Ser elegido mejor futbolista de un campeonato liguero no es fácil, pero todavía resulta más complicado serlo jugando de lateral. En su quinta temporada en los Países Bajos, Santiago Arias ha sido nombrado el mejor jugador de la temporada en la Eredivisie. A sus 26 años, el de Medellín atraviesa el mejor momento de su carrera y no sería raro que este verano cambie el PSV por alguno de los grandes equipos del continente. Pero su historia no ha sido sencilla.

Cuando tan solo tenía 17 años, y recién debutaba como profesional, asesinaron a su padre de un disparo en la cabeza. Unos hombres le fueron a atracar y todo terminó en tragedia. Pese a ser un golpe durísimo, Arias continuó haciendo su camino hasta ser un fijo en su club y con Pékerman en la selección nacional. «Yo estuve a punto de irme por el taekwondo, pues me gustaban mucho las películas de karatekas. Pero al final elegí el fútbol», señalaba el futbolista del PSV en El Tiempo. Su padre había sido un jugador frustrado y el mayor de sus deseos era poder tener un hijo futbolista.

Eindhoven no es la ciudad más entretenida del mundo, las tiendas o restaurantes cierran pronto y no hay demasiada vida en sus calles, pero allí Arias ha encontrado una estabilidad deportiva gracias a la que ha conquistado tres Eredivisie.

 

LA PREVIA DE COLOMBIA

EL DATO DE COLOMBIA

EL RECUERDO DE COLOMBIA

ESTE 2018, COLOMBIA HA SIDO NOTICIA POR…