El 4-2-3-1 es el sistema que más ha utilizado Fatih Terim con el combinado turco, aunque en ocasiones también ha experimentado con un 4-4-1-1 o un 4-3-3 más clásico. Lo cierto es que el ‘Emperador’ se ha cargado de un plumazo toda la vieja guardia de la selección, con algunas excepciones notables, véase el caso de Arda Turan, Selcuk Inan, Gokhan Gonul o Mehmet Topal.

PERFIL(M)Turquía no hubiera podido obtener su billete para la Eurocopa de 2016 si no hubiera conseguido reorientar a tiempo el rumbo nefasto que tuvo en el inicio de la fase de clasificación. Los chicos de Terim cayeron al fondo de su grupo, y sus números no eran demasiado mejores a los de una modesta como Kazajstán. El equipo daba la sensación de estar desarticulado, falto de energía y -sorprendentemente dado el carácter de su míster- huérfano de pasión. A pesar de que todas las críticas se dirigían a Terim, el entrenador no dejó de repetir que las cosas acabarían mejorando. Y vaya si lo hicieron.

En los últimos tres partidos clasificatorios, el conjunto otomano pasó por encima de Holanda (3-0), no perdió la solvencia ante la República Chequia (2-0) y acabó confirmando su presencia en Francia después de una última jornada agónica ante Islandia. A falta de muy poco para que se llegara a los 90 minutos de ese duelo contra los nórdicos, el capitán de Turquía, Inan, anotó de falta y condenó a los neerlandeses a pasarse todo el verano sentados en el sofá.

 

Se baraja la posibilidad de que Terim opte por jugar sin un delantero puro, y que coloque como ‘falso 9’ a Malli, a Turan o a Calhanoglu. Considerando que en la delantera no tiene mucha variedad, la teoría suena plausible

 

Da la sensación que el equipo ya ha captado la idea de Terim, y que llega al gran torneo en su mejor versión. Los dos mediocentros que más opciones tienen de sostener el once en la zona ancha son el propio Inan, del Galtasaray, y la pujante estrella del Fenerbahce, Ozan Tufan. Inan destaca por la capacidad que tiene de dominar los dos registros del juego, el defensivo y el ofensivo. Y Tufan, PERFIL(M)por su parte, es un box-to-box que siempre aporta dinamismo. Terim también tiene la opción de añadir un tercer hombre en la sala de máquinas, Mehmet Topal, aunque el entrenador parece decidido a utilizarle en el centro de la defensa.

Tener que jugar con un centrocampista en la retaguardia expone precisamente uno de los mayores problemas de esta selección otomana. Terim no podrá contar en Francia con Omer Toprak, zaguero del Bayer Leverkusen, lo que sin duda va provocarle más de un dolor de cabeza. Topal y Hakan Balta, el experimentado futbolista del Galatasaray , son los que tienen más números de jugar en el centro de la defensa. Para los otros puestos de la línea defensiva, sin embargo, el seleccionador tiene un montón de alternativas. Caner Erkin, del Fenerbahce, parece el mejor colocado para ocupar el lateral izquierdo, aunque su compañero de equipo, Hasan Ali Kaldirim, también podría contar con minutos. En la derecha, Gokhan Gonul e Ismail Koybasi competirán por hacerse con la posición.

Aunque el punto que parece mejor cubierto en el sistema de Turquía es la zona ofensiva de su centro del campo. Arda Turan casi seguro que será indiscutible en uno de los dos costados. Es probable que por ello la estrella del Leverkusen, Hakan Calhanoglu, tenga que desplazarse hacia la izquierda, carril que también podría reservarse a Oguzhan Ozyakup, posiblemente el mejor jugador de la última Super Lig. Yunus PERFIL(M)Malli y Volka Sen son otras cartas interesantes que todavía le dan más profundidad de banquillo al conjunto. También se baraja la opción de que Terim opte por jugar sin un delantero puro y que coloque como ‘falso 9’ a Malli, a Turan o a Calhanoglu. Considerando que en la delantera no tiene mucha variedad, la teoría no es descartable. El delantero del Besiktas Cenk Tosun lo ha hecho bastante bien en la absoluta recientemente, aunque su campaña ha quedado un pelín eclipsada por el gran estado de forma de Mario Gómez. Y Burak Yilmaz, por su parte, ha tenido muchos problemas en las rodillas en China.

Terim dejó finalmente al polémico arquero Volkan Demirel fuera de la convocatoria. Aunque su veteranía era una garantía, el técnico prefirió priorizar la armonía de su bloque. En general, el estilo de esta Turquía premia al juego colectivo, buscando siempre aprovechar la calidad técnica de sus jugadores a partir de la posesión. Aunque a la delantera le falte mordiente, la afición puede ilusionarse con las altas dosis de imaginación ofensivas que aportan tipos de la talla de Calhanoglu, Ozyakup o Turan.

El gran mérito del seleccionador es haber encontrado el equilibrio en un grupo que parecía haberlo perdido por completo, y ahora lo que se espera es que las lesiones no mermen el potencial del once. Todo se fía, básicamente, al rendimiento que puedan dar los centrocampistas más creativos.

ONCE PROBABLE_

Irlanda

LA SORPRESA_

Los aficionados al fútbol base del Arsenal probablemente se acuerden de Oguzhan Ozyakup. En 2012, este joven talento que había ilusionado a los ojeadores de medio planeta cambió los colores ‘gunners’ por los del Besiktas por solo 500.000 euros. A sus 23 años, ya está plenamente consolidado como uno de los talentos más brillantes del fútbol turco, y ha jugado un papel clave en la consecución del título de liga esta temporada del Besiktas, moviendo los hilos desde el centro del campo. Ozyakup es capaz de aportar en el medio pero también de desequilibrar en ataque. Esta campaña la ha cerrado con diez goles y ocho asistencias, estadísticas que sorprendieron a muchos de sus compatriotas. Ha sido titular en los últimos ocho encuentros de Turquía y es casi imposible que pase a ser suplente en la Euro.

LA DECEPCIÓN_

Terim se la ha jugado dejando fuera de la convocatoria a Demirel y entregando la portería a Babacan. El guardameta del Basaksehir no cuenta con la experiencia del portero del Fenerbahce y cualquier error en el torneo podría mermarle mucho la confianza.

LAS EXPECTATIVAS_

Debido a lo muy apurada que ha sido su clasificación, no da la sensación que Turquía esté bajo ningún tipo de presión pública. Aun así, Terim ha conseguido tejer de nuevo la mentalidad que permitió a los otomanos, también bajo sus órdenes, plantarse en las semifinales de la Eurocopa de 2008. El combinado nacional ha respondido bien en los dos últimos grandes campeonatos que ha jugado, pues en el Mundial de 2002 también rozaron la perfección haciéndose con la medalla de bronce. Si confirman de nuevo su condición de ‘tapados’, podrían volver a remar hasta semifinales. Hay que tener en cuenta que, centrándonos en la calidad, esta generación es superior a la de 2008.

Emre Sarigul | | Turkish Football

 


Este artículo forma parte de la red de medios que ha coordinado el diario inglés The Guardian de cara a la Euro2016. Se trata de una cooperación entre 24 de los mejores diarios y revistas de los países presentes este verano en Francia. Panenka es la cabecera escogida como representante de esa asociación en España.
mockup_portada_home_Panenka#53 copia

logo euro16 panenkapq