Hubo un tiempo, hace no demasiado, en el que la selección española dejaba dudas a la hora de sus convocatorias en varias posiciones y en muy pocas había una certeza máxima. En la portería, aún continúan esas incógnitas, y en los laterales e incluso en el ataque había opiniones de todo tipo. Donde no surgía ni un ápice de dilema era en el centro del campo. Todo un sota, caballo y rey. Iniesta, Xavi, Busquets y Xabi Alonso eran la Santísima Trinidad. Ahí estaban esos cuatro ante cualquier partido clasificatorio, final o pachanga. Después les seguían los Silva, Cesc, Cazorla, Javi Martínez o Mata. Ahora, con la Eurocopa de 2020 en el horizonte, resulta complejo acertar por dónde irán los tiros de Robert Moreno en esa zona del césped.

SERGIO BUSQUETS (31 años)

Resulta difícil cuestionar a un futbolista como Busquets, teniendo en cuenta la relevancia que posee en el Barcelona y la selección. Pese a haber perdido peso en ambos equipos, lo ‘normal’ es que continúe siendo un fijo en el once. De su papel y estado de forma en el Barça dependerá. Busquets necesita brillar en un contexto concreto donde todos defienden, no le provocan largas transiciones y en sus botas nace cada jugada.

SAÚL ÑÍGUEZ (24 años)

El futbolista del Atlético de Madrid afrontará la Eurocopa en una edad óptima. Aunque sorprenda, aún tiene 24 años pese a llevar tantas temporadas en la élite. Debería ser un fijo en la selección, pero es un jugador que parece estar en la indefinición continúa. Todavía parece que se le está buscando una posición sobre el campo, no termina de consagrarse en ninguno de los puestos del medio. Habrá quien le discuta porque su estilo no casa con el del combinado nacional, pero es como decir que Ronaldo no podía ser delantero porque estaba gordo.

DANI CEBALLOS (23 años)

Parece que ya se ha consolidado en las convocatorias de la absoluta tras brillar en la sub-21. Ceballos reclamaba protagonismo, quería sentirse capaz de mostrar su fútbol, que es mucho y muy bueno, lejos del Real Madrid. En Londres ha encontrado su sitio. Sus cualidades casan con el vértigo que es el ataque del Arsenal y Emery confía en él. Por lo tanto, se están dando todos los ingredientes para que el andaluz sea una pieza indiscutible en España.

FABIÁN RUIZ (23 años)

Si en el mes de octubre, a muchos meses del inicio del torneo, tuviera que apostar por un jugador que vaya a ser titular sería por Fabián. Su crecimiento es una locura, cada partido parece más bueno y su fútbol ha alcanzado la madurez. Aunque Ancelotti todavía no sabe muy bien dónde ponerlo, lo pone siempre. Y eso es lo importante. Robert Moreno ya le ha dado las llaves de la selección y está siendo de las noticias más positivas en cada uno de los partidos.

SANTI CAZORLA (34 años)

“Es que tiene 34 años”. “Es que Cazorla es la generación anterior”. Dejémonos de tonterías, si Cazorla está a su nivel, nadie debe dudar de sus convocatorias. El Villarreal ha tenido un inicio de liga notable, es uno de los equipos que más goles produce y en gran medida es gracias al asturiano. De acuerdo, no será el Cazorla de diez años atrás, pero todavía tiene cuerda de sobra. No debemos olvidar que al fútbol se juega con la cabeza y ahí Cazorla es de los mejores.

RODRI HERNÁNDEZ (23 años)

Si Guardiola no lo funde, estará en la Eurocopa. En Mánchester se siente el jefe de la barraca, el City reclamaba como agua de mayo a un futbolista de sus cualidades. Todavía tiene que hacerse al fútbol británico, pero ya posee la capacidad para dominar los encuentros. Hay quien lo reclama ya como titular para sustituir a Busquets, méritos está haciendo para lograr ese puesto. La mala suerte es que en frente tiene a un ‘5’ histórico, como en su día les sucedió a los suplentes de Xavi.

THIAGO ALCÁNTARA (28 años)

Todos creíamos que para 2019 Thiago no solo iba a ser un titular indiscutible, pensábamos que iba a ser el eje de la selección española. Pero no, por A o por B esa situación nunca se ha dado y da la sensación de que tampoco ha estado cerca de ocurrir. Las lesiones han frenado su regularidad, pero sí continúa siendo un pilar. De su calidad nadie puede dudar a estas alturas, pero quizá no haya terminado de dar el paso que se le presuponía en la selección absoluta.

DANI PAREJO (30 años)

El capitán del Valencia posiblemente esté atravesando sus mejores años. De futbolista brillante que dejaba algún chispazo ha pasado a ser todo un líder. Asume tantas responsabilidades que asusta. Pero claro, al igual que les sucede a otros tantos, sus convocatorias dependen de su club, en este caso inmerso en una vorágine. Las tres veces que ha sido convocado recientemente ha sido titular, eso algo quiere decir. Por fútbol no será, dependerá de cómo vaya su temporada en Valencia.

KOKE (27 años)

Ha desaparecido del mapa. Desde el pasado Mundial apenas se ha vuelto a saber de Koke. En el Atlético continúa siendo un futbolista clave y lo sigue jugando todo, pero parece que ya nadie se acuerda de él. Su última presencia con España data del 11 de octubre de 2018 frente a Gales en un amistoso. A partir de aquel día, Koke no ha vuelto a vestirse la camiseta roja. En su caso, continuidad va a tener en su club para poder demostrar que sigue siendo válido.

SERGI ROBERTO (27 años)

Su caso se parece, en cierto modo, al de Saúl. El catalán continúa jugando con Valverde aunque cada vez menos en el lateral, parece que Semedo se ha afianzado en esa posición. Así pues, a Sergi Roberto le queda la opción de jugar en medio, algo que ya ha hecho bajo la llamada de Luis Enrique en el clasificatorio en Islas Feroe. Su indefinición posicional y la gran competencia que hay en el centro del campo la perjudican, todavía no ha sido llamado por Robert Navarro.

SERGIO CANALES (28 años)

Al igual que le ocurre a Parejo, Canales necesita de un buen Betis para poder presentar su candidatura a la Eurocopa. Desde que fuera convocado en el mes de marzo no ha vuelto a ir con la selección española. ¿Calidad? Toda la del mundo y más. En cuántos otros países llevaría ya más de 30 presencias son su selección nacional. Entre sus lesiones y la gran competencia que ha habido, tan solo cuenta con dos. Estoy convencido de que el seleccionador no le pierde la pista, porque a Canales es de esos que hay que ver y sobre todo tenerlo muy cerca.