La grandeza es inherente a la caída. Todo lo que un día fue triunfante y laureado, posteriormente será visto muy por debajo de lo que fue, mártir de una época de éxitos que marcarán todo lo que no sea victoria. El AC Milan es un ejemplo de todo lo anterior: un club que ha teñido su pasado de letras doradas y que, desde hace una década, no consigue una gran gesta que dirima su cuestionamiento. Una vez establecido en una racha negativa en cuanto a éxitos y resultados, la esperanza es más fácil de encontrar. Los nuevos dueños del club rossonero han querido atraer esa esperanza a base de la ilusión generada por las grandes contrataciones realizadas en este comienzo de mercado veraniego. No se puede negar la ilusión en la parroquia de San Siro ante los jugadores que ya forman parte de su equipo. No obstante, el Milan ha mantenido a su técnico tras una nueva temporada dubitativa. Montella será el encargado de realizar la labor de engarce, y hacer lo posible por que la calidad de las nuevas y antiguas piezas del equipo fluya en un torrente que tiene por objetivo a corto plazo volver a la Champions League y disputar el título doméstico a la incontestable Vecchia Signora.

El club no ha querido esperar para comenzar a destrozar el mercado mediante fichajes mediáticos. El objetivo es que Montella pueda disponer cuanto antes de toda la plantilla al completo. Aunque siempre se estará sujeto a alguna incorporación de última hora. Salvo la portería, que ese es otro cantar, el Milan ha reforzado todas sus líneas: la defensa con Mateo Musacchio, Ricardo Rodríguez y Andrea Conti, el centro del campo en todas sus parcelas con Frank Kessié y Hakan Çalhanoglu y la línea atacante con André Silva y Fabio Borini.

Mateo Musacchio (Villarreal)

El defensa central abandona el submarino amarillo tras permanecer en él las últimas siete temporadas. Llegó desde River Plate a las categorías inferiores del Villarreal y no tardó en dar el salto al primer equipo. El defensor argentino afronta, a sus casi 27 años, el papel de ser uno de los bastiones defensivos de uno de los clubes más laureados de Europa. Detrás quedan temporadas aciagas a nivel defensivo, fácilmente mejorables por las aptitudes que presenta el ex del Villarreal. Durante sus siete años en Villarreal, Musacchio ha demostrado un nivel de primer nivel internacional, de ahí que no haya pasado desapercibido para los ojeadores del Milan.

Mateo Musacchio se ha convertido en uno de los defensores más destacados de la liga española tras una mejora paulatina temporada tras temporada. Su juego defensivo destaca por la contundencia y el dominio de la situación cuando el defensor se encuentra fuera de zona. Destaca en todos y cada uno de los aspectos defensivos modernos: contundente fuera de zona, bien desde el suelo, saliendo al corte de posición, destacada velocidad en carrera… A todo ello se le suma una gran capacidad para medir bien la salida de zona y un desplazamiento de balón muy depurado.

Hakan Çalhanoglu (Bayer Leverkusen)

Se trata de otro de ejemplo de futbolista turco de éxito que ha desarrollado toda su carrera en Alemania. Çalhanoglu comenzó despuntando como futbolista en las filas del Karlsruhe, donde fue ascendiendo categorías hasta instalarse en el primer equipo. El futbolista turco llamó la atención de los equipos de primer nivel nacional y el Hamburgo se hizo con sus servicios. Su desarrollo fue creciendo poco a poco y la inestable situación deportiva del Hamburgo propició la salida del genio turco hacia el Bayer Leverkusen asentándose, definitivamente, en un club de primer nivel en el país germano. El club de la aspirina no cuajó los resultados que se le demandaban en las posteriores temporadas, lo que hizo que algunos de sus mejores jugadores partieran hacia retos más grandes. Eso pasó con Çalhanoglu.

El Milan ha adquirido a un futbolista que posee una versatilidad inversamente proporcional a su regularidad. Su clase está fuera de toda duda, sin embargo, su asignatura pendiente es sacarla a relucir más a menudo que hasta ahora. Se trata de un jugador que no posee una demarcación clara. Se mueve con libertad de movimientos por toda la zona de tres cuartos con gran acierto. Tanto por fuera como por dentro posee recursos para hacer daño a casi cualquier equipo. No obstante, puede tratarse de uno de los futbolistas con mejor golpeo del mundo. Su disparo con balón en movimiento es letal. Pero aún más dañino es a balón parado, siendo uno de los mejores lanzadores de libres directos del planeta fútbol.

