¿Cuántas veces habéis escuchado eso de que la Football League Championship, es decir, la segunda categoría del fútbol inglés, es mejor torneo que la máxima división de muchos países de Europa?  ¿Bastantes, verdad? Pues bien. Ya sabéis que aquí no somos mucho de sumarnos al carro de la mayoría, ni que sea para tocar un poco las narices, pero ante afirmaciones como esa no podemos hacer más que bajar los brazos y asentir con la cabeza. Solo hace falta chequear ligeramente los clubes, jugadores y entrenadores que componen a día de hoy la Championship para empezar a darse cuenta que no es una competición como cualquier otra. Que tiene algo de especial. Seducidos por esa impresión inicial, y aprovechando que justo estos días arranca su calendario, hemos tratado de recopilar algunas razones para convenceros que durante este curso 2016/2017 no es mal plan aficionarse al torneo.

I. BENDITA COMPETITIVIDAD

En las últimas temporadas se han ido alternando los equipos que han ascendido. Aunque claro, siempre hay habituales que pasan de forma constante de una categoría a otra. Es el caso de los Burnley, Hull City, Norwich o QPR. Esto demuestra dos cosas: lo reñida que es la Championship y lo difícil que es mantenerse durante varios años seguidos en la Premier League. Ahí está el ejemplo del Middlesbrough, cuánto tiempo ha tenido que pasar para verlo en la máxima categoría del fútbol inglés. Cada temporada encontramos varios equipos históricos disputando esta liga, pero el cartel de la 2016/2017 promete mucho. Hay equipos casi obligados a ascender de forma directa a la Premier, demasiados gallos en el corral.

II. CAMPEONES A GRANEL

En la actualidad, hay los mismos equipos que saben los que es proclamarse campeones de la primera división inglesa en la Premier League (11) que en la Championship (11). La segunda categoría del fútbol inglés, lejos de lo que podría dar a entender su estatus a nivel federativo, huele a historia, a éxito, a viejas glorias. Muchos de los conjuntos que este fin de semana van a escuchar el pistoletazo de salida del torneo competirán estos próximos meses contra su propio pasado, que en cierto sentido les exige que recuperen la condición que antaño poseyeron.

III. DOS CAMPEONES DE EUROPA LUCHANDO POR SUBIR

FOREST_nota_interior.jpg_1360585586No sabemos si se ha dado en alguna otra ocasión que dos campeones de Europa se citen en una segunda división. El Nottingham Forest lleva muchos años sin dar el salto a la Premier, y el Aston Villa llevaba varios años jugando con fuego. Al final el Villa se quemó. La Championship tiene el mismo número de campeones de Europa que la Liga y más que la Ligue 1 francesa. Son datos demoledores. Sí, es cierto que ha llovido muchísimo desde que lograran sus éxitos deportivos, pero ahí están las tres Copas de Europa acumuladas entre ambos. El Villa mantiene un bloque importante respecto a la pasada campaña, y el objetivo del ascenso es evidente. Por su parte, el Forest no tiene jugadores de tanta calidad pero suma un equipo interesante con aspiraciones de meterse en la zona alta de la tabla. De todas formas, la Championship no respeta a los históricos equipos. Aquí se viene a sudar y a sufrir hasta el último segundo.

IV. ENTRENADORES PARA TODOS LOS GUSTOS

Hablábamos en el anterior punto sobre el hecho de que haya dos Campeones de Europa en la segunda división  inglesa, pero este caso también se da en los entrenadores. Dos que sí tienen cierta fama, pues se la han ganado, son Rafa Benítez y Roberto Di Matteo. Además de dirigir a dos clubes históricos y máximos aspirantes al ascenso, como son Newcastle y Aston Villa, han logrado la Champions desde los banquillos. Si ya es difícil encontrar dos equipos campeones de Europa en segunda división, imaginad tener también a dos entrenadores. En la Championship tenemos al mismo tiempo a jugadores muy míticos y conocidos como Jimmy Floyd Hasselbaink, Walter Zenga, Slavisa Jokanovic, Gary Caldwell o Jaap Stam. Con este último no debe ser muy buena idea cabrearse en un entreno. Los hay también conocidos en la Premier como Mick McCarthy, Chris Hughton, Owen Coyle o Garry Monk. Además, encontramos a uno que dejó gran recuerdo en Donosti como es Philippe Montainer, y al hijo de una leyenda: Nigel Clough.

