Primero fue Alemania, luego le tocó a España y ahora es el turno para Italia e Inglaterra. El país que inventó el fútbol ha vivido con angustia los estragos del Coronavirus, con el añadido de no poder acudir al balón como anestesia. Pero este fin de semana football is coming home. La Premier League se reanuda, volviendo a poner en marcha el contador de días para ver al Liverpool campeón. Sin embargo, las cosas están mucho más apretadas en la Championship. La segunda división inglesa vuelve a la acción sin nada cerrado y con todo por decidir, con nueve apasionantes jornadas por delante y los play-off. A continuación, os exponemos diez razones por las que merece la pena no perderse el final del torneo.

1. A rematar el trabajo

Dos son los claros favoritos para ascender directamente a la Premier League. El Leeds United, en el año de su centenario, tiene entre ceja y ceja volver a una categoría que no pisa desde 2004. Los de Marcelo Bielsa estaban completando un curso fantástico y vuelven a la competición líderes y con siete puntos por encima del play-off. Les sigue muy de cerca el West Bromwich Albion, a tan solo un punto. Los ‘Baggies’ tienen dos partidos de margen para evitar la imprevisible promoción, y así volver directamente a la máxima categoría dos años después.

2. Un play-off con mucho peso histórico

Muy mal le tendrían que ir las cosas al Fulham para no clasificarse para el play-off. Con un colchón de nueve puntos sobre el séptimo clasificado, los de Scott Parker apurarán sus opciones para atrapar a los dos primeros. De momento, parten con una ligera ventaja de cuatro puntos sobre sus inmediatos perseguidores. El Brentford sueña con el ansiado ascenso a una máxima categoría en la que no compite desde 1947, mientras que el Nottingham Forest encara su enésimo intento de volver a un escalón en el que vivió sus años dorados, hace ya demasiado. El primer campeón inglés de la historia, el Preston North End, cierra la nómina de equipos que disputarían el play-off, mirando más a los rivales que vienen por detrás que a lo que tiene por delante.

3. Al acecho de la promoción

No son pocos los conjuntos que vuelven del parón esperando la pájara de alguno de los equipos de la zona noble para auparse a las primeras posiciones. Hasta cinco equipos pueden igualar al Preston en puntos, si pierde, este fin de semana: Bristol City, Millwall, Cardiff, Blackburn y Swansea, separados por escasos dos puntos. El Derby County de Rooney encabeza el segundo grupo perseguidor, formado por QPR, Reading, Sheffield Wednesday y Birmingham, juntos en un pañuelo de cuatro puntos. Los ‘Blues’ intentarán recortar nueve puntos en nueve jornadas, los que les separan del play-off.

4. El abismo a la vista

Podría parecer que el Stoke City, decimoséptimo, está tranquilo cinco puestos por encima del descenso a la League One. No obstante, ‘The Potters’ sacan tan solo tres puntos al Charlton Athletic, primer equipo de la zona roja. Entre ellos, Huddersfield, Middlesbrough, Wigan y Hull City; todos ellos nombres habituales en las últimas ediciones de la Premier League que quieren evitar a toda costa caer a la tercera división inglesa.

5. El último tren

Es una obligación rascar el máximo de puntos posibles para Luton y Barnsley en las primeras jornadas tras el parón por el coronavirus. Los dos conjuntos que ocupan el sótano de la Championship no tienen al Hull City irremediablemente lejos -7 y 6 puntos respectivamente- pero, de empezar con el pie izquierdo, verían como las opciones de salvación se les escurren de las manos. No hay margen.

6. Duelo de resets

Se ha visto en Alemania y se está viendo en España. La pandemia lo ha congelado todo y ha cortado dinámicas de algunos equipos, tanto magníficas como peligrosas. El Leeds United quiere retomar la competición alargando el pleno de victorias de los últimos cinco partidos, mientras que el Hull City espera que la Covid-19 les haya permitido hacer borrón y cuenta nueva. Los ‘Tigers’ habían sumado un solo punto de los últimos 15 en juego.

7. Goles son ascensos

Las peticiones de admisión de Fulham y Brentford al selecto club de Inglaterra llevan el sello de dos jugadores. Sus aspiraciones de llegar a la Premier League pasan por los arietes más en forma del campeonato. Mitrovic encabeza la lucha por ser el máximo goleador; la torre serbia quiere ir más allá de los 23 goles para devolver al Fulham a la cima un año después. Por su parte, Ollie Watkins ha pegado el salto definitivo esta temporada y, con la reanudación, espera discutirle el ‘pichichi’ a Mitrovic -acumula 22 tantos- para asegurar, como mínimo, una plaza en el play-off.

8. Acostumbrados al frenetismo

El mundo del fútbol teme por el físico de los jugadores tras meses de inactividad. El ritmo endiablado para encabir el mayor número de partidos en el mínimo tiempo posible va asociado a un incremento inevitable del riesgo de lesión. Pero si de alguna cosa saben en la Championship es de frenetismo. En una liga de 46 jornadas -además de las competiciones de copa-, a los futbolistas de la segunda inglesa jugar dos partidos por semana no les va a sonar a chino.

9. El karaoke, en casa

Quizás los hinchas británicos no sean los más ruidosos, los más apasionados o los más festivos. Pero sí los más originales. Jugar en un estadio vacío va a ser la norma en Inglaterra, como en la mayoría de ligas del globo. Sin embargo, los futbolistas no podrán disfrutar de unos aficionados que dedican cánticos personalizados a todos los miembros de la plantilla. Esta vez, los protagonistas no se verán aupados por los hinchas y su ingenio, que dependerá de lo que vean a través de una pantalla en un salón. O en un pub, que podrían reabrir a principios de julio.

10. Los platos fuertes

El 8 de marzo fue el último día que rodó el balón sobre los tapetes de la competición. La Championship inicia este fin de semana su sprint final con tres apasionantes duelos que marcan la jornada 38. La competición vuelve el sábado 20 con el Fulham y el Brentford midiéndose, a las 13:30h, en la parte alta del play-off. A partir de las 16h, Bristol y Blackburn Rovers intentarán colarse en la zona noble. A la misma hora, el Charlton buscará evitar la derrota ante el Hull City si no quiere cavar su propia tumba. La nueva Championship, tan intensa e imprevisible como la vieja.

 


SUSCRÍBETE A LA REVISTA PANENKA


Fotografía de Getty Images.