De pequeño soñaba con ser futbolista. De hecho, de mayor lo sigo haciendo. Mi sueño más recurrente es que juego al fútbol. Estuve muy cerca de lograrlo. Hasta los 14 años pensé que llegaría. Tenía clase y toque, pero me faltaba cuerpo. Me rompí la rodilla en un partido y ahí se acabó mi carrera. Definitivamente, me colgué a la guitarra.

***

Te haces aficionado de un equipo a los cuatro o cinco años. Yo no sé por qué me hice del Atlético de Madrid. No me viene de familia. Supongo que por algún amigo o porque pensé que molaba más ser del Atleti que del Real Madrid.

***

Me llaman Leiva por Leivinha, el mítico jugador de los años 70 del Atlético. A los seis años tenía un entrenador que a todos sus chavales les ponía apodos con nombres de futbolistas. Estaban Gullit, Rijkaard, Jensen, Porlan… Yo tenía el pelo alborotado y hacía bicicletas y me puso Leivinha, que después derivó en Leiva. Todos aquellos niños aún nos llamamos hoy en día con nuestro apodo… Por edad, nunca vi a Leivinha jugar, pero sí lo he visto posteriormente en vídeos. Mis ídolos fueron los Futre, Manolo, Caminero, Vizcaíno… y recuerdo con pasión la etapa de Valerón en el Atlético. También me gustaban Butragueño y Romario. El brasileño me volvía loco, siempre le he admirado [Romario aparece citado en Huracán, canción de Pereza].

***

De niño gané un concurso… El primero que le diera tres veces a unas latas que habían colocado en la escuadra de una portería se llevaba una entrada para ver un Atleti-Barça en el Vicente Calderón. Nunca olvidaré ese primer impacto al ver el estadio. Ese olor, ese sonido del balón, ver calentar de cerca a mis ídolos… Debía de ser el año 1991. Era el Atleti de Schuster y Futre. Recuerdo que ganamos 2-1 y que Arteche me firmó un autógrafo que tuve durante muchos años colgado en mi habitación. A medida que fui creciendo, seguí yendo al Calderón. Nunca he ido con mi padre. De hecho, me gusta ver los partidos en el campo solo…. Hoy en día, es fácil verme en el estadio. Es más complicado que me vean en el palco. El club me suele invitar y yo voy encantado, pero prefiero estar en la grada. Lo que no me gusta es ir a los grandes partidos o a los derbis… Allí se respira demasiado ambiente de odio y rabia y los prefiero ver en casa.

***

Cuando no estoy de gira, me encanta jugar pachangas con los amigos. Incluso, debajo de mi casa hay una cancha de barrio y a veces me añado a algún partido. Si estoy de gira, intento evitarlo por miedo a romperme. Sigo cada jornada de la Liga, pero no organizo mi semana en relación a los partidos. Cuando la gente paga una entrada por verte, el compromiso por salir a actuar es más importante que mi afición por el balón. Prefiero ver un partido y después salir a tocar, pero si coinciden ambas cosas, elijo el concierto. Lo único que le pido a la gente que trabaja conmigo es que tengan en cuenta las fechas de los derbis madrileños para que no me programen ninguna actuación.

***

Nunca he compuesto una canción para un equipo o un futbolista, pero sí hago muchos símiles. Tengo una canción que se titula Penalties y el Calderón o Iker Casillas aparecen en algunos de mis versos. El fútbol está muy cerca de mi vida. Hablando con Quique González siempre hemos dicho que teníamos que hacerle una canción a Zidane.

***

Jamás he ocultado que me gusta el fútbol. Me parece absurdo que, como artista, no pueda ser partícipe de mis dos pasiones. Quizás ahora hay menos prejuicios para que escritores o artistas digan de qué equipo son. Sí que es verdad que puede ser que en los años 80, los grupos de la Movida no fueran tan futboleros como ahora lo somos nosotros.

***

Me he pasado la vida defendiendo lo que es el Atlético, pero ahora el Atlético se defiende solo. Simeone ha traslado su carácter como futbolista al banquillo. Él ha cambiado la mentalidad de esta plantilla. Su discurso tiene un gran compromiso con el fútbol. Ahora es más fácil alardear de ser rojiblanco, pero, y creo que es algo que tiene que ver con el propio espíritu del club, me he sentido más orgulloso de ser colchonero cuando estaba abajo, cuando estábamos en problemas. Si algún día tengo un hijo que me pregunta… ‘¿Por qué somos del Atleti?’, le pondría un vídeo de un partido de esta temporada [2013/14], con Simeone en el banquillo y Gabi mandando en el campo, y le diría: ‘Mira cómo juegan al fútbol. Por eso somos del Atleti’.


Esta entrevista está extraída del #Panenka29. Puedes conseguirlo aquí