New-manager-Roberto-Di-Matteo-poses-after-the-press-conference

V. NEWCASTLE, UNA BESTIA ANDA SUELTA

Mantener en el puesto a un entrenador que percibe aproximadamente el mismo sueldo que tenía hace un puñado de meses como técnico del Real Madrid, gastarse más de 40 ‘kilos’ en nuevos jugadores con experiencia en la élite, tratar de mantener a toda costa aquellos futbolistas que el año pasado articulaban tu columna vertebral… Todo hace indicar que el Newcastle está preparado incluso para venderle su alma al diablo con tal de oficializar cuanto antes su regreso a la Premier League y dejar el resbalón del curso pasado en una anécdota amarga pero efímera. Cualquier cosa que no sea una celebración de ascenso a final de temporada, desde luego, será un suspenso, un palo, un desastre. El Newcastle tiene la masa social, el dinero, el equipo y la ambición. Ahora solo falta que también ponga el fútbol y los resultados. Rafa Benítez, Jesús Gámez, Jack Colback, Jonjo Shelvey, Mohamed Diamé, Matt Ritchie y Ayoze Pérez son los cabezas de cartel de una escuadra que, a priori, tiene poco que envidiarle a cualquier otro equipo de nivel medio de la Premier League. ¿Será suficiente?

VI. EL LEEDS QUIERE DESPERTAR

Hace quince años el Leeds estuvo a las puertas de una final de Champions League. En aquella ocasión cayó ante el Valencia de Héctor Cúper. Era un Leeds fantástico, con jugadores de la talla de Olivier Dacourt, Mark Viduka, Harry Kewell, Alan Smith o Rio Ferdinand. Una pasada de equipo. Pero en el deporte, como en la vida, no se puede vivir eternamente de los recuerdos. El Leeds lleva ya unos cuantos años sin dejarse ver por la Premier League. Descendió en la temporada 2003/2004, el año del Arsenal de Los Invencibles. Junto a ellos también bajaron de categoría el Leicester y los Wolves. Mirad si ha pasado tiempo que Saha, Yakubu o Juan Pablo Ángel hacían bastante goles. Qué época aquella.

VII. RESACA DE LA EUROCOPA

Aron+Gunnarsson+Cardiff+City+v+Middlesbrough+leKuvfSNRjvlLa séptima liga que tuvo más representación en la última Eurocopa de Francia, con solo tres futbolistas menos que la española, fue la Football League Championship. Y para acabar de encuadrar el impacto de tal estadística, basta con descubrir que de la segunda división de nuestro país apenas viajó a territorio galo un jugador. Puede sonar a chiste, pero a la hora de prever el posible desarrollo del segundo torneo inglés en importancia que acaba de descorcharse, habrá que tener en cuenta el peaje físico que podrían pagar algunos de sus futbolistas inscritos después de no haber descansado demasiado durante el último verano. La Championship 16/17 cobijará, entre otros, a tipos tan carismáticos y conocidos como Aron Gunnarsson o Will Grigg, a los que en parte les debemos que el último mes de junio se nos hiciera menos aburrido. Para cerrar este punto, habría que comentar que esta estadística se vio bastante favorecida y abultada por el considerable número de selecciones británicas que acudieron a la Euro.

VIII. JUGADORES A SEGUIR

Si centramos el foco y analizamos simplemente las individualidades que tiene la liga, nos damos de bruces con otra realidad más que interesante. En términos de calidad futbolística, la Championship tampoco tiene razones para sonrojarse. Más bien todo lo contrario. Está plagada de jugadores contrastados y perlas prometedoras que amenazan con dar que hablar. Siguiendo las pistas que dejan a cada paso nuestros compañeros de The Guardian, que nunca suelen fallar cuando se trata de elaborar guías sobre competiciones que recién empiezan, seleccionamos a 4 futbolistas que por un motivo o por otro merecen ser seguidos durante los próximos meses.

