Tha’er Al Bawab nació en la capital de Jordania, Amman, pero pronto sus padres y él inmigraron a Catalunya cuando Tha’er era solo un chaval. Pronto, aquel niño de descendencia libanesa y palestina empezó a destacar con el balón entre los pies y un histórico del fútbol catalán y uno de los clubs que cuida mejor su cantera se fijo en él. Al Bawab entró en las categorías inferiores de la UE Cornella, donde creció y quemó etapas de su formación hasta que a los 18 años fichó por el Real Madrid.

30 goles en su última temporada como juvenil, alguna que otra comparación con Zinedine Zidane y palabras de elogio del entonces primer técnico madridista Mariano Garcia Remón, auguraban una carrera fulgurante al joven jordano. Pero el que tenía que ser una estrella acabó más bien estrellado y en vez de éxitos acumula desgracias, hasta el punto de considerarse como un jugador gafado.

En la temporada 2006/07 Tha’er Al Bawab empieza inscrito en el Real Madrid Castilla, pero tras medio año en blanco decide cambiar de aires y se consuma su fichaje por el filial del máximo rival. Lo curioso del caso no es que un jordano jugase media temporada con cada uno de los filiales de los dos grandes de España sino que aquel año tanto Real Madrid Castilla como FC Barcelona Atlètic consumaron el descenso de categoría. Al Bawab por tanto, contabilizaba dos descensos en una misma temporada.

THAERPero la cosa no queda aquí. Tres goles no fueron suficientes para que el delantero jordano convenciese a los técnicos de La Masia, así que Al Bawab tuvo que hacer las maletas y probar suerte en el vecino L’Hospitalet. 27 apariciones y tan solo dos goles más tarde, Al Bawab y ‘L’Hospi’ descendían de categoría. Tres descensos en dos temporadas para nuestro protagonista, suma y sigue.

La fama de Tha’er no amedrentó a los directivos del Alfaro, un club riojano de 2ªB, que decidió que el delantero jordano era lo que le falta al equipo en enero para salvar la categoría. Se equivocaron. La triste cifra de tres goles en 14 partidos fue la firma de Al Bawab y mientras, el Alfaro certificaba su descenso a la 3ª División. ¿Creéis que no es posible más? Seguimos para bingo.

De la Rioja a Murcia, esta vez fue el Moratalla CF quien contrató los servicios del gafe de la 2ªB. Y no falló. Al Bawab volvió a anotar sus tres golitos de cada año y su equipo volvió a sufrir un descenso. Ver para creer: 5 descensos en 4 temporadas. Ríete tu de Sergio Garcia y sus descensos con Betis, Levante y Zaragoza.

No sabemos si harto de descender de categoría, cansado de visitar toda la geografía española o porqué su fama ya se había extendido por toda la península, Tha’er Al Bawab hizo las maletas y se fue a probar suerte a la primera división rumana. Quizás pensaba que su gafe se acabaría al cruzar los pirineos pero se equivocaba. El ACF Gloria Bistrita, club que le contrató, descendió aquella misma temporada, aunque en este caso Al Bawab tiene coartada: fue traspasado en enero al CS Gaz Metan Medias, otro club rumano de primera división.

Y aquí encontró la felicidad, dio con algún amuleto o le curaron el gafe. Después de 6 temporadas sufriendo en sus propias carnes el drama del descenso, Tha’er Al Bawab lleva afincado tres temporadas en este equipo de la Rumania central. No más sufrimiento, no más zona roja, no más llantos para Al Bawab que incluso ha disfrutado de sus momentos de gloria: fue el héroe al clasificar a su equipo por primera vez en la historia para la Europa League, y recientemente ha jugado algunos minutos en la repesca final para acudir al Mundial con su selección. Uruguay enfrente y Tha’er Al Bawab en las filas de Jordania: resultado claro. Era mucho pedir para nuestro gafe.