Pasaportes

La primera vez entre Atlético y Borussia Dortmund

Hay que desandar varias décadas para encontrar el primer encuentro entre el Atlético de Madrid y el Borussia Dortmund. Hasta el miércoles 16 de febrero de 1966. “El Borussia tenía previsto un entrenamiento para ayer por la mañana que fue suspendido por el deseo de la expedición germana de visitar el Valle de los Caídos. Por consecuencia ha sido esta mañana cuando los teutones se han entrenado en el propio lugar del encuentro, el Estadio Metropolitano”, aseguró la previa del encuentro de Mundo Deportivo. El encuentro correspondía a la ida de los cuartos de final de la Recopa.

La temporada anterior el Borussia Dortmund había alzado su primera DFB-Pokal al ganar al Alemannia Aachen y el Atlético había conquistado su tercera Copa al superar al Zaragoza por 1-0 en el Santiago Bernabéu, con un único gol del hondureño José Cardona. Los ‘Colchoneros’ ya habían sido campeones de la Recopa en la segunda edición (1962), con triunfo contra la Fiorentina en la final, e iniciaron su andadura en la competición con una eliminatoria con el Dinamo del Zagreb, entre el 15 y el 22 de septiembre.

La previa de Mundo Deportivo del encuentro de ida aseguraba que “un directivo yugoslavo, Valdés, que habla el español casi correctamente, ha manifestado a los periodistas que la esperanza del equipo de Zagreb es no perder más que por uno o dos goles, para tener esperanzas para el segundo partido”, entre anuncios de pisos terminados que se vendían con una entrada de 30.000 pesetas, de emocionantes carreras de galgos en canódromos y de cigarrillos Camel, frescos y recién importados de los EEUU. El entrenador del Atlético, Domingo Balmanya, dijo en la previa que el argentino Edgardo Madinabeytia, portero, tenía “algo de ciática” y que Adelardo Rodríguez estaba “un tanto fastidiado con una gripe”, según Mundo Deportivo. Al final ambos pudieron jugar.

 

En la ida, Emmerich, pichichi de la Bundesliga en 1966 y 1967, adelantó al Borussia Dortmund, pero Mendonça arañó un empate en el 86′

 

Pero el gran nombre de aquel 4-0 fue el angoleño Jorge Alberto Mendonça, autor de un hat-trick: “No puede hablarse en verdad de un choque entre dos equipos: por lo jugado esta noche lo exacto sería decir que un hombre ha ganado a un equipo. Ese hombre ha sido Mendoza, que ha tenido una felicísima actuación en el centro del campo y que la ha coronado con tres tantos de los cuatro encajados por el meta yugoslavo, dos de ellos excelentes y un tercero de auténtica antología”.

“El Dynamo ha hecho un gran fútbol y ha sido el que ha jugado, pero no ha ganado porque para ganar, además de jugar, es necesario tirar a gol. Y el campeón yugoslavo carece por completo de esta característica”, argumentaba la crónica de Mundo Deportivo. Arrancaba así: “Puede adelantarse tras el resultado de esta noche en Madrid que el Atlético de Madrid está clasificado para los octavos de final de la Recopa de Europa”. También marcó Luis Aragonés, además de Mendonça.

El Atlético también ganó en Zagreb, con un solitario gol de Adelardo. “Como en Madrid los yugoslavos han hecho gala de un perfecto juego de fútbol asociación, adoleciendo únicamente la falta de profundidad”, resumió la crónica de Mundo Deportivo. La portada explicaba que el Real Madrid y el Atlético habían eliminado al Feyenoord y al Dynamo de Zagreb en la Copa de Europa y en la Recopa. El Madrid remontó el 2-1 encajado en Róterdam con un 5-0 y acabaría alzando el título, contra el Partizan en Bruselas. El Borussia Dortmund superó al Floriana maltés con un 1-5 de visitante y un 8-0 de local con seis goles de Lothar Emmerich. La primera ronda, con sorteo puro, deparó eliminatorias entre los campeones belga y galés, búlgaro e irlandés, islandés y noruego e inglés e italiano, con triunfo final del Liverpool contra la Juventus del español Luis del Sol.

En la segunda ronda el Atlético apeó al Universitatea Cluj rumano. Ya ganó en la ida, a domicilio. Según Mundo Deportivo, “la serenidad de los vencedores se impuso al ímpetu rumano”. “Unas treinta mil personas ocuparon los graderíos bajo un intenso frío, cielo cubierto y neblina que amenaza nevada. El terreno juego estaba resbaladizo y con zonas peligrosamente heladas”, proseguía el texto antes de añadir que “el árbitro checoslovaco Obtulovic dio por terminado el primer período dos minutos antes del tiempo reglamentario cuando comenzaba a nevar copiosamente”. La misma noche el Barça perdió en Amberes en un partido de la Copa de Ferias, pero remontaría la eliminatoria en la vuelta y acabaría ganando el título tras ganar al Zaragoza en la final.