André Silva (Porto)

Una de las apariciones de la temporada pasada sin duda alguna. Ha militado toda su vida futbolística en Portugal, en las filas del Porto FC desde la temporada 11/12. El punta portugués se fue abriendo paso entre las categorías inferiores a base de goles y buenas actuaciones hasta que a comienzo de la temporada pasada ascendió al primer equipo. Una temporada en las filas de uno de los equipos más laureados del país luso ha sido suficiente para que el ariete llame la atención de los grandes clubes internacionales. Al final, el plan de reconstrucción del Milan sedujo a André Silva para que se convirtiera en su principal baza ofensiva de cara al próximo curso.

Muchas son las habilidades de André Silva. El portugués posee un excelente posicionamiento dentro del área sin ser un ariete puro al uso. Casi siempre está bien colocado para cazar los rechaces y los centros de sus compañeros. Sin ser un delantero especialmente alto consigue unos elevados porcentajes de disputas aéreas ganadas. Mencionamos que no se trata de un nueve puro porque su ratio de acción no se ubica, únicamente, dentro del rectángulo que delimita el área. André Silva se mueve por todo el flanco de ataque, cae a las bandas y retrasa su posición para recibir en el medio y ser partícipe de la creación de la jugada. La mejor forma de definir al nuevo delantero del Milan es que se trata de un jugador que genera peligro con casi cualquier balón que pasa por sus pies, indiferentemente a la posición que el ariete ocupe en ese momento.

Frank Kessie (Atalanta)

El mediocentro costamarfileño fue captado por el Atalanta siendo bastante joven. Kessie ha ido superando categorías en el club de Bérgamo hasta llegar al primer equipo. Una vez dio el salto al primer equipo del Atalanta fue cedido durante una temporada al Cessena, donde adquirió una valiosa experiencia y madurez en su juego. Esta temporada fue la primera que disputaba completa con el Atalanta. La primera y la última, por el momento, ya que su rendimiento fue tan elevado como sorprendente, lo que levantó el interés de numerosos equipos. El ambicioso proyecto del Milan ha convencido al mediocentro africano que, por juventud y proyección, apunta a tener, más pronto que tarde, una gran importancia en la zona ancha del conjunto dirigido por Montella.

Con Frank Kessie asistimos al típico mediocentro africano moderno de gran potencia, capacidad de abarcar mucho campo y técnica a la hora de sumarse al ataque y jugar el balón. Se trata de un perfil de juego similar a Touré Yaya, salvando las distancias y teniendo en cuenta de que se trata de un jugador de apenas 20 años. El juego de Frank Kessie aún adolece la carencia de algunos conceptos tácticos que, unidos a su gran capacidad física, pueden mejorar su juego sobremanera. Su capacidad para abarcar mucho terreno de juego le permite estar muy presente en las acciones defensivas de su equipo y ayudar a la defensa en numerosas acciones. Además de destacar en el apartado defensivo, posee una gran llegada desde segunda línea, apareciendo por sorpresa para finalizar algunas jugadas. Además, uno de sus aspectos a destacar es la determinación con la que juega cada balón que pasa por sus pies. Pese a lo que su perfil de juego pueda hacer pensar, se trata de un jugador con una depurada conducción de balón y cierta habilidad para driblar rivales.

Ricardo Rodríguez (Wolfsburgo)

El futbolista suizo ha sido otra de las grandes incorporaciones que ha realizado el Milan para el puesto del lateral izquierdo. La llegada del helvético supone un escollo en la titularidad tanto para De Sciglio como para Vangioni, ya que Ricardo Rodríguez parece postularse como titular en esa demarcación a principio de la temporada. Tras haber militado durante toda su carrera futbolística en el FC Zürich suizo, en 2012 el Wolfsburgo se hizo con sus servicios. Sus grandes actuaciones en el club de la Volkswagen despertaron un gran interés por varios clubes punteros a nivel europeo. Tras aguantar el tirón y quedarse en el Wolfsburgo, la mala temporada de los suyos, que lucharon hasta el final por no descender, ha motivado la salida del astro suizo hacia el renovador proyecto milanista.

