cumbias en Colombia, que combinan elementos melódicos de origen hispánico, con ritmos de influencia africana y componentes armónicos indígenas. ‘El Guajiro’ se ha “soltado el listón de su pelo”, como dice la cumbia de Los Ángeles Azules, para brillar en el torneo que decide el campeón de América. Pese a no ser un goleador nato, Luis Díaz ha anotado cuatro goles en cinco partidos y, junto con Messi, se ha convertido en el máximo goleador de la cita. Pero, sin embargo, no ha sido solo gol lo que le ha aportado Díaz a Colombia; le ha dado esa frescura necesaria, esa velocidad tan importante para que un grupo funcione. Y no solo eso, también ha sido preciso con sus pases, de 142 que intentó 115 llegaron a buen puerto. Y por no hablar de su máxima cualidad, el regate; el cafetero realizó 25 regates exitosos, once de ellos en las semifinales contra Argentina.

 

Pese a no ser un goleador nato, Luis Díaz ha anotado cuatro goles en cinco partidos y, junto con Messi, se ha convertido en el máximo goleador de la cita

 

Un broche dulce

Nunca es plato de buen gusto jugar el partido por el tercer y cuarto puesto. A veces parece que solo sea una forma de generar más dinero por ingresos televisivos y desgastar aún más a los jugadores. Sin embargo, a Luis Díaz y a su querida Colombia les fue como anillo al dedo. En la primera mitad frente a Perú, ‘El Guajiro’ lo intentó, pero no terminó de estar certero frente a la portería. Probó un par de disparos para generar peligro y demostrar que a él sí le importaba el partido. Y puso la guinda al partido y al torneo con un doblete en la segunda mitad. En el minuto 66 recibió un balón del portero Vargas en tres cuartos y avanzó hasta el borde del área para definir con calidad. Y a pocos instantes de la finalización de la prórroga y del paso a la lotería de los penaltis, el ‘14’ se sacó un disparo de media distancia después de una asistencia de Muriel y dio el bronce a su país. Así puso fin Colombia a su Copa América y así terminó el cuento de hadas que Luis Díaz ha vivido este verano.

Advertisement

Con una humildad característica, Luis Díaz se encontraba en una nube tras terminar el partido contra Perú. “Superé la expectativa, siempre he soñado con estos triunfos, con hacer bien las cosas en la selección, pero nunca imaginé todo lo que me está pasando”, se sinceró el extremo en una entrevista con DirecTV Sports. Y es que Colombia y su seleccionador Reinaldo Rueda se han tenido que apañárselas sin tres de los jugadores que han marcado la historia de la selección cafetera: ni Falcao, ni James Rodríguez ni Quintero han formado parte de la convocatoria. Una situación que el conjunto ha sabido superar. “La gran ganancia es haber reconocido este grupo más internamente, haber valorado sus condiciones futbolísticas, profesionales y humanas. Es muy gratificante encontrarse con un grupo tan noble y receptivo, de habernos soportado estos 45 días sin una sola situación negativa. Fue una Copa América inédita, de altísimo nivel, con selecciones muy bien estructuradas. Esto es una ganancia para lo que sigue y necesitamos reforzar lo bueno que se ha hecho y queremos invitar a los jugadores a que se sigan fortaleciendo”, reconocía Rueda en la rueda de prensa posterior al partido contra Perú. Y es que si algo ha hecho Colombia en esta Copa América es demostrar que hay equipo para soñar en grande en los próximos años. Y si se cuenta con un jugador con el desequilibrio y la calidad de Luis Díaz en el equipo, aún mejor.

 


SUSCRÍBETE A LA REVISTA PANENKA


Fotografía de Imago.