El partido de vuelta entre el Atlético y el Universitatea Cluj, entonces Stiinta Cluj, se jugó el 15 de diciembre: “Han llegado esta mañana a Madrid procedentes de París por vía aérea, se han dirigido a El Escorial, donde han almorzado con los futbolistas atléticos, que allí estaban concentrados, han visitado por la tarde el Monasterio, del que han hecho grandes elogios, y a las siete y media de la noche han realizado un entrenamiento bajo los focos del Metropolitano”. El equipo madrileño no dio opción al rival y ganó por 4-0, con doblete de Mendonça y tantos de Víctor Díez y Luis Aragonés. Ni notó las bajas de Adelardo, Isacio Calleja y Feliciano Rivilla, lesionados, y José Ufarte, concentrado “con la selección militar que mañana juega en La Condomina contra los Estados Unidos”. El Atlético venció “de manera categórica a los campeones de Rumanía, que han puesto en evidencia su flojedad”. La crónica añadía que el rival demostró “una inferioridad técnica extraordinaria” y “más que un equipo universitario era un conjunto de jugadores de bachillerato, poniendo en práctica un fútbol de patio de colegio”. El Borussia Dortmund sufrió para eliminar al CSKA Sofía: 3-0 en Alemania y 4-2 en Bulgaria.

El primer duelo entre el Atlético y el Borussia Dortmund se disputó el miércoles 16 de febrero en el Vicente Calderón. Según Mundo Deportivo: “El interés es extraordinario no sólo por el encuentro en sí entre las dos equipos, sino también porque por vez primera esta temporada se va a ver en un campo madrileño al fútbol alemán. Si tenemos en cuenta que Alemania ha de ser uno de los contrincantes de España en el Campeonato Mundial de Inglaterra, se comprenderá el interés con que es esperado este partido por parte de nuestros aficionados”. El Borussia Dortmund durmió en El Escorial. La prensa alemana, según recogía Mundo Deportivo en la previa, aseguraba que “Griffa es la figura más peligrosa del conjunto madrileño, pues en él se concentra el 60 por ciento del potencial de juego de todo el equipo. Se destaca también el juego de Mendoza, Collar y Ufarte”.

 

El Borussia Dortmund ganaría al West Ham, vigente campeón, en semifinales, y al Liverpool de Bill Shankly en la final, en Glasgow. Al Atlético se le escaparía esa Recopa, pero conquistaría la liga

 

Emmerich, pichichi de la Bundesliga en 1966 y 1967, adelantó al Borussia Dortmund, pero Mendonça arañó un empate en el 86′. “No ha sido muy afortunado que digamos el comienzo del Atlético de Madrid en los IV de final de la Copa de Europa de Campeones de Copa, torneo vulgarmente conocido por La Recopa”, lamentó la crónica de Mundo Deportivo. El texto admitía que “quedan pocas opciones de sobrevivir en el torneo” y apuntaba que “el inglés Clemens ha dado una lección práctica de lo que serán los arbitrajes en la Copa del Mundo. Su actuación no ha sido mala para el fútbol que se ve y juega fronteras afuera de nuestro país. Pero sí para el que vemos y hacemos por aquí. Ha dejado realizar a los alemanes un fútbol violento al que no estamos acostumbrados y al que hemos de acostumbrarnos de aquí a julio, si queremos hacer algo en Inglaterra”.

La vuelta se jugó el 2 de marzo, sin Griffa ni Mendonça. “Los jugadores españoles, que se alojan en el hotel Westfalenhalle, han firmado autógrafos y contestado a todo tipo de preguntas dirigidas por sus compatriotas que residen en la ciudad y que han creado un clima de ‘ambiente español’, alrededor del encuentro. Todos estos trabajadores han prometido presenciar el partido de mañana, en el que, según sus afirmaciones, no perderán la oportunidad del erigirse como jugador número doce perfecto”, recogía la previa. Pero el Atlético dobló la rodilla. Emmerich avanzó al Borussia Dortmund y el Atlético no supo forzar la prórroga, a pesar de acercarse con peligro a la portería local: “El Atlético de Madrid, que ha realizado un fútbol de mayor calidad, ha pecado en ocasiones de falta de precisión en los pases y sobre todo de premiosidad para acabar las jugadas”.

El Borussia Dortmund ganaría al West Ham, vigente campeón, en semifinales, y al Liverpool de Bill Shankly en la final, en Glasgow: “Presenciaron el encuentro unas 50.000 personas: una cifra escasa para el aforo de Hampden Park, que puede acoger a 134.000”. Fue el 5 de mayo. El día antes Francisco Franco había recibido a los jugadores y a los directivos del Atlético de Madrid en el Palacio de El Pardo: se les escapó la Recopa, pero los ‘Colchoneros’ conquistaron LaLiga.

Arnau Segura

Entradas recientes

Atalanta: la afición que tenía un tanque

El Atalanta es el nuevo campeón de la Europa League. Aquí va un adelanto del…

30 mins hace

La última transformación de Christian Streich

Tras 12 años al mando, el entrenador del Friburgo, uno de los más icónicos del…

23 horas hace

Kross, tócala otra vez

Si preguntan qué es lo mejor que puedes hacer con un balón, nadie contestaría lo…

2 días hace

Jamás te fíes de Berbatov

Fue uno de los últimos delanteros de su especie. Fino. Elegante. Discreto. Entraba en el…

2 días hace

Siempre nos quedará Anfield

La historia del Liverpool y Jürgen Klopp llega a su fin. Esta es la carta…

6 días hace

Brazalete Files #07 | La Peña Ibérica: hooligans de hace un siglo

Recorremos la Barcelona de los años 20 con José Fernando Mota Muñoz para hablar del…

6 días hace