Con el paso del tiempo, Ronaldo Nazário y Cristiano Ronaldo han pasado a compartir mucho más que el nombre. Ambos se enfundaron la camiseta del Real Madrid gracias a la chequera de Florentino Pérez, ambos se adjudicaron el trofeo de máximos artilleros de la liga española gracias a su facilidad para abusar del gol, ambos convirtieron la bicicleta en el regate favorito de la mayoría de niños que sueñan con ser futbolistas y ambos unieron a su indudable talento una imagen publicitaria potentísima, Nike mediante. No podemos hablar de dos figuras prácticamente simétricas, pero sus respectivas trayectorias parecen tocarse en algunos puntos comunes. Y esta tarde, en la Kongresshaus de Zúrich, Cristiano ha vuelto a acercarse uno de sus ídolos.

Ronaldo Nazário es el futbolista de la historia que más tiempo tardó en repetir galardón: cinco años. Precisamente hoy se cumplen los mismos cursos de la primera vez que Cristiano se adjudicó el Balón de Oro.

Ronaldo Luíz Nazário de Lima, el brasileño, para entendernos mejor, ganó dos Balones de Oro a lo largo de su carrera. El primero de ellos lo obtuvo en 1997, como jugador del Inter de Milán, aunque en la decisión de los votantes pesaron sobre todo las cifras goleadoras estratosféricas que el ariete sumó durante la primera mitad del año, todavía como jugador barcelonista. Por aquel entonces tenía 21 años, y todavía hoy es el jugador más joven que ha levantado el trofeo. Su segunda distinción llegó en 2002, ya como delantero del Real Madrid, aunque otra vez pesó su rendimiento durante los primeros meses del curso en el Inter y, sobre todo, su protagonismo en la consecución del Mundial de la selección brasileña, celebrado ese mismo verano en Corea y Japón. Entre una gesta y la siguiente, pasaron cinco años, en los que los problemas físicos de sus maltrechas rodillas no le permitieron aguantar con regularidad en la cúspide futbolística. A lo largo de la historia ha habido algunos excepcionales jugadores que han conseguido repetir galardón, pero nunca nadie lo hizo tras un periodo de tiempo tan largo entre uno y otro como el que registró el ‘9’ de la ‘canarinha’. De hecho, de los que han ganado más de una vez el Balón de Oro, Franz Beckenbauer tardó cuatro años en revalidarlo (1972 y 1976); Di Stéfano, un año (1957 y 1959); Keegan y Rummenigge los ganaron de forma consecutiva y los que se hicieron con él en tres ocasiones (Cruyff, Van Basten y Platini), no tardaron más de cuatro años en coleccionarlos.

Cristiano Ronaldo ha revalidado su estatuilla dorada un lustro después de conseguir el primero, el de 2008, cuando por entonces tenía 23 años. En su caso, no han sido los problemas físicos los que han lastado sus posibilidades de éxito, sino más bien un dolor de cabeza llamado Lionel Messi, que no ha dado tregua a su meteórico ascenso en el último periodo. Hoy Ronaldo vuelve a reinar. Como lo hizo hace cinco años y de la misma forma que lo hizo otro Ronaldo.