El fútbol tiene componentes tribales. Nosotros contra los demás. Nuestro himno. Nuestros colores. Nuestro escudo. Pero la pelota no solo rueda en el césped, el fútbol también se juega en los bares. Y si el deporte a veces separa, el bar vuelve a juntar. El bar es gregario, el bar une, en el bar nuestros jugadores son los que están dentro. Si al que está a tu lado en la barra le duele la cabeza, a ti también. Si al que está jugando a las tragaperras le ha dejado su mujer, a ti también. Si a la que hace crucigramas en la esquina se le ha muerto el perro, a ti también. En un bar, los problemas son de todos.

Hace casi diez años, en el barrio sevillano de San Diego, la peña del Betis y la del Sevilla tuvieron el mismo problema: el dinero. La crisis arrinconó a los dos locales y se fusionaron en una sola peña para crear la Peña Cultural Sevilla-Betis, la primera mixta. Y claro, tuvo que decidirse todo. ¿Quién iba primero en el nombre? Se hizo un sorteo y ganó el Sevilla. A cambio, el primer socio es del Betis. ¿En qué local se afincaban? Escogieron el del Sevilla porque era más grande. Compraron botes de pintura, le añadieron rayas verdes y reservaron la mitad del bar. Si uno entra y gira la cabeza verá el escudo del Betis, fotos de jugadores y bufandas de las Copas conquistadas. Si mira al otro lado, las fotos son de jugadores hispalenses, con portadas y bufandas de los éxitos en Europa League. Hay hasta dos televisores por si coinciden los partidos.

“Su mijita de guasa sí que hay”, reconoce Francisco Jiménez, que ha sido presidente, vicepresidente, vocal y tesorero de la peña. “Aquí nunca se insulta ni se falta el respeto, y si se hace, como marcan los estatutos, se expulsa a la persona”, dice Francisco, que confirma que alguna vez han tenido que tomar esa decisión. Unos 90 socios se juntan para ver los partidos. ¿Y cuándo hay derbi? “Puf”, resopla Francisco, “yo llevo mi camiseta del Betis, otro lleva la del Sevilla, cada uno canta los goles de su equipo y aquí estamos todos juntos tomando copas”. Lo que separe el fútbol, que lo unan los bares.

 

 


SUSCRÍBETE A LA REVISTA PANENKA


Fotografía de Imago e ilustración de Ilustracho.