¿Se pueden incorporar futbolistas libres siendo un club de élite? Por poder sí, se pueden fichar magníficos jugadores que terminan contrato sin tener que soltar una millonada por su transferencia, aunque el salario de dicho futbolista será elevado por haber elegido destino. En el año futbolístico de los Neymar (222 kilos), Coutinho (120 kilos), Dembélé (105 kilos), Lukaku (85 kilos), van Dijk (79 kilos) y Diego Costa (66 kilos) parece imposible acudir al mercado sin que vayas a perder varios órganos vitales en el intento. Algo así como despertar en una bañera con hielos y una larga cicatriz cubriendo medio cuerpo. En cuanto uno ha realizado una venta importante los demás clubes huelen la sangre, huelen el dinero fresco y tratarán de sacar la máxima millonada posible por simples medianías o jugadores de élite. En cuanto Real Madrid, FC Barcelona, Manchester United o PSG llaman a la puerta, automáticamente el precio sube 20 kilos. Siempre ha sido así, lo que pasa es que hoy en día las cifras oscilan los 200 millones.

Existe un club que siempre trabaja en la sombra y que en las últimas temporadas ha incorporado magníficos futbolistas a coste cero: la Juventus. La gran mayoría le han dado un rendimiento deportivo notable e incluso han conseguido venderlos, varias temporadas después, por un precio elevado. Por lo tanto, la Juve al actual mercado le saca rendimiento económico y deportivo. En 2011 llegó el primero, y posiblemente más importante, de todos. Parecía que la magia de Andrea Pirlo ya no iba a dar más de sí, que el guante que tenía por pie tenía los días contados. Pues no, en las cuatro temporadas que vistió la camiseta de La Vecchia Signora llevó a sus compañeros a dominar Italia, así lo atestiguan los cuatro Scudettos, una Coppa Italia, y una final de la Champions League. Imagino a los dirigentes del Milan dándose cabezazos contra la pared, al igual que había sucedido una década atrás con los del Inter.

Un año después llegó, también libre, Paul Pogba. Recuerdo que en aquella época el Manchester United tenía dos joyas, una era el francés y la otra Ravel Morrison. Al segundo no le han ido las cosas bien, de hecho fichó por la Lazio y ahora anda cedido en la liga mexicana, un drama. Pogba llegó a Turín como un proyecto de gran futbolista, Ferguson no terminaba de ofrecerle todo el protagonismo que sí le dio la Juve. Por lo tanto, en la Juve se salió. Adquirió regularidad en su juego, algo que le está costando en el United, y sobre todo la capacidad para decidir partidos ya fuera con un gol o una brillante asistencia. Pero la mejor jugada de la Juventus fue la siguiente: firmar a Pogba gratis, sacarle un gran rendimiento durante cuatro temporadas y vendérselo al propio United por 105 kilos. Genios.

Junto a Pogba llegaba en 2013 Fernando Llorente. El delantero riojano no había renovado su contrato con el Athletic y tras varios meses de polémica, llegó libre a Turín. Su primera temporada fue magnífica, anotó 16 goles en Serie A y se acercó a las cifras que había mantenido años atrás con el Athletic, formó una notable delantera junto a Tévez. Poco a poco fue perdiendo la titularidad y contando cada vez menos, tan solo varias temporadas después, en el Swansea, recuperó su nivel. Teniendo en cuenta que la apuesta por Pogba había sido todo un éxito, la Juve incorporó a Kingsley Coman mediante la misma fórmula. Coman era uno de los jóvenes jugadores del PSG con mayor proyección, terminaba contrato y recibió la llamada de Marotta. Había sido el futbolista más joven en debutar con el primer equipo del PSG a los 16 años, pese a no tener gran protagonismo con el conjunto parisino llenó su palmarés con dos Ligue 1. Si bien es cierto que le costó también contar con muchos minutos en la Juventus, continuó acumulando títulos antes de salir cedido al Bayern de Munich. El joven proyecto que había llegado en 2014 a Turín se iba un año después rumbo a Múnich dejando 20 millones en la caja del club. Coman lleva cinco ligas consecutivas en tres equipos y tres países diferentes.

En 2014 otros dos futbolistas llegaron a coste cero: Neto y Sami Khedira. El alemán dejó el Real Madrid tras cinco temporadas y varios títulos, en el que destaca la Champions. Con las temporadas, debido también a una grave lesión, Khedira fue perdiendo protagonismo en Madrid y así es como la Juve aprovechó el momento idóneo y lo convenció para que llegara libre a Italia. Desde su llegada se ha convertido en pieza fundamental para Allegri y el centro del campo de La Vecchio Signora, lo juega prácticamente todo e incluso anota varios goles por temporada. Neto llegó libre de la Fiorentina, un portero más del que se creía que podría reemplazar a Buffon y finalmente jugó realmente poco. Es ahora, en el Valencia, donde está pudiendo destacar, la Juve lo ha dejado escapar a cambio de 6 millones.

Posiblemente, junto a Pirlo, la llegada de Dani Alves haya sido la más importante de todas. Si bien es cierto que el lateral tan solo ha estado una campaña en Turín, dotó a la Juve de su ambición por ganar cualquier encuentro. Volvió a mostrar un gran nivel, ese que durante años le permitió ser el mejor lateral derecho del mundo y posiblemente uno de los tres mejores de la historia. Perdió la única final de su carrera ante el Real Madrid en la Champions y todavía la Juve está tratando de sobrevivir a su ausencia. Parece, según apuntan varios medios cercanos a la Juventus, que el próximo que podría llegar a coste cero es Emre Can. De confirmarse esta noticia, será una nueva demostración de La Vecchia Signora al resto de grandes clubes de Europa: uno puede reforzarse de brillantes futbolistas poniendo lo justo encima de la mesa.