*Esta lista está extraída del #Panenka72, un número que puedes conseguir aquí.


1. Enrique Lora

Kubala hizo debutar con La Roja al Siete Pulmones del Sevilla y lo mantuvo en la selección tras descender a Segunda. El jornalero se ganó el aprecio del capataz hispanohúngaro.

2. Thomas Christiansen

De padre danés y mamá madrileña, sus goles llamaron la atención de Clemente cuando militaba en el filial del Barça. Sin sitio en el primer equipo azulgrana, el de Barakaldo se lo encontró frente a México y Lituania. Donde las dan las Thomas.

3. Salva Ballesta

Ser pichichi con el Racing le valió la internacionalidad, que mantuvo con Camacho tras marcharse con el Atlético al infierno de Segunda. Fueron cuatro partidos y los jugó arriba, España.

4. Steve Bull

Sus 37 goles en la Third Division 88-89 hicieron campeón al Wolverhampton y le llevaron a la selección inglesa, llegando a formar parte del combinado de Bobby Robson en Italia’90. ‘IncrediBull’.

5. David Nugent

Su único partido con la absoluta de Inglaterra lo jugó cuando militaba en Segunda con el Preston. Fue contra Andorra y con un gol de ansias, remachando sobre la línea un remate de Defoe que ya entraba.

6. Jonathan Mensah

Pese a no disputar ni un minuto en su primer año de cesión al Granada -por entonces en Segunda B-, las Estrellas Negras lo reclutaron para el Mundial de Sudáfrica, donde fue un fijo hasta perderse por sanción los cuartos frente a Uruguay. Por supuesto, de mala ‘ghana’.

7. Will Grigg

¿Se puede ser un ídolo en Irlanda del Norte habiendo hecho casi toda tu carrera en la tercera división inglesa? Que se lo cuenten al delantero del Wigan, con el cántico más viral del fútbol británico: “Will Grigg’s on fire, your defence is terrified…”

8. Diegui Johannesson

Nacido en Asturias, de padre islandés y madre española, en apenas medio año pasó de jugar un Real Oviedo-Somozas a debutar con la selección de moda en Europa.

 

9. Gianluigi Buffon

Tras ser campeón del mundo con la Azzurra mantuvo su compromiso con la Juve pese al descenso a la Serie B por el Calciopoli. Aquella temporada alternó los clasificatorios para la Euro con duelos domésticos frente al Frosinone o la Triestina.

10. Hernán Boyero

En un momento de impasse en busca de nuevo seleccionador, Bolivia se planteó convocar por primera vez a La Jirafa, argentino nacionalizado tras su notable paso por Blooming. Con 35 castañas, quemaba sus últimos cartuchos con Tristán Suárez en la Primera B Metropolitana.