Los jugadores de la Liga ya saben a pies juntillas las complicaciones que pueden venir si cometen falta al borde del área ante el Levante. Y lo saben porque ya han tenido que ver en lo que va de temporada hasta cinco ocasiones en las que Enis Bardhi, el francotirador macedonio, toma posición y no perdona la locura que acaba de cometer su adversario. El mediocentro no solo se desenvuelve de lujo en los lanzamientos de falta, pues en la última campaña en Budapest, el futbolista marcó una docena de goles de todos los colores en un total de 29 partidos.

 

El interés de otros equipos europeos provocó que el Levante diera un paso al frente y lo apostase todo por el futbolista

 

Su carrera futbolística comenzó en las categorías inferiores del Shkupi de Macedonia. En 2013 pasó por las filas del equipo dánes Brondby y un año más tarde estaba en el Prespa Birlik de Suecia, en el que jugó media temporada para saltar al Újpest de Hungría. En este último consiguió 19 tantos en 79 encuentros y fue clave para que lo convocaran en la selección absoluta de Macedonia y en la Eurocopa Sub-21 de 2017. Tanto su estancia en Újpest como su actuación en la Euro fueron vitales para que se le abrieran las puertas del Levante.

Pero hasta llegar al equipo húngaro tuvo que saltar algún que otro escollo, pues su primer intento de ser alguien en el mundo del fútbol le llevó a realizar un viaje a Suecia, a los 16 años, para jugar en un equipo de tercera división. La estancia fue corta y ni tan siquiera tuvo ocasión de demostrar su potencial, pues al tratarse de un futbolista menor de edad no podía jugar. Además, en aquel momento Macedonia no estaba dentro de la UE, lo que siginificaba un bache más en su deseo de alcanzar las máximas competiciones europeas.

 

El macedonio venía de completar una sobresaliente actuación en el Europeo sub 21, pues en tan solo tres partidos consiguió llamar la atención del continente

 

Bardhi aterrizó en Valencia a principios de verano procedente del Újpest, el séptimo clasificado de la liga húngara la pasada temporada. Empezó en el Levante luciendo el ‘5’,  pero el dorsal no le hacía justicia. Y ahora, el que se ha destapado como revelación de la competición doméstica, defiende el ‘10’ del conjunto granota. El macedonio venía de completar una sobresaliente actuación en el Europeo sub 21, pues en tan solo tres partidos consiguió llamar la atención del continente. Su actuación en la Euro hizo que clubes como el Stuttgart o el Dinamo de Zagreb pusieran el foco sobre él.

El interés de otros equipos europeos provocó que el Levante diera un paso al frente y lo apostase todo por el futbolista. Y el movimiento fue todo un acierto. Tanto la directiva como el staff deseaban tener en sus filas al jugador del Ujpest. Y este interés fue clave para que el macedonio se decidiera por el club levantino. El jugador cuenta con la confianza de Muñiz desde el primer día, pues le dio la titularidad en el minuto uno y él ha sabido aprovecharlo. El mediocentro cumplió en pretemporada. Tres tantos de libre directo y un atisbo de lo que estaba por llegar.

Rubén y Rulli han sido los últimos metas que han sufrido los disparos de este francotirador. Tal es su categoría que ya se han apresurado a compararle con futbolistas de la talla de Miliko Pantic o David Beckham. El nuevo especialista en faltas de la Liga, ya ha revelado en alguna ocasión que sus lanzamientos certeros en el libre directo no son fruto de la casualidad. El macedonio entrena sus tiros desde que era pequeño y considera que las claves de esta cualidad son la concentración y la habilidad de saber engañar al portero, aunque él le da mayor importancia a la primera. De este modo, el tiro libre se destapa como la nueva arma ‘letal’ que el Levante no dudará en usar cuando la ocasión se presente.