Cada temporada la Europa League va captando más adeptos y es lógico, es un torneo impredecible y la esperanza de muchos grandes pasa por levantar el trofeo para así salvar su temporada. Aquí encontramos a bestias como Borussia Dortmund, Milan, Arsenal, Olympique de Marsella, Atlético de Madrid, Zenit o Celtic. Hasta cinco campeones de Europa se citan en la presente competición. Como casi siempre, los equipos de la Liga parten como favoritos pese al pedigrí de los otros rivales. Vamos a conocer cómo llegan los que serán adversarios de Real Sociedad, Athletic Club, Atlético de Madrid y Villarreal.

Red Bull Salzburg: el gran dominador de Austria

La Europa League es sinónimo de clubes como el Red Bull Salzburg, aquí están cada temporada dando guerra aunque quizá menos de lo que creíamos. Desde que la marca de bebida energética le diera casi todo el protagonismo europeo al RB Leipzig, también estará en la Europa League pues ha caído en Champions, el equipo austríaco ha ido perdiendo protagonismo. Espero no ser el único que echa de menos al bueno de Jonathan Soriano haciendo goles todos los jueves, menuda bestia era. El rival de la Real Sociedad, como casi siempre, va líder de la Bundesliga de Austria, por algo lleva ganadas las últimas cuatro de manera consecutiva. De todas formas, se ha situado líder debido a la mala racha que lleva el Sturm Graz, sus tres últimas derrotas han hecho que el RB Salzburg se ponga en primera posición. Tan solo han perdido un partidos de los 22 disputados en su campeonato nacional. La fase de grupos de la Europa League también ha sido impecable, con 12 puntos lideraron un grupo con Olympique de Marsella, Konyaspor y Vitoria Guimaraes, sin conceder una sola derrota y con un gol en contra. En ataque cuentan con buenos jugadores como Berisha, Minamino o Hwang, pero quien más está destacando esta campaña es el israelí Dabbur. El ex futbolista del Grasshopper suma 13 goles en liga y 5 en la presente Europa League.

Spartak de Moscú: mucho más que el frío

Como todo equipo que realiza un parón en estas fechas, es toda una incertidumbre en qué estado de forma llega el Spartak de Moscú a la Europa League. Su último encuentro data del 10 de diciembre, aquel día le metieron un 3-0 al CSKA. Antes de que llegara el duro invierno a Rusia, el Spartak llevaba una racha de 13 partidos consecutivos sin conocer la derrota, están en tercera posición en el campeonato liguero por detrás del Zenit, igualados a puntos, y a ocho de un gran Lokomotiv. La llegada de Massimo Carrera ha supuesto un gran cambio para el equipo de los hermanos Starostin, ya el año pasado volvieron a ganar una Premier rusa que no llegaba a sus vitrinas desde 2001. El club de Moscú guarda similitudes con el Athletic, son un conjunto capaz de lo mejor y lo peor en cualquier escenario. Muestra de esa irregularidad está la presente Champions, el Spartak lo mismo consiguió derrotar 5-1 al Sevilla y perder por 7-0 ante el Liverpool. La gran estrella rusa es el neerlandés Quincy Promes, 10 tantos lleva esta temporada y en las cuatro que lleva defendiendo la camiseta del Spartak ha pasado de esa cifra. También son conocidos otros jugadores como Tasci, Bocchetti, Glushakov, Kombarov, Pasalic o Luiz Adriano. En este mercado invernal han incorporado a dos futbolistas interesantes: Hanni y Maksimovic.

FC Copenhague: Solbakken ante el gran favorito

Hace un año destacábamos el buen estado de forma que atravesaba el Copenhague, firmaba una gran Europa League y en la liga danesa parecía imparable, de hecho estuvo durante meses sin conocer la derrota. Pues bien, un año después las sensaciones son distintas. La Superliga danesa ha vuelto este pasado fin de semana y el equipo más laureado del país venció 5-1 al Randers, último clasificado, pero ni mucho menos lideran la tabla, están en cuarta posición y muy lejos de Midtjylland y Brondby. No sabemos qué planes tendrá Solbakken para enfrentarse al Atlético, pero lo cierto es que se trata del rival menos idóneo para mejorar su imagen. Pasaron la fase de grupos de la Europa League de milagro, se lo jugaron todo al último partido frente al Sheriff moldavo y tras derrotarles consiguieron el pase como segundos de grupo. El aún joven promesa danesa Viktor Fischer ha vuelto a casa, en el último encuentro estrenó titularidad y anotó su primer gol como jugador del Copenhague. Pero posiblemente su futbolista más destacado sea el chipriota Pieros Sotiriou. El ex jugador del APOEL suma 10 goles en la liga danesa, todavía lejos de los 21 que logró la temporada pasada en su país natal, pero está firmando unos buenos registros.

Olympique de Lyon: quieren la final en casa

Estamos ante uno de los duelos con más nombre y no es para menos, se citan el cuarto clasificado de la Ligue 1 y el quinto de la Liga. Ninguno de los dos equipos llega bien, el conjunto de Lyon encadena tres derrotas consecutivas y el ‘submarino amarillo’ dos seguidas. No sabemos si el OL fiará toda su temporada a la carta de la Europa League pero es posible, ya que poseen futbolistas muy diferenciales y además la final se jugará en su feudo. Los de Lyon se clasificaron en segundo lugar tras un Atalanta que ha sido la gran revelación del torneo y por delante de un deprimente Everton. El gran peligro del conjunto francés nace en las botas de Fekir, lleva 16 goles en liga, y en la velocidad de los Mariano, Traoré, Cornet y Depay. El problema de Bruno Genesio reside en su defensa, lo que parecía un buen bloque en las últimas jornadas está cayendo y les han surgido dudas. Otro que como Fekir puede subir su cotización para los próximos mercados de fichajes es NDombelè. El joven medio de 21 años tendrá un duelo maravilloso con otra perla de las que está siendo revelación en la liga española como es Rodri Hernández, pese a su juventud sostienen a dos equipos de nombre como OL y Villarreal.