Ricardo Rodríguez es un jugador tremendamente completo en la posición que ocupa. Una de sus principales cualidades es su gran golpeo de balón, tanto en parado como en movimiento. Posee una pierna zurda que presenta una destacada precisión y potencia para colocar cualquier balón cerca de su objetivo. Además, se trata de un jugador que no se complica a la hora de sacar el balón desde atrás. El balón llega a su destinatario sin problemas en la gran mayoría de situaciones. Su físico imponente le permite subir y bajar la banda izquierda de forma incansable. Una vez incorporado al ataque, sus centros desde la banda son bastante dañinos para las defensas rivales debido a su gran precisión en el golpeo. Pese a que el apartado ofensivo destaca más que el defensivo, se trata de un correcto jugador en labores defensivas, va bien al suelo y suele robar un número destacado de balones.

Andrea Conti (Atalanta)

Andrea Conti ha desarrollado toda su temprana carrera deportiva vinculado al Atalanta. El jugador de 23 años comenzó en el club de Bérgamo desde las categorías más inferiores. Durante su progresión en el conjunto italiano experimentó dos cesiones, al Perugia y al Virtus Lanciano, lo que le permitió coger minutos y madurez como jugador. Con capacidad para jugar como interior derecho, Andrea Conti ha explotado su mejor nivel en la presente temporada desarrollando la función de lateral derecho en un Atalanta que ha sido la revelación del campeonato italiano. Meses antes de finalizar la temporada ya se hablaba del interés del Milan en contratar al lateral derecho del Atalanta. El italiano se ha convertido en el séptimo fichaje del Milan en lo que va de mercado estival.

El nuevo lateral del Milan se une a la contratación de Ricardo Rodríguez, apuntalando ambos costados defensivos, y a la de Mateo Musacchio para casi formar una línea defensiva completamente nueva. A la espera de que el club dé salida a algunos efectivos en materia defensiva, el conjunto dirigido por Montella pinta bastante bien en esa parcela del campo, al menos teniendo en cuenta los nombres y sin saber su adaptación al equipo. Andrea Conti destaca por ser un lateral derecho muy correcto, tanto en defensa como en ataque. No destaca mucho en uno de los dos aspectos del juego, sino que se trata de un jugador muy equilibrado. Su destacable velocidad punta y capacidad para sacar el balón jugado desde atrás son algunas de las características que más saca a relucir en materia ofensiva. Además, gana con facilidad línea de fondo con su correcto uno contra uno, aunque debe mejorar a la hora de colocar el balón en el área desde la banda. Su correcto desempeño defensivo pone aún más en valor sus acciones ofensivas. Tiene cierta facilidad para robar el balón, pese a no destacar demasiado en físico y es muy hábil a la hora de barrer desde el suelo.

Fabio Borini (Sunderland)

Pese a su relativa corta edad, Fabio Borini puede presumir de haber formado parte de varios clubes de primer nivel del viejo continente como pueden ser Chelsea, Roma, Liverpool y, ahora, Milan. El delantero italiano nunca ha llegado a adaptarse por completo a ninguno de los equipos en los que ha militado. Comenzó en el Chelsea, pero pronto regresó al país transalpino para jugar en el Parma. La Roma se fijó en él y fue en el club romano donde mejores registros goleadores y rendimiento ofreció. El club de la loba lo vendió al Liverpool en lo que se tachó de una operación de dudoso resultado, observando la joven edad del delantero italiano y el rendimiento que comenzaba a dar. Sin embargo, en la Premier no volvimos a asistir a ese buen rendimiento ofrecido en la Roma. Ni en el Liverpool, ni en el Sunderland ofreció el nivel que se esperaba de él. El Milan será otra de las grandes oportunidades que su carrera le presenta, pese a que partirá desde el banquillo desde un principio.

El juego de Fabio Borini depende mucho de su estado físico. Su explosividad y velocidad en carrera son claves para que el italiano pueda mostrar sus mejores condiciones sobre el campo. Pese a que comenzó despuntando como delantero al uso, en la Premier se ha adaptado a la posición de extremo izquierdo entrando al área en diagonal. Sus constantes desmarques hacia dentro desde la banda han sido una costumbre muy sana en un Sunderland que al final no consiguió el objetivo de la salvación. La gran calidad y variedad que dispone el Milan en la parcela atacante parece desplazar a Fabio Borini al banquillo. Sin embargo, si el ex del Liverpool y Roma, entre otros, consigue encontrar su mejor estado de forma a nivel físico y de juego, puede convertirse en titular de un equipo que quiere volver a aspirar a los éxitos de un pasado no muy lejano.