Hay jugadores que no sabes el porqué, pero te llaman poderosamente la atención y sin necesidad de haberlos visionado en demasía antes de que se aposenten en la sien. Esto me ocurrió con un central zurdo, joven y que, aunque naciera en el territorio de las barras y las estrellas de su bandera, se desvive por la nación de los zuecos, del Barrio Rojo y la de los escaparates llamativos con luces de neón de colores psicodélicos.

El día después de que el Ajax se lo pusiera todo de color hormiga a la Juventus en la Champions League, en su propia guarida y todavía con la resaca de aquello, la entidad de Ámsterdam anunció la incorporación de un nuevo defensor para su zaga. De este modo, parecía anteponerse a la desbandada general que se preveía en verano. Kik Pierie fue el flamante fichaje ‘ajacied‘.

 

“Los rasgos más importantes son su gran personalidad y su enorme calidad con el balón en los pies”

 

“Los rasgos más importantes son su gran personalidad, ya que es un chico que no teme a nada a pesar de su precoz edad para jugar en la élite, y su enorme calidad con el balón en los pies. Nunca le tiembla el pulso, tiene una gran salida de balón y el poder jugar de lateral izquierdo le ha permitido aventurarse desde atrás para dar salida y apoyo a su equipo”. Así define el periodista Alex Heredia (@aheredia23) al bisoño defensor holandés.

Pierie, nacido en Boston, estado de Massachussets, en el 2000, debutó a la temprana edad de 16 años con el Heerenveen, el equipo neerlandés inconfundible por los corazones que impregnan su escudo y su vestimenta. En las dos temporadas que lleva jugando en la Eredivisie solo se ha perdido seis encuentros. Este hecho seguro que es una de las causas por las que el actual campeón del torneo de la regularidad holandesa abonó cinco millones de euros, según Transfermarkt, por el internacional ‘oranje‘ en categorías inferiores.

Con 14 años disputó la prórroga de la final de la Copa Juvenil frente al AZ Alkmaar, como informó Tomàs Martínez Pés (@TomasMartinez23) en un análisis pormenorizado que hizo sobre el futbolista, siendo ese encuentro entre chavales de la generación de 1996, cuatro años más que Kik. Este hecho habla muy a las claras del potencial tan precoz del neerlandés con origen norteamericano.

Heredia, que incide en que la juventud del zaguero a veces se nota porque pierde la posición, deja a su equipo mermado por asumir riesgos innecesarios o realiza faltas absurdas, remarca que la personalidad y el descaro, junto a su buen trato del esférico del holandés, es lo que le ha hecho llegar hasta aquí. Pierie, que tiene una zurda exquisita, es capaz de rebasar líneas contrarias y de presión con sus pases a los centrocampistas. Pero no solo eso. También puede lanzar cambios de orientación teledirigidos a los extremos para darle vigor a las embestidas de su equipo.

Al tulipán se le ha podido vislumbrar desempeñando varias posiciones dentro del terreno de juego. “Donde más cómodo se le ha visto es como central izquierdo. Allí es donde creo que Kik da su mejor versión con un compañero en la zaga y un lateral con el que se asociarse en corto en caso de que sea necesario”, explica el periodista. Sin embargo, pese a tener un gran cantidad de virtudes, el juego aéreo no es una de ellas.

 

“Jugaré en el Heerenveen y luego ficharé por el Ajax para poder acabar en el FC Barcelona”

 

Hay que marcase metas en la vida de cada uno. Cuando el número de velas en la tarta de cumpleaños no alcanzaba a dos dígitos, el que era un niño de la patria holandesa a pesar de su pasado yanqui demostró su ambición con las siguientes palabras: “Jugaré en el Heerenveen y luego ficharé por el Ajax para poder acabar en el FC Barcelona”. Por ahora, Pierie ha viajado hasta la segunda parada de ese anhelo que tiene en las entrañas. Al respecto, Heredia declara: “Solo mantenerse en el buen camino le puede permitir acabar ese sueño como él quiere. Por talento no será, eso seguro, ya que va sobrado de ello”.

Gustan mucha las comparaciones en el mundo del fútbol; que si este se parece a aquel por tal movimiento, por la posición, o solo Dios sabe el motivo. Pero es evidente que el aterrizaje en el Johan Cruyff Arena suscita cotejo entre el que todavía no se ha ido y el que se ancla en su misma demarcación. “Matthijs de Ligt va a dejar un vacío enorme en el Ajax, no solo por talento, sino también por carácter. Él es el capitán, el general, quien no permite que nadie pierda la concentración ganando 5-0 o perdiendo 0-5. Ese papel pocos pueden ejercerlo con el respeto que tiene De Ligt”, expone Heredia. Por otro lado, en esta nueva andadura, el que fuera jugador frisio mostrará su valía en este nuevo conjunto sin la necesidad de asemejarse a nadie. Como Gary Cooper, estará Solo ante el peligro e irá a por todas.

En su camino de aprendizaje, el conjunto tetracampeón de la Copa de Europa puede que sea ese martillo que rompa el hielo que custodia la capacidad futbolística de Kik, deshojando su talento. La travesía de este holandés en el máximo escenario balompédico mundial ira despojando sus capas. El tiempo y él mismo demostrarán si se convierte en un unicornio o en un burro con un desatascador en la cabeza. Pero todo hace indicar que no será esta segunda opción.