Aleksandar Mitrovic (Newcastle, 21 años): Lo difícil es quedarse con un solo pupilo de Rafa Benítez dado lo muy pomposa que es la plantilla con la que el Newcastle asalta el reto de regresar a la Premier. Pero como nos gusta el riesgo, nos quedamos con el joven ariete serbio, que durante la campaña pasada, la de su debut en las Islas, le demostró al planeta que es capaz de lo mejor y de lo peor. Teniendo en cuenta sus condiciones y el cambio de nivel que encontrará en los zagueros rivales, le auguramos una campaña más prolífica en goles que en fallos garrafales.

Jordan Ayew (Aston Vila, 24 años): Destacar el año pasado en uno de los peores Aston Vilas de la historia, sin duda, tiene su mérito. Así que, dado que el rendimiento y la actitud de Ayew fue de lo poco rescatable del equipo en la anterior campaña, mantenemos la fe en su futuro rendimiento. Capaz de romper los partidos y amante del juego abierto, de entrada, sin duda, el ghanés representa una de las mejores figuras del torneo.

Fernando Forestieri (Sheffield Wednesday, 26 años): Aunque el año pasado tuvo que encajar el duro golpe de quedarse a las puertas del ascenso, el atacante argentino ha renovado su compromiso con el actual proyecto del club y en esta campaña volverá a intentar guiar a los suyos hasta lo más alto. Viene de marcar 15 goles y de repartir 6 asistencias, pero si sigue entonado, tiene cualidades para superar ambas cifras.

Shane Duffy (Blackburn Rovers, 24 años): Internacional absoluto por la República de Irlanda, Duffy participó en dos partidos de la pasada Eurocopa y es sorprendente, según comentan los analistas británicos, que todavía no haya encontrado un hueco en la Premier League. Central férreo y con buenas dotes para el juego aéreo, la consistencia del Blackburn y la aspiración de la entidad de estar en la parte alta de la tabla dependerán mucho de su estado de forma.

IX. PROPIETARIOS EXCÉNTRICOS A LA ORDEN DEL DÍA

La segunda división del fútbol inglés, al igual que la Premier, no está exenta de propietarios extranjeros. Si bien es cierto que el porcentaje de capital foráneo es menor, también encontramos todo tipo de nacionalidades a cargo de un equipo de fútbol. Uno de los más famosos es el dueño del Cardiff, el señor Vincent Tan. Hace unas temporadas fue noticia ya que el magnate malasio cambió los colores del club galés. En el Leeds podemos encontrar al excéntrico Massimo Cellino, un auténtico personaje italiano que ya fue dueño del Cagliari. Hasta grupo de música tiene el bueno de Cellino, como se puede comprobar en este vídeo. Quizá el dueño inglés más conocido sea el del Newcastle, el gran Mike Ashley. La de cantidad dinero que ha podido derrochar este hombre en fichajes que no le han rendido. En todo caso, y sombras aparte, la Championship también pinta divertida si miramos a los palcos.

X. LA CUOTA DE ESPAÑOLES

No encontramos un gran número de jugadores españoles, hasta el momento, en la Championship. En total son ocho futbolistas: Jesús Gámez y Ayoze Pérez (Newcastle), Sergi Canós (Norwich), Adama Traoré (Aston Villa), Bruno (Brighton), Pablo Hernández (Leeds), David Raya (Blackburn) y Dani Pinillos (Forest). En esa lista encontramos a verdaderos veteranos de guerra, y otros muy jóvenes que querrán llamar la atención de la Premier League. Repasando los clubes en los que están, pertenecen a equipos muy conocidos y con una historia importante, de hecho tienen varias ligas en sus vitrinas. Resulta curioso que con la vuelta del Wigan a la segunda categoría del fútbol inglés, no haya ningún futbolista español en sus filas. No hace tanto tiempo, cuando Roberto Martínez todavía era su técnico, varios jugadores nacionales jugaban allí. Han ido y viniendo jugadores, pero estos ocho son los que se mantienen:

Jesús Gámez (Newcastle)
Ayoze Pérez (Newcastle)
Sergi Canós (Norwich)
Adama Traoré (A.Villa)
Bruno (Brighton)
Pablo Hernández (Leeds)
David Raya (Blackburn)
Dani Pinillos (Forest)CnQRjl9WAAQMFeI