El Atlético de Madrid ha hecho oficial la vuelta de Fernando Torres al club colchonero. Siete años después de marcharse con dirección a Liverpool y tras su paso por el Chelsea y el Milan, el ‘Niño’ vuelve al club de su vida. Cierra así una etapa en la que se ha convertido en uno de los delanteros más codiciados del planeta y regresa en su madurez futbolística con una mochila llena de experiencia a sus espaldas.

Nuestro compañero Santi Retortillo tuvo la oportunidad de hablar con el punta de Fuenlabrada al inicio de la presente temporada, en una entrevista publicada en el Panenka #33. En ese momento iniciaba con ilusión una nueva etapa en el Calcio. Las cosas en San Siro no han acabado de salir como esperaba, pero el titular de aquella entrevista parecía ser premonitorio de lo que estaba por venir. “El Atlético ha sido mi única casa”, expresaba Torres.

COMPRAR EN NUESTRA TIENDA

En el Atlético cumplió un sueño, en el Liverpool se hizo grande como futbolista y en el Chelsea ganó los títulos que le faltaban. “Me hubiera gustado juntar un poco de todo lo vivido en cada club en un mismo sitio, pero eso es imposible”, reconocía el futbolista madrileño, haciendo balance de una carrera que aún tenía capítulos por escribir.

En esa charla, siempre que Torres se refería a club rojiblanco, se adivinaba en sus palabras un agradecimiento sincero, pero también un cierto sentimiento de nostalgia. “He tenido la suerte de poder debutar en el Atleti, en el Calderón, mi sueño desde pequeño. Más allá de eso yo no pensaba en nada, así que todo lo que ha venido después ha sido un regalo. Me habría gustado ganar títulos con el Atleti, pero no pude. Es una espina que no sé si tendré clavada para siempre, pero me quedo con el orgullo de haber defendido esa camiseta con todo el corazón”, comentaba Torres cuando todavía no sabía que la oportunidad de quitarse esa espina llegaría finalmente.