Gran inicio de temporada

El Besiktas siempre ha sido un equipo bastante molón, como la gran mayoría de conjuntos turcos. De hecho, su camiseta siempre me ha resultado preciosa. Las águilas negras son un grande venido a menos, pero ahora están intentando volver a reinar en Turquía. La pasada temporada lograron la Superliga turca, un título liguero que no conseguían desde el año 2009. Esto son muchos años de sequía para un equipo que tiene detrás a tanto hincha ferviente. El título conquistado tuvo valor doble. Ya que además de llevarse el trofeo, vieron como el Galatasaray se hundió en la sexta posición. Han mantenido el bloque respecto al año pasado, pero hay varios matices muy importantes. El primero de ellos es que Mario Gómez ya no está. Tras revivir en Estambul con 26 goles, ha vuelto a la Bundesliga. Lo mismo podemos decir del argentino José Sosa, quien fue el máximo asistente de liga y ahora está en Milán. Si repasamos la plantilla del Besiktas, no encontramos apenas jugadores casi retirados. Hay mucho mito, pero pocos se van arrastrando por el césped y están solo allí para ganar dinero. Si hasta Quaresma o Adriano corren, será por algo.

Dirigidos por un mito turco

GunesSenol Günes, actual técnico del Besiktas, es toda una leyenda del Trabzonspor. Defendió la camiseta del club de Trebisonda durante más de una década, y conquistó 6 ligas turcas. El dato mola más al saber que son todas las ligas que posee el Trabzonspor en su historia. Tras su retirada, como técnico ha logrado más títulos para sus vitrinas. Además, ha pasado por otros equipos locales. Pero Günes saltó a la fama internacional en 2002. Por aquel entonces era el seleccionador nacional, e hizo que Turquía fuera tercera en el Mundial de Corea y Japón. ¡Qué equipazo tenían! Rustu, Basturk, Emre, Hasan Sas o Hakan Sukur. Bueno, mejor voy a parar que me emociono. Fue designado por la UEFA mejor entrenador de ese año. En las últimas temporadas, su buen hacer en el Bursaspor, donde perdió la final de copa, le han llevado al Besiktas. Tan solo lleva dos años en Estambul, pero de momento sus números son realmente buenos. Ha devuelto a las águilas negras un título que se les resistía 14 años, el primero en su carrera como entrenador. Su 4-2-3-1 es un clásico. Le han quitado jugadores importantes, pero sigue sacando un gran rendimiento a su plantilla. Pelearán la liga hasta al final (de momento van segundos e invictos), y de ellos depende pasar a la siguiente ronda de la Champions League.

Una defensa veterana pero efectiva

AdrianoLa portería la defiende un conocido del fútbol español. Fabricio, ex Depor o Betis, ha llegado esta temporada libre y se ha hecho con la titularidad. En liga tan solo han encajado nueve goles en once partidos, en Champions el balance es algo peor. Poseen en defensa jugadores muy experimentados. Parten como titulares dos brasileños: Marcelo (ex PSV o Hannover) y Rhodolfo. También suele jugar el serbio Dusko Tosic, aunque puede actuar como lateral izquierdo. El Besiktas es un equipo que juega mucho por banda, sus laterales se proyectan en ataque. Y para ello están tres piezas muy contrastadas: Andreas Beck, Gokhan Gonul y Adriano.  Entre estos jugadores se van repartiendo las posiciones. El alemán Beck incluso ha jugado en la izquierda debido a la grave lesión de Caner Erkin. No parece una defensa muy fiable, sufren mucho a las espaldas, pero hasta el momento sus números son buenos. Ante rivales con una transición rápida sufren.

Trabajo, trabajo y más trabajo

HutchinsonEl centro del campo no es gran cosa. Günes opta siempre por meter a dos futbolistas que den solidez al juego de banda. Es en el caos donde se siente más cómodo el Besiktas, es por eso que necesita estabilidad en el centro. El canadiense Atiba Hutchinson suele ser habitual en el once inicial. Ofrece un gran despliegue físico, se pasa los partidos corriendo de un lado a otro, y con el balón en los pies se defiende. Su acompañante pueden ser Necip Uysal o Inler. Todos ellos ofrecen lo mismo: correr y correr. El técnico podría apostar por retrasar la posición de Tolgay Arslan, este sí es un futbolista más habilidoso. No suman muchos goles, es poco frecuente verlos en posiciones de ataque. Un déficit de las águilas negras es abusar en ocasiones del balón largo, sin que pase demasiado por la sala de máquinas. Es cierto que Inler, por ejemplo, posee un gran cañón con ambas piernas pero no retienen el cuero. Cuando tienen que atacar en estático sufren más. Ozyakup es el futbolista que más brilla en su centro del campo, habilidoso y con capacidad para el último pase, tiene gol. Con esa línea de tres por detrás del delantero, el equipo se puede romper fácil.

Único delantero y bandas muy habilidosas

AboubakarPara el técnico turco tener un delantero como referencia y una línea de tres, por detrás, es sagrado. Han cambiado de protagonista pero no de idea. De Mario Gómez a Vincent Aboubakar. Ojo, que el cambio no ha sido tan dramático como parecía. El delantero camerunés (cedido por el Oporto) no está alcanzando las cifras del alemán, pero ya solo por su sacrificio ha resultado ser una buena incorporación. Cuando Aboubakar se aburre de pelear como un loco, cae a banda y uno de los extremos acude a su espacio. Esto lo suele hacer con el máximo goleador del equipo: Cenk Tosun. Es un futbolista muy interesante, juega por banda derecha y tiene gol. En el otro extremo está la leyenda, el inigualable, Ricardo Quaresma. Y en medio, de enganche, suelen jugar Tolgay Arslan, Ozyakup o Talisca. El brasileño, cedido por el Benfica, tiene mucho gol. Es un gran llegador, con buen disparo. La idea en ataque es sencilla: correr y centrar por banda. Buscar al 9 hasta la extenuación. Sobre todo desarrollando un juego por banda, acompañado de los dos laterales. Adriano también suele actuar como extremo, al igual que Kerim Frei.

Punto fuerte: juego por banda, gracias a sus extremos y laterales de largo recorrido.

Punto débil: ataque en estático y capacidad para elaborar jugadas largas.