La Navidad es época de reencuentro, de volver a casa junto a la familia. El día de Reyes se presentará muy especial para Jamie Vardy, estará tan nervioso como todos aquellos niños, y los no tan críos, que se despierten al punto de la mañana para abrir sus regalos. Vardy regresa a Fleetwood para disputar la tercera ronda de la FA Cup, vuelve al lugar donde gracias a una magnífica temporada firmó por el Leicester. El resto de la historia ya la conocemos: título de la Premier, muchos goles, gran repercusión mediática e incluso una Eurocopa con su país. Vamos a recordar cómo fue aquel año en la modesta ciudad al noroeste de Inglaterra.

Una Ligue One llena de equipos emblemáticos

En la actualidad el Fleetwood Town FC milita en la tercera división del fútbol inglés, en la llamada League One. Nunca antes había llegado a una categoría tan alta, están viviendo unos años históricos. Un porcentaje elevado de que esto sea así se lo deben a la figura de Vardy, no solo a la cantidad de goles que logró en su única temporada como futbolista del Fleetwood, sino al montante económico que dejó el delantero inglés. En la tercera división encontramos a equipos que os serán familiares como Wigan Athletic, Blackburn Rovers, Bradford City, Charlton Athletic, Portsmouth, Blackpool, Wimbledon o Bristol Rovers. Pese a los nombres tan conocidos de estos equipos cuesta encontrar futbolistas que nos sean familiares, quizá los más famosos sean Danny Graham (ex Swansea o Sunderland), que ahora juega para el Blackburn, Ben Amos (ex portero del Manchester United), ahora en el Charlton, o Delfouneso y Jay Spearing defendiendo la camiseta del Blackpool. Junto a todos esos equipos históricos, y algún futbolista bastante acabado, está compitiendo el modesto Fleetwood. Les impresionará mucho a sus aficionados, acostumbrados a equipos como el Yeovil Town, Crewe Alexandre o Barnet, estar peleando en una misma división ante todo un campeón de la Premier League en el año 1995 como es el Blackburn Rovers.

En el año 2014 ascendieron por primera vez en su historia a la Ligue One, Wembley acogió la victoria ante el Burton Albion. Poco a poco están logrando asentarse en esta categoría. Pero no solo eso, la pasada temporada terminaron en cuarta posición y disputaron los playoffs de ascenso a Championship. No pudieron eliminar al Bradford, algo que hubiera supuesto una locura sin precedentes. Esta es su cuarta temporada consecutiva en la tercera división del fútbol inglés, han logrado mantener la categoría sin demasiados apuros, en esta campaña les está costando arrancar más de lo habitual. El alemán Uwe Rösler es el actual entrenador del Fleetwood. Como futbolista tuvo una buena trayectoria, destacó su presencia en el Manchester City, donde fue el máximo goleador del equipo durante dos temporadas seguidas, y en el Kaiserslautern. Tiene experiencia en banquillos de esta índole, lo está haciendo bien en la FA Cup y se muestra optimista con la siguiente ronda ante el Leicester: “Es un sorteo delicioso. Es especial para nosotros por el duelo ante Jamie Vardy y por el hecho de que nunca hemos jugado ante un club de la Premier.

El año que todo lo cambió

Vardy y Fleetwood cruzaron sus caminos en la temporada 2011-2012, a partir de ese instante la vida de ambos cambió de forma radical. Pongamos en contexto este encuentro. El club de Lancashire estaba en la llamada “Conference” o lo que es lo mismo: la quinta división del fútbol inglés. La temporada anterior habían llegado hasta los playoffs de ascenso a la League Two pero el Wimbledon los derrotó con un aplastante 8-1 a doble partido. Por su parte, Vardy estaba una categoría por debajo, por muy increíble que parezca, jugando para el Halifax Town. Sus 26 goles en 37 partidos, además del ascenso del equipo, hicieron que el Fleetwood lo fichara. Su único año en Lancashire fue histórico. Por primera vez en la historia del club llegaron hasta la tercera ronda de la FA Cup, derrotaron al Mansfield Town, Wycombe Wanderers y Yeovil Town. Además, en liga estuvieron 29 partidos consecutivos invictos y llegaron hasta los 103 puntos que les hicieron ascender de categoría, subieron con dos partidos de antelación. Nunca antes en su historia habían realizado un año así. Las cifras de Vardy hablan solas: 31 goles en 36 partidos.

El Leicester City tuvo buen ojo, anduvo rápido y desembolsó 1.7 millones de libras por el goleador. Se trata de una cifra histórica para una categoría que roza lo amateur. A raíz de aquel mágico año Vardy comenzó a grabar su nombre en la historia del Leicester y la Premier League, en tan solo cuatro años pasó de ganar al Barrow o al Gateshead, a ganar la Premier, eliminar al Sevilla en Champions League y anotar un gol en una Eurocopa. En realidad no había tanta diferencia entre aquel futbolista que llevaba el número 33 y un pelo estilo mohicano en la tercera división y ese delantero que anotó durante once jornadas en la máxima categoría del fútbol inglés, hacía lo mismo en distintos escenarios. Para el Fleetwood también supuso un antes y un después aquel año 2011-2012. Se dio a conocer gracias a la cifra astronómica que pagó el Leicester y ese dinero sirvió para que el club progresara, ya que tan solo dos años después llegaron por primera vez en su historia a la Ligue One. Ahora ambos se volverán a cruzar en el camino, Vardy vuelve a casa habiendo triunfado y el Fleetwood disputará el primer partido oficial de su historia ante un equipo de la Premier League.