¿Si hubiera que definir un Betis-Sevilla en una palabra cuál sería?

Sentimiento, mucho sentimiento

Alfonso Pérez siempre ha sido conocido por el respeto que le tenía la afición del Sevilla, así como el que usted mismo mostraba al gran rival. Aun así, ¿Cómo recuerda su entorno antes de un partido de estas características?
Lo recuerdo como un ambiente especial, lleno de emoción y muchos nervios previos. Pero sobre todo, lo que mueve partidos como estos es la ilusión que se vive en ambos equipos, en la grada y en toda la ciudad de Sevilla.

¿Recuerda algún derbi con especial cariño?
La verdad es que recuerdo pocos en los que ganáramos, no te voy a engañar. Pero me quedo con el 1-3 en el Sánchez Pijuán, con un gol mío además.

En 2002 unos cuantos aficionados del Sevilla empezaron a golpear en medio de un derbi a un guardia jurado del estadio. ¿Vivió algún episodio violento entre ambas aficiones o jugadores?
Fue algo muy desagradable. No hay que permitirlo. Un derbi no hay que vivirlo así, son equipos rivales pero deben ser equipos amigos. La violencia no conduce a nada. Un derbi hay que vivirlo con ilusión pero no llegar a estos extremos porque estas cosas manchan la fiesta del fútbol. Por otro lado, entre los jugadores yo nunca viví ningún episodio violento.

¿Qué cree que ha cambiado desde aquél 2002 para que los últimos encuentros se hayan desarrollado de una forma más “deportiva”?
La afición se ha concienciado, siempre hay locos por todos lados pero la mayoría de gente sabe que no hay que llegar a eso.

¿Hubiese aceptado una oferta por jugar con el Sevilla?
Nunca. Yo fiché por el Barça cuando el Betis descendió. Había que vender jugadores porque no había dinero y nos fuimos varios comopañeros. Si no hubiera sido por eso, yo nunca me habría ido del Betis.

Teniendo en cuenta que el Sevilla no está realizando una de las mejores temporadas y el Betis está trazando una línea ascendente, ¿Cómo ve el futuro a corto plazo de ambas entidades?
Por parte del Betis, estamos en unos años de transición positiva. Hay otros gestores. La marcha de Lopera también ha influido porque ha sido un cambio en la entidad. Y a nivel futbolístico también ha habido un cambio. Esto es el fruto de trabajo hecho con humildad, siempre ha habido problemas económicos y con poco presupuesto no se puede fichar a jugadores y hay que trabajar con lo que se tiene. Aquí está la importancia del que yo creo que es un gran entrenador, que se ha ajustado a la plantilla y la ha gestionado muy bien, con poco presupuesto está teniendo unos grandes resultados.

¿Un pronóstico para el partido de hoy?
Una victoria para el Betis sería importantísima, independientemente del resultado. Aunque sea contra el Sevilla hay que ir a por los tres puntos y nada más. A todos nos gustaría una gran goleada pero tenemos que pensar que lo importante son los puntos. Las aspiraciones del equipo han cambiado, una temporada tan regular hace pensar que ojalá el equipo llegue a Europa. El objetivo de la permanencia ya está conseguido y ahora se presenta la posibilidad europea, y sin duda toda la afición está muy ilusionada.

¿Existe un sentimiento de revancha después del último derbi?
El que es sensato sabe que lo importante es la victoria. Todo el mundo sabe lo que significa un partido contra el Sevilla, y seguro que para muchos será una revancha porque el partido allí fue muy duro. Pero repito que es muy importante ir concienciado que lo que importa el viernes son los tres puntos.