Cuando al continente se le acabaron las guerras, el fútbol se transformó en el campo de sus batallas transnacionales. La Copa de Europa impulsó los primeros intentos de integración europea y su evolución acompañó la senda del progreso político, económico y social después de la Segunda Guerra Mundial. Equipos, mitos, entrenadores, leyendas… entre todos han configurado una historia dividida en dos páginas: el romanticismo del viejo torneo y la industrialización de la moderna Liga de Campeones.

COMPRAR EN NUESTRA TIENDA

Pero nosotros, en esta nueva entrada de la web, nos quedaremos con la primera. Antes de derivar en un producto blanco y comercial como la Liga de Campeones, la Copa de Europa fue un espejo del continente que éramos: dividido, pobre, cutre. Su fútbol, en las antípodas del artificio actual, destilaba autenticidad. Luego dimos el salto hacia un nuevo escenario que esta misma temporada celebrará un cuarto de siglo de existencia. Pero esa, en efecto, ya es otra historia. En esta galería de imágenes recorremos algunos de los capítulos más ilustres (o desconocidos) de la vieja Copa de Europa. Estas fotos son pedazos de una historia que sí, que ya ha quedado atrás, pero que colocó la semilla de aquello que ahora presume de inacabable. Todas estas instantáneas encontraron cobijo en el #Panenka43, un número de la revista que dedicamos al torneo más prestigioso del viejo continente.

*Si le dais clic a la i en cursiva que aparece a la esquina de cada imagen, se os abrirá una cajita de texto que os ayudará a contextualizarla.