Los evidentes esfuerzos para intentar popularizar el fútbol femenino están empezando a dar sus frutos y ello ha hecho que muchos aficionados al deporte rey pongan la vista encima de una modalidad que hasta hace poco pasaba inadvertida para una gran mayoría en una época del año en la que las principales ligas de fútbol de élite descansan a la espera de la nueva temporada que da comienzo en agosto.

Este aumento del seguimiento con noticias diarias en los medios tanto escritos como audiovisuales y la expectación generada ha hecho que haya aumentado de forma espectacular el número de apuestas realizadas en mercados de la Copa del Mundo femenina. Tanto es así, que el torneo que se está disputando en Francia aparece encuadrado en la lista de ‘Eventos populares’ de la popular casa de apuestas Bet365 a la que los apostantes pueden dirigirse directamente para conocer dónde se están realizando un mayor número de apuestas.

Rivaliza así con torneos de amplia tradición como la Copa América que se está disputando en Brasil y otros torneos importantes como la Copa de Oro de la CONCACAF. Se estima un aumento en el número de apuestas relacionadas con el Mundial femenino respecto a la pasada edición de entre un 40% y un 60%, unas cifras verdaderamente espectaculares. Ello ha hecho que numerosos operadores de juego lancen ofertas especiales y promociones como nuevos bonos de bienvenida para tratar de atraer al mayor número posible de usuarios.

El campeonato se encuentra en un momento álgido con la disputa de los cuartos de final. Destaca especialmente el encuentro que disputarán las favoritas contra las anfitrionas, o lo que es lo mismo: Estados Unidos contra Francia. Si Estados Unidos gana, sería la octava vez consecutiva que se clasifica para unas semifinales de Copa del Mundo, lo que da una idea de la competitividad del combinado norteamericano en los últimos años. No lo tendrán fácil, ya que enfrente tendrán a Francia, que eliminó a Brasil en octavos de final por 2-1.

Las estadísticas de Estados Unidos previas a este partido son impresionantes, ya que llegan a este enfrentamiento tras nueve victorias consecutivas en partidos de la Copa del Mundo e invictas desde hace 14 partidos, lo que las coloca a sólo un partido del récord absoluto. La última vez que Estados Unidos perdió un partido si tenemos en cuenta cualquier competición, fue en julio de 2017 precisamente ante Francia. Desde entonces lleva 42 partidos sin perder en todas las competiciones.

Las cuotas de las casas de apuestas para este choque dan como favoritas a EE.UU., pero por escaso margen. Se pagan 2.20 euros por cada uno apostado en Bet365 si las norteamericanas ganan, mientras que el empate se cotiza a 3.25 y la victoria de Francia a 3.30.

Otros enfrentamientos de estos cuartos de final serán el Italia-China, con clara ventaja para las italianas. El Holanda-Japón, en el que las holandesas son favoritas. El Noruega-Inglaterra, con ventaja teórica para las británicas. Y el Alemania-Suecia, en el que obviamente Alemania tiene que hacer cumplir los pronósticos y vencer al combinado